Inicio » Temas » Vivienda

Compra/venta

La certificación de eficiencia energética de la vivienda

Para alquilar o vender una vivienda es obligatorio contar con certificado de eficiencia energética. Un documento con el que se informa de forma objetiva de las caracterísricas energéticas de los inmuebles, lo que facilita su adecuada valoración por quien lo adquiere

Etiquetas:

El 13 de abril de 2013 fue publicado en el Boletín Oficial del Estado el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios. Esta normativa, establece que el certificado de eficiencia energética de la vivienda será presentado o puesto a disposición de las personas compradoras o arrendatarias en los contratos de compraventa o arrendamiento que se celebren a partir del 1 de junio de 2013.

Por lo tanto, desde el 1 de junio de 2013, se exige la existencia de certificado de eficiencia energética para todo inmueble cuando su propietario o propietaria desee venderlo o alquilarlo.

¿Qué implica el certificado de eficiencia energética de una vivienda?

La finalidad de contar con este certificado es promocionar la eficiencia energética mediante una información objetiva que de manera obligatoria proporcionará a las personas que compren o utilicen la vivienda, todo ello con relación a las características energéticas de los edificios. Con este certificado se permitirá una más adecuada valoración y comparación de las prestaciones de distintas viviendas por parte de la persona usuaria. Se mide, por lo tanto, la eficiencia de un edificio en cuanto al consumo de energía.

Se persigue: reducir el consumo energético y aumentar la información de la persona compradora o arrendataria de una determinada vivienda.

Mediante la certificación energética, la ciudadanía conocerá las medidas específicas que podrá adoptar para mejorar la calificación energética de su vivienda, ganando de este modo comodidad, sostenibilidad ambiental, ahorro económico y valor de dicha vivienda.

¿A qué edificios se aplica la nueva norma?

- Edificios de nueva construcción.

- Edificios o partes de edificios existentes que se vendan o alquilen a una nueva persona arrendataria, siempre que no dispongan de certificado en vigor.

- Edificios o partes de edificios en los que una autoridad pública ocupe una superficie útil total superior a 250 m2 y que sean frecuentados habitualmente por el público.

¿A qué edificios no se aplica la nueva norma?

- Edificios protegidos oficialmente por ser parte de un entorno declarado o en razón de su particular valor arquitectónico o histórico, siempre que cualquier actuación de mejora de la eficiencia enegética alterase de manera inaceptable su carácter o aspecto, siendo la autoridad que dicta la protección oficial quién determine los elementos inalterables. 

- Edificios o partes de edificios utilizados exclusivamente como lugares de culto y para actividades religiosas.

- Construcciones provisionales con un plazo previsto de utilización igual o inferior a 2 años.

- Edificios industriales, de la defensa y agrícolas no residenciales, o parte de los mismos, de baja demanda energética. Aquellas zonas que no requieran garantizar unas condiciones térmicas de confort, como las destinadas a talleres y procesos industriales, que consideran de baja demanda energética. 

- Edificios o partes de edificios aislados con una superficie útil total inferior a 50 m².

- Edificios que se compren para reformas importantes o demolición.

- Edificios o partes de edificios existentes de viviendas, cuyo uso sea inferior a 4 meses al año, o bien durante un tiempo limitado al año y con un consumo previsto de energía inferior al 25 % de lo que resultaría de su utilización durante todo el año, siempre que así conste mediante declaración responsable de la persona propietaria de la vivienda.

¿Qué contempla el Certificado de Eficiencia Energética?

- La persona promotora o propietaria de un edificio o parte del mismo, ya sea de nueva construcción o existente, será responsable de, en su caso, su realización y de conservar la documentación que se genere.

- Ofrecerá información exclusivamente sobre la eficiencia energética del edificio y no supondrá acreditación del cumplimiento de ningún otro requisito exigible al mismo.

- Será suscrito por personal técnico competente, es decir:

  • Persona que esté en posesión de cualquiera de las titulaciones académicas y profesionales habilitantes para:

    • la redacción de proyectos o dirección de obras y dirección de ejecución de obras de edificación o

    • para la realización de proyectos de sus instalaciones térmicas o

    • para la suscripción de certificados de eficiencia energética, o

    • haya acreditado la cualificación profesional necesaria para suscribir certificados de eficiencia energética).

      Este personal técnico será elegido libremente por la propiedad del inmueble a certificar.

- La parte propietaria o promotora presentará el certificado obtenido para su registro en la Delegación Territorial de la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la provincia, que debe conservarse ante posibles inspecciones (para comprobar y vigilar el cumplimiento de la obligación de certificación de eficiencia energética de edificios) y posteriores transacciones.

- Contendrá, como mínimo y entre otras, la siguiente información:

  • Identificación del edificio o de la parte del mismo que se certifica, incluyendo su referencia catastral.

  • Indicación del procedimiento reconocido utilizado para obtener la calificación de eficiencia energética.

  • Indicación de la normativa sobre ahorro y eficiencia energética de aplicación en el momento de su construcción.

  • Descripción de las características energéticas del edificio: envolvente térmica, instalaciones térmicas y de iluminación, condiciones normales de funcionamiento y ocupación, condiciones de confort térmico, lumínico, calidad de aire interior y demás datos utilizados para obtener la calificación de eficiencia energética del edificio.

  • Calificación de eficiencia energética del edificio expresada mediante la etiqueta energética.

  • Para los edificios existentes, documento de recomendaciones para la mejora de los niveles óptimos o rentables de la eficiencia energética de un edificio o de una parte de este, a menos que no exista ningún potencial razonable para una mejora de esa índole en comparación con los requisitos de eficiencia energética vigentes. Las recomendaciones incluidas en el certificado de eficiencia energética abordarán:

    • Las medidas aplicadas en el marco de reformas importantes de la envolvente y de las instalaciones técnicas de un edificio, y

    • Las medidas relativas a elementos de un edificio, independientemente de la realización de reformas importantes de la envolvente o de las instalaciones técnicas de un edificio.

  • Descripción de las pruebas y comprobaciones llevadas a cabo, en su caso, por técnico competente durante la fase de calificación energética.

  • Cumplimiento de los requisitos medioambientales exigidos a las instalaciones térmicas.

  • Tendrá una validez máxima de 10 años, siendo la persona propietaria del edificio la responsable de la renovación o actualización del certificado de eficiencia energética.

  • La obtención del certificado de eficiencia energética dará el derecho de utilización, durante el periodo de validez del mismo, de la etiqueta de eficiencia energética.

¿Qué es la Etiqueta de Eficiencia Energética?

- Una vez obtenido el Certificado de Eficiencia Energética, se cuenta con el derecho a la utilización de la Etiqueta de Eficiencia Energética.

- Esta etiqueta se deberá incluir en toda oferta, promoción y publicidad dirigida a la venta o arrendamiento del edificio o unidad del edificio.

- Queda prohibida la exhibición de etiquetas, marcas, símbolos o inscripciones que se refieran a la certificación de eficiencia energética de un edificio que no cumplan los requisitos recogidos en la normativa regulatoria y que puedan inducir a error o confusión.

- Deberán exhibir la Etiqueta de Eficiencia Energética de manera obligatoria:

  • A partir del 1 de junio de 2013, todos los edificios o unidades de edificios de titularidad privada que sean frecuentados habitualmente por el público, con una superficie útil total superior a 500 m2, en lugar destacado y bien visible por el público.

  • Todos los edificios o partes de los mismos ocupados por las autoridades públicas y que sean frecuentados habitualmente por el público, con una superficie útil total superior a 250 m2, en lugar destacado y bien visible, de acuerdo con lo establecido a continuación:

    • La obligación de la obtención del certificado de eficiencia energética y la exhibición de la etiqueta de eficiencia energética será a partir del 1 de junio de 2013, cuando la superficie útil total sea superior a 500 m2.

    • La obligación de la obtención del certificado de eficiencia energética y la exhibición de la etiqueta de eficiencia energética será a partir del 9 de julio de 2015, cuando la superficie útil total sea superior a 250 m2.

    • La obligación de la obtención del certificado de eficiencia energética y la exhibición de la etiqueta de eficiencia energética será a partir del 31 de diciembre de 2015, cuando la superficie útil total sea superior a 250 m2 y esté en régimen de arrendamiento.

    • Para el resto de casos la exhibición pública de la Etiqueta será voluntaria.

En virtud de la Etiqueta de Eficiencia Energética, la vivienda será clasificada con un color (del verde al rojo) y una letra (de la A, la clasificación más alta de mayor ahorro energético a la G, la clasificación más baja de mayor gasto energético).

La siguiente imagen muestra el modelo de Etiqueta de Eficiencia Energética aprobado por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo (para ampliar la información al respecto puede picar aquí).

Infracciones

El incumplimiento de lo recogido en el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, que constituyan infracciones en materia de las personas consumidoras y usuarias de acuerdo con lo establecido en los apartados k) y n) del artículo 49.1 del texto refundido de la Ley General de Defensa de los consumidores y usuarios, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, se sancionará de acuerdo con lo establecido en esta normativa.

Valora el artículo: