Inicio » Consultas

Acerca de la Inspección de Consumo

La Inspección de Consumo

Para evitar la circulación y comercialización de productos que puedan perjudicarte como consumidor, en 2003 se aprobó la Ley de Defensa y Protección de los Consumidores y Usuarios de Andalucía, que, entre otras cuestiones, regula la Inspección de Consumo.

Etiquetas:

Inspección

La Ley 13/2003, de 17 de diciembre, encarga a los órganos de defensa del consumidor que vigilen y desarrollen sus sistemas de control e inspección en Andalucía para conseguir una serie de objetivos:

a) La exactitud en el peso y medida de los bienes, y la correcta prestación de los servicios.

b) El cumplimiento de las normas de calidad en los bienes y servicios ofertados.

c) La legalidad, transparencia y accesibilidad de los precios (al contado o a plazos) y condiciones económicas de cualquier bien o servicio que se oferte, así como la participación en concursos o similares, indicando siempre si están incluidos los impuestos.

d) La posibilidad de acceso a los servicios de telecomunicaciones en unas condiciones adecuadas de calidad y a la prestación de estos servicios con respeto a los derechos recogidos en la ley.

e) La adecuación estricta a la normativa vigente sobre régimen de comprobación, reclamación, garantía y posibilidad de renuncia o devolución que se ofrezca, prometa o estipule.

f) La efectividad y satisfacción del derecho de los consumidores a un adecuado servicio técnico y a la existencia de repuestos durante el plazo mínimo legalmente establecido en la contratación de bienes de naturaleza duradera.

g) El derecho a la entrega de presupuestos previos, clara y debidamente explicados sobre la prestación de servicios técnicos de reparación o mantenimiento de bienes de naturaleza duradera.

h) El derecho a la entrega del documento original o copia acreditativa de las transacciones comerciales o de la correspondiente factura, contraseña, recibo, justificante, sellados y firmados, extendidos con claridad y sencillez, y debidamente desglosados. En caso de venta o contratación de bienes y servicios con carácter masivo y ordinario, se vigilará, controlará e inspeccionará la entrega de billetes mecanizados en los que han de constar necesariamente los datos identificativos del negocio o establecimiento y los signos o claves de los bienes o servicios contratados o adquiridos.

i) La efectiva aplicación y estricto cumplimiento de las disposiciones vigentes referentes a la elaboración, distribución, información, publicidad, promoción, oferta y venta de bienes y servicios.

j) La elección, por parte del consumidor, del sistema de pago correspondiente.

Esta actividad de vigilancia se lleva a cabo por la Inspección de Consumo de la Junta de Andalucía, integrada y dependiente de las Delegaciones Provinciales de la Consejería competente en materia de protección a los consumidores.

La Inspección de Consumo de la Junta de Andalucía desarrolla su actividad, preferentemente, en la fase de comercialización, para comprobar que se cumplen los deberes, prohibiciones y limitaciones establecidos directamente para la protección de los consumidores.

Los inspectores de Consumo serán funcionarios y, en el ejercicio de sus funciones, tendrán la condición de agentes de la autoridad y las potestades y competencias que se prevén en esta Ley.

Valora el artículo: