Electricidad

La suspensión del suministro eléctrico por impago

El Real Decreto 897/2017 regula, entre otros aspectos, como medidas de protección de las personas consumidoras, las condiciones en que puede ser suspendido el suministro de electricidad a las personas físicas titulares de un punto de suministro en su vivienda habitual con potencia contratada inferior o igual a 10 kW, y las condiciones en que dicho suministro no podrá ser suspendido.

Etiquetas:

¿Cuál es el periodo de pago de la factura eléctrica?

Tanto para los contratos de suministro de electricidad acogidos al PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), como para los contratos en mercado libre, correspondientes al suministro de electricidad de personas físicas en su vivienda habitual con potencia contratada igual o inferior a 10kW, será de 20 días naturales desde la emisión de la factura por parte de la empresa comercializadora o, en su caso, en lo establecido entre las partes en contratos de mercado libre.

Si el último día del periodo de pago fuera sábado o festivo, éste vencerá el primer día laborable siguiente.

¿Cuáles son los pasos y plazos para la solicitud de la suspensión del suministro de electricidad por impago?

1) Comunicación a remitir por la empresa comercializadora para informar sobre el vencimiento del periodo de pago a personas consumidoras físicas:

  • Una vez vencido el periodo de pago desde la emisión de la factura por la empresa comercializadora, si no se ha procedido al mismo, ésta remitirá un escrito a la persona consumidora en el plazo máximo de 2 meses desde la emisión de la factura (o en el momento en que se produzca el rechazo del pago si fuera con posterioridad a tal plazo), para informarle de dicha circunstancia.
  • Dicha comunicación deberá practicarse por cualquier medio que permita la constancia de la recepción por la persona interesada, así como de la fecha y contenido del mismo.

2) Requerimiento fehaciente de pago a remitir por la empresa comercializadora para las personas consumidoras:

  • Con posterioridad a la comunicación de impago, la empresa comercializadora requerirá fehacientemente de pago a la persona consumidora.
  • Dicho requerimiento se considerará que es fehaciente cuando se realice por correo certificado, burofax o por medios telemáticos mediante firma electrónica.
  • Si la notificación resulta infructuosa, se remitirá un segundo requerimiento transcurridos 7 días hábiles desde el primero (realizado éste y no siendo posible la notificación, se tendrá por realizado el trámite).
  • Cuando la comercializadora tenga constancia de la notificación, remitirá a la Comunidad Autónoma un listado de los puntos de suministro de electricidad a los que se haya requerido el pago, indicando la fecha a partir de la cual el suministro de electricidad puede ser suspendido.

3) Requerimiento fehaciente de pago a remitir por la empresa comercializadora 15 días hábiles antes del final del plazo para iniciar el procedimiento de suspensión del suministro de electricidad:

  • Con una antelación de 15 días hábiles a la finalización del plazo establecido para el inicio del procedimiento de suspensión, la empresa comercializadora volverá a requerir fehacientemente el pago a la persona consumidora, si éste no se hubiera hecho efectivo.
  • Este requerimiento incluirá la fecha concreta a partir de la cual el suministro de electricidad podrá ser suspendido.

No se podrá señalar como día para la interrupción del suministro eléctrico un día festivo, ni aquellos en que, por cualquier motivo, no exista servicio de atención a la clientela, tanto comercial, como técnico, a efectos de la reposición del suministro, como tampoco la víspera de aquellos días en que se dé alguna de estas circunstancias.

Cuando pasen 2 meses desde que la empresa tenga constancia de la notificación del primer requerimiento de pago o, en su caso, desde el segundo requerimiento de pago, sin que el mismo se hubiera efectuado, la empresa comercializadora podrá solicitar a la empresa distribuidora la suspensión del suministro de electricidad, indicándose si debe rescindirse o no el contrato. Salvo:

  • En el caso de personas consumidoras vulnerables acogidas al bono social, en que dicho plazo será de 4 meses.
  • En el caso de personas consumidoras con riesgo de exclusión social.

Suministros declarados esenciales a efectos de no suspensión del suministro eléctrico.

En ningún caso podrá suspenderse el suministro de energía eléctrica a las instalaciones cuyos servicios hayan sido declarados como esenciales.

De acuerdo con la Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico (en su modificación por el Real Decreto Ley 15/2018, de 5 de octubre, de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores), se podrán considerar suministros esenciales aquellos suministros que cumplan alguno de los siguientes criterios:

  • Alumbrado público a cargo de las administraciones públicas.
  • Suministro de aguas para el consumo humano a través de red.
  • Acuartelamiento e instituciones directamente vinculadas a la defensa nacional, a las fuerzas y cuerpos de seguridad, a los bomberos, a protección civil y a la policía municipal (salvo las construcciones dedicadas a viviendas, economato y zonas de recreo de su personal).
  • Centro penitenciarios (no así sus anejos dedicados a la población no reclusa), así como sedes de Juzgados y Tribunales.
  • Transportes de servicio público y sus equipamientos y las instalaciones dedicadas directamente a la seguridad del tráfico terrestre marítimo o aéreo.
  • Centros sanitarios en que existan quirófanos, salas de curas y aparatos de alimentación eléctrica acoplables a pacientes.
  • Hospitales.
  • Servicios funerarios.
  • Suministros de ámbito doméstico en los que exista constancia documental formalizada por personal médico de que el suministro de energía eléctrica es imprescindible para la alimentación de un equipo médico que resulte indispensable para mantener con vida a una persona (en todo caso, estos suministros se circunscribirán a personas físicas en su vivienda habitual).
  • Aquellos suministros a personas consumidoras que tengan la condición de vulnerables severas acogidas a tarifas de último recurso y que siendo atendidas, respecto a estos suministros, por los servicios sociales de las Administraciones Públicas competentes, en atención a su renta, en riesgo de exclusión social (estos suministros se circunscribirán a personas físicas en su vivienda habitual). Los anteriores extremos deberán ser acreditados mediante documento expedido por los servicios sociales.
  • Aquellos suministros que incurran en impago de la factura eléctrica cuya persona titular sea beneficiaria del bono social y para su aplicación haya acreditado formar parte de una unidad familiar en la que haya al menos una persona menor de 16 años, o bien la persona titular, o alguno de los miembros de la unidad familiar se encuentre en situación de dependencia reconocida de grado II o III, o bien tenga una discapacidad reconocida igual o superior al 33%. La situación de vulnerabilidad seberá ser acreditada mediante documento expedido por los servicios sociales (estos suministros se circunscribirán a personas físicas en su vivienda habitual).

Supuestos especiales de no suspensión del suministro eléctrico.

El suministro de electricidad de la persona consumidora con la condición de vulnerable severa acogida a la TUR (Tarifa de Último Recurso) y que esté siendo atendida, respecto a su suministro de electricidad, por los servicios sociales de la Administración autonómica o local, no podrá ser suspendido cuando:

  • La administración que esté atendiendo a dicha persona, a través de los oportunos servicios sociales, asuma, al menos, el 50% del importe de su factura a PVPC previo a la aplicación del descuento por bono social, y
  • El pago sea efectuado y acreditado mediante el oportuno certificado ante la comercializadora de referencia en el plazo de 5 meses desde la emisión de la factura.

En virtud del Real Decreto Ley 15/2018, tampoco podrá ser suspendido el suministro de la persona consumidora que incurra en impago de la factura eléctrica cuando:

  • Sea beneficiaria del bono social y para su aplicación haya acreditado formar parte de una unidad familiar en la que haya, al menos, una persona menor de 16 años.
  • La persona consumidora beneficiaria del bono social o alguno de los miembros de la unidad familiar a la que pertenezca se encuentre en situación de dependencia reconocida de grado II o III, o tenga una discapacidad reconocida igual o superior al 33%, y se acredite la vulnerabilidad social de estos colectivos mediante documento expedido por los servicios sociales de las Administraciones Públicas competentes.

Información para proteger a la persona consumidora que cumpla los requisitos para ser considerada vulnerable.

A continuación, se recogen diferentes escenarios en los que la empresa comercializadora deberá informar a la persona consumidora sobre la posibilidad de acogerse, en su caso, al bono social eléctrico y sobre las consecuencias de pasarse al PVPC (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor) o al mercado libre de la electricidad:

1) La empresa comercializadora realiza la comunicación o, en su caso, el requerimiento de pago a una persona consumidora titular de un punto de suministro de electricidad en mercado libre que cumpla los requisitos para acogerse al PVPC:

  • Se debe advertir expresamente en tal comunicación o requerimiento de la posibilidad de acogerse al PVPC, y de solicitar, de cumplir los oportunos requisitos, el bono social.
  • Se informará de que el PVPC y, en su caso, el bono social, sólo se podrá aplicar por una comercializadora de referencia.

2) La persona consumidora tiene contratado un suministro en libre mercado y solicita a su comercializadora acogerse al PVPC:

  • La empresa le deberá informar de que esta modalidad de contratación sólo puede llevarla a cabo una comercializadora de referencia.
  • Si se acreditan los requisitos para ser considerada persona vulnerable, el cambio de modalidad de contratación se hará sin penalización ni coste adicional para la persona consumidora.

3) La persona consumidora que cumpla los requisitos para percibir el bono social, desea solicitar su aplicación y no figura como titular del punto de suministro de electricidad en vigor:

  • La solicitud de modificación de la titularidad se podrá hacer de manera simultánea a la solicitud del bono social.

4) La persona consumidora acogida al bono social va a suscribir un contrato con una comercializadora en mercado libre:

  • La comercializadora de mercado libre deberá informar expresamente a la persona consumidora de que la suscripción del nuevo contrato en libre mercado implicará la no aplicación del bono social.
  • La aportación de esta información a la persona consumidora se hará a través del documento individual e independiente denominado “Renuncia a la aplicación del bono social”, que deberá ser firmado por la persona consumidora como requisito necesario para la válida suscripción del nuevo contrato.

5) La persona consumidora que, estando acogida al PVPC, no sea perceptora del bono social y vaya a suscribir un contrato en mercado libre:

  • La comercializadora en mercado libre deberá informar expresamente a la persona consumidora de que, si cumpliera los requisitos para acogerse al bono social, la suscripción del nuevo contrato impedirá la aplicación de dicho bono social.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través de número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: