Arbitraje

¿Qué es el Sistema Arbitral de Consumo?

Si eres un empresario o profesional y tienes un conflicto con un cliente al que has vendido un producto o prestado un servicio, tienes la posibilidad de solucionarlo sin acudir a los Tribunales a través de un arbitraje de Consumo.

Etiquetas:

Arbitraje de Consumo

El Sistema Arbitral de Consumo es un servicio público que la Administración andaluza pone a disposición de la ciudadanía para resolver las controversias que surjan en materia de consumo. En este sentido, se configura como un arbitraje institucional de resolución extrajudicial de los conflictos entre las personas consumidoras o usuarias y los empresarios o profesionales a solicitud de las primeras. Debes saber que el Arbitraje de Consumo no puedes solicitarlo si eres empresa o profesional y que tampoco sirve para resolver controversias entre vosotros.

El Arbitraje de Consumo presenta una serie de características:

- Voluntariedad por ambas partes, consumidores y empresarios.

- Vinculante: una vez que las partes aceptan acudir a esta vía para resolver el conflicto se comprometen a cumplir la solución que dicte el órgano arbitral.  

- Rapidez:los plazos para la resolución de los conflictos son menores que los de los Tribunales.

- Eficacia: se resuelve mediante un laudo o resolución sin necesidad de tener que recurrir a la vía judicial ordinaria.

- Economía: el sistema es gratuito para las partes, que deben costear sólo en determinados supuestos la práctica de peritajes. La Administración es quien asume el gasto del pago de los árbitros, funcionarios y medios técnicos y materiales que dan soporte al Arbitraje de Consumo.

- Ejecutividad: los laudos que dictan los órganos arbitrales son de cumplimiento obligatorio para las partes y, si una no cumple, la otra podrá instar la ejecución forzosa del laudo ante el Juzgado de Primera Instancia mediante un sencillo y rápido procedimiento.

Valora el artículo: