Inicio » Temas » Productos

Artículos infantiles y puericultura

Recomendaciones para la compra de disfraces y otros productos típicos de carnaval

La fiesta de carnaval es un momento en el que se suelen comprar disfraces y otros productos relacionados. Es época de diversión, pero también es época en la que las personas consumidoras deben estar oportunamente informadas a la hora de adquirir dichos productos.

Etiquetas:

Desde la Dirección General de Consumo se recomienda a las personas consumidoras que se informen oportunamente a la hora de adquirir disfraces y otros productos típicos de las épocas de carnaval, incidiendo sobre todo en sus aspectos de seguridad.

Además, desde la propia Administración se desarrollan campañas de inspección para controlar y comprobar las características y seguridad de disfraces, caretas y máscaras de carnaval  destinados a menores de 14 años. Estas actuaciones se intensifican durante las fechas del carnaval, y tienen como objetivo comprobar si los productos analizados cumplen los requisitos básicos y generales de información y seguridad. En caso contrario, se adoptan medidas preventivas, sancionadoras o ambas, según corresponda, y si procede se incluyen en la Red de Alerta de Productos de Consumo.

Los Servicios de Consumo de la Junta de Andalucía suelen detectar, en sus inspecciones, irregularidades relacionadas con:

  • Defectos en el etiquetado y/o de seguridad.
  • No disposición del marcado CE en productos de estos tipos destinados a personas menores de 14 años.
  • La información del etiquetado no aparece en lengua castellana.
  • En productos no destinados a personas menores de 36 meses/3 años no se mostraba el símbolo gráfico de limitación de la edad o la advertencia “no conviene para niños menores de 36 meses/3 años”.

A continuación, se dan una serie de consejos generales y específicos a la hora de adquirir disfraces y otro tipo de productos típicos de las fechas de carnaval (máscaras, pelucas, maquillajes y otros complementos).

Recomendaciones generales

  • Planificar con tiempo las compras de los artículos típicos de carnaval, evitándose de esta forma compras precipitadas.
  • Realizar comparativas de precios entre varios establecimientos, ya que es posible que se produzcan diferencia entre los mismos, con el consiguiente ahorro para la persona consumidora.
  • Se desaconseja realizar las compras en comercios esporádicos. Hacerlo en comercios responsables donde le puedan informar y atender ante posibles reclamaciones.
  • Si se cuenta con folletos publicitarios o algún tipo de catálogo es importante conservarlos tras la compra, ya que pueden sernos útiles en caso de que tengamos que presentar alguna reclamación.
  • Al realizar la compra exija siempre ticket o justificante de la misma, conservándolo para el caso de que tenga que presentar alguna reclamación.
  • Si va a realizar alguna compra de este tipo de artículos, infórmese sobre el régimen de devolución de los mismos. Los establecimientos de venta no están obligados a proceder a su devolución, salvo que así lo hayan anunciado.
  • Es importante recordar que los productos nuevos gozan de un periodo de garantía de 2 años, mientras que los de segunda mano gozan de un periodo de garantía no inferior a 1 año.
  • Si adquiere el producto típico de la época de carnaval a través de Internet, no olvide seguir estas sencillas pautas o recomendaciones al respecto.
  • Recuerde siempre elegir disfraces sin estereotipos sexistas. Evite, en particular, aquellos disfraces que supongan “hipersexualización” que afecta, en muchos casos, a las niñas menores de edad (por ejemplo, aquellos disfraces que existen en dos versiones: temáticos para hombre y su versión “sexy” para mujer, o incluso niñas menores de edad).
  • Hay que tener presente que los establecimientos que comercialicen este tipo de productos en Andalucía están obligados a disponer de la hoja oficial de quejas y reclamaciones de la Junta de Andalucía a disposición de las personas consumidoras y usuarias que las soliciten.
  • Para sus compras, es recomendable elegir un establecimiento adherido al Sistema Arbitral de Consumo de Andalucía, ya que esto supone una garantía de resolución rápida y gratuita del posible conflicto que pudiera surgir entre la persona consumidora y usuaria y el establecimiento de compra.

Recomendaciones específicas.

Disfraces. Hay que tener en cuenta que los disfraces y otros complementos concebidos para personas menores de 14 años se consideran juguetes y, por lo tanto, deben cumplir con una serie de requisitos adicionales:

  • Llevar un número de tipo, lote, serie o modelo u otro elemento que permita su identificación, o, si su tamaño o su naturaleza no lo permite, que la información requerida figure en el embalaje o en un documento que lo acompañe.
  • Indicar, para la entidad fabricante o importadora, su nombre, su nombre comercial registrado o marca comercial registrada y su dirección de contacto en el mismo producto o, cuando no sea posible, en su envase o en un documento acompañante.
  • Debe ir acompañado de las instrucciones y de la información relativa a la seguridad o advertencias de uso, al menos en castellano.
  • Disponer de marcado “CE” (símbolo a través del que la entidad fabricante o, en su caso, su representante autorizado, acreditan que el artículo cumple la normativa establecida en materia de seguridad).
  • Los juguetes no destinados a menores de 36 meses/3 años, deberán llevar la advertencia “no conviene para niños menores de 36 meses/3 años”, y su correspondiente pictograma.

Los disfraces para personas adultas, deberán cumplir con las normas de etiquetado para productos textiles.

Asimismo, es importante verificar que, en el supuesto de disfraces dirigidos a la infancia, no han de contener piezas pequeñas que se puedan desprender y ser ingeridas, no tener bordes cortantes y estar fabricados con materiales no inflamables. Los disfraces destinados a la infancia, no llevarán cordones en la zona del cuello para así evitar estrangulamientos. Si los llevan en otras partes han de estar convenientemente asegurados.

Máscaras, caretas y pelucas. Es fundamental que los orificios tengan aberturas tales que eviten el riesgo de asfixia. Si van destinadas a la infancia, es importante que sean apropiadas de acuerdo a la edad, y que no sean inflamables. Asimismo, deberán contener etiquetado en castellano y perfectamente legible, y llevarán la advertencia “Este juguete no ofrece protección”.

Maquillaje y lentillas decorativas. De manera especial cuando el maquillaje vaya a ser utilizado por población infantil, debe contar con un etiquetado con los ingredientes para así poder descartar posibles alergias a algún producto. Las lentillas decorativas deben ser comercializadas en establecimientos con personal debidamente cualificado y estar debidamente etiquetadas en lengua castellana. Recuerde las especiales recomendaciones en materia de cosméticos.

Otros productos. Se trata de otros productos como pistolas, arcos y flechas sombreros, etc., que, cuando van destinados a población infantil, no deben tener elementos punzantes, cortantes, ni piezas pequeñas que se puedan desprender.

Asimismo, otras recomendaciones específicas son:

  • Es importante deshacerse de los embalajes, envoltorios, plásticos: los plásticos duros pueden provocar cortes y los blandos pueden causar asfixia.
  • A la hora de deshacerse de los envoltorios y los plásticos, sea respetuoso con el medioambiente. Deposítelos en el contenedor amarillo destinado a envases.
  • Como alternativa muy interesante y, a la par, ecológica e imaginativa, puede decidirse a fabricar su propio disfraz o el de sus hijos o hijas, fomentando de este modo el reciclado de materiales sobrantes. Otra opción es el intercambio de disfraces.

 

Si a la hora de comprar un producto de este tipo detecta alguna posible irregularidad en el etiquetado, o algún elemento que pueda afectar a la seguridad, no dude en contactar con nosotros para que podamos estudiarlo. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: