Energías renovables

Entradilla: 
  • Una ciudadanía bien informada es una ciudadanía más concienciada con el ahorro energético y con el importante valor de sus pequeños gestos domésticos. El ahorro de energía y agua en el hogar ha crecido un 18% desde el 2000, pero aún es escaso el empleo de energías renovables en el ámbito doméstico.

Categorías: Suministros y Hogar

Compartir en
Votos
0

Según los datos del Ecobarómetro de Andalucía 2010, elaborado por el Instituto de Estudios Sociales Avanzados y financiado por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, siete de cada diez andaluces reconocen su responsabilidad en la lucha contra el cambio climático. En concreto, un 75,9% de los ciudadanos opina que la solución a esta cuestión depende, en gran medida, de sus comportamientos individuales.

El informe destaca además que el uso eficiente del agua en los hogares es el compromiso ambiental más extendido entre los andaluces, ya que lo practican un 82,1% de los encuestados. Le sigue la reducción del consumo de energía, con un 79% de los preguntados, con actividades como moderar la climatización de la vivienda o elegir electrodomésticos de consumo eficiente.

A continuación se encuentra un tercer grupo formado por los ciudadanos (65%) que de forma individual realizan habitualmente los desplazamientos locales a pie, en bicicleta o en transporte público.

Consejos para un consumo de energía eficiente

- Haz uso del sentido común, por ejemplo apagando las luces cuando no estamos en una habitación o cerrando el grifo mientras te lavas los dientes.

- Revisa las instalaciones de calefacción y agua caliente. Suponen un 67% del consumo energético de los hogares y tenerlas en buen estado o tomar determinadas medidas puede ahorrar entre un 10 y un 40% de energía y mucho dinero en la factura. Entre estas medidas están:

1. Mantener una temperatura de 21ºC, suficiente para mantener el confort de una vivienda.

2. Apagar la calefacción mientras se duerme y por la mañana esperar a ventilar la casa y cerrar las ventanas para encenderla.

3. Colocar válvulas termostáticas en radiadores o termostatos programables, que son soluciones asequibles y fáciles de colocar, y además ahorran entre un 8 y un 13% de energía.

4. Reducir la posición del termostato a 15ºC (posición "economía" de algunos termostatos), si se ausenta por unas horas.

5. No esperar a que se estropee el equipo: el mantenimiento adecuado de la caldera individual le ahorrará hasta un 15% de energía.

6. Cuando los radiadores están sucios, el aire contenido en su interior dificultará la transmisión de calor desde el agua caliente al exterior. Este aire debe purgarse al menos una vez al año, al iniciar la temporada de calefacción. En el momento que deje de salir aire y comience a salir sólo agua estará limpio.

7. No deben cubrirse los radiadores ni poner ningún objeto al lado, porque se dificultará la adecuada difusión del aire caliente.

8. Para ventilar completamente una habitación es suficiente con abrir las ventanas alrededor de 10 minutos: no se necesita más tiempo para renovar el aire.

9. Cerrar las persianas y cortinas por la noche: evitará importantes pérdidas de calor.

- Ten un buen aislamiento en tu vivienda para que no se pierda calor en invierno y frío en verano.

- Usa electrodomésticos eficientes. Son fácilmente identificables a través de la etiqueta energética. Existen siete clases de eficiencia identificadas por un código de colores y letras que van desde el color verde y la letra A para los equipos más eficientes, hasta el color rojo y la letra G para los equipos menos eficientes. En los próximos años, esta escala crecerá hacia arriba con A+, A++ y A+++, haciendo desaparecer las clases inferiores.

- Llena el lavavajillas y la lavadora para ahorrar agua.

- Evita el uso de secadoras, ya que consumen una gran cantidad de electricidad.

- No mantengas encendido "en espera" el televisor u otros equipos audiovisuales. Una buena idea es conectar varios equipos a "ladrones" o bases de conexión múltiple con interruptor. Al desconectar el ladrón, apagaremos todos los aparatos conectados y podremos conseguir ahorros superiores a 40 euros anuales.

- Compra equipos informáticos con sistemas de ahorro de energía "Energy Star" y apágalos completamente cuando preveas ausencias prolongadas, superiores a 30 minutos. Compra impresoras que impriman a doble cara y aparatos de fax que usen papel normal. Cuando no vayas a utilizar el ordenador durante períodos cortos puedes apagar solamente la pantalla, con lo cual ahorrarás energía y al volver a encenderla no tendrás que esperar a que se reinicie el equipo.

- Haz una conducción eficiente. En Andalucía hay registrados más de tres millones de automóviles, cuya demanda de combustible alcanza cotas de hasta el 52% del total de la energía consumida en el transporte por carretera. Desde 2005, la Agencia Andaluza de la Energía, ofrece, cada año, cursos teórico-prácticos de conducción eficiente, que permiten ahorrar combustible y reducir la contaminación. Si estás interesado puedes descargarte el Manual de Conducción Eficiente de la página web de la Agencia Andaluza de la Energía.

Las personas interesadas en conocer las pautas de la conducción eficiente pueden descargarse el Manual de Conducción Eficiente de la página web de la Agencia Andaluza de la Energía.

Uso de las energías renovables

El uso generalizado de las energías renovables no sólo se justifica por el ahorro energético y la rentabilidad económica, sino que además contribuye a la mejora medioambiental.

Las energías renovables son recursos limpios y casi inagotables que nos proporciona la naturaleza y tienen un impacto ambiental prácticamente nulo. Son energías renovables la solar, la hidráulica, la eólica, la biomasa, la mareomotriz y la geotérmica. Las no renovables son aquellas otras cuyas reservas son limitadas y, por tanto, disminuyen a medida que las consumimos, además de tener un gran impacto ambiental (el petróleo, el carbón, el gas natural o la energía nuclear).

Además de la captación directa de la energía solar a partir de los elementos estructurales del edificio (energía solar pasiva), existen otras posibilidades de aprovechar las energías renovables en nuestras casas mediante el empleo de equipamiento específico capaz de transformar en energía útil la energía del sol, del viento, de la biomasa y de la geotermia. Los más habituales son los paneles solares, los pequeños aerogeneradores y las calderas de biomasa.

Andalucía subvenciona la instalación de los quipos necesarios para hacer uso de las energías renovables. Las ayudas están dirigidas a las instalaciones de energía solar para producir agua caliente sanitaria o de climatización. En el apartado de la biomasa, se subvenciona la instalación de calderas que empleen este tipo de combustible.

Además, para viviendas unifamiliares situadas a más de 500 metros de la red eléctrica se subvencionan las instalaciones de energía solar fotovoltaica de más de 300 kW o instalaciones de energía minieólica.

Las cuantías de esta línea de subvención para Andalucía variarán según el caso, pero de manera orientativa abarcarán hasta el 60% del importe total de los trabajos. Toda la información necesaria para acogerse a esas ayudas se encuentra disponible en la web de la Agencia Andaluza de la Energía.

Etiquetas: 

Comentarios

Listado de comentarios 0

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.

Consumo Responde