Inversión cívica y compra pública ética

Entradilla: 
  • Las administraciones públicas están intentando fomentar las inversiones cívicas. Así, el Comité Económico y Social Europeo apuesta por valorizar e impulsar la inversión socialmente responsable, para influir en los agentes financieros y mejorar los niveles de protección de los consumidores.
Compartir en
Votos
0

Las instituciones públicas se han marcado como uno de sus objetivos el valorizar la inversión socialmente responsable (ISR), ya que consideran que se trata de un mercado emergente, con un gran potencial de crecimiento, tanto por la creciente conciencia social y ecológica, como por la actual pérdida de confianza de la ciudadanía.

Además, para impulsar la inversión socialmente responsable, se están incluyendo criterios de responsabilidad social en la inversión institucional, promoviendo regulaciones financieras y fiscales adecuadas. Con esto se quiere influir en los agentes financieros que vehiculan los fondos y en las propias empresas destinatarias de los créditos o inversiones, para que adopten políticas más responsables de cara a sus grupos de interés, incorporando criterios económicos, medioambientales, sociales y de gobierno corporativo.

Asimismo, se aboga por mejorar los niveles de protección de los consumidores, aportando una información clara, precisa, comprensible y comparable sobre el producto financiero (los criterios de inversión socialmente responsable aplicados, las comisiones de gestión y depósito).

Compra pública ética

La Compra Pública Ética (CPE) hace referencia a los contratos públicos que introducen criterios éticos relativos al cumplimiento de convenciones internacionales y estándares sobre condiciones laborales dignas, salarios mínimos, derechos de los trabajadores, lucha contra el trabajo infantil, dando preferencia en sus compras a aquellos proveedores y productos que apuestan por criterios o estándares más exigentes, como son los de comercio justo.

Las Administraciones Públicas realizan compras de productos mediante la contratación de un servicio (por ejemplo, catering y máquinas expendedoras de café, té, azúcar o cacao de Comercio Justo) o mediante la contratación de servicios de mantenimiento.

Las Administraciones Públicas realizan compras de productos mediante la contratación de un servicio

Además, existen numerosas iniciativas en este sentido de Universidades (Cádiz, Autónoma de Barcelona, Murcia, Alcalá de Henares...), ayuntamientos (Navarra, Barcelona, Vitoria-Gasteiz ) y Comunidades Autónomas.

Otra forma de materializar la Compra Pública Ética es introduciendo, en los pliegos de las cláusulas económico-administrativas de diversos contratos de suministros que realizan las Administraciones Públicas, criterios de valoración medioambientales, éticos y sociales.

Un ejemplo aplicable en la compra de ordenadores podría ser exigir que el fabricante firme una declaración en la que asegure que los productos suministrados se han fabricado respetando los Convenios Fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo.

Etiquetas: 

Comentarios

Listado de comentarios 0

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
CAPTCHA de imagen
Enter the characters shown in the image.

Consumo Responde