Inicio » Artículos

Consejos para evitar estafas o timos en viajes

A continuación se dan una serie de consejos para evitar que se produzcan fraudes, timos o estafas en los viajes.

A la hora de organizar un viaje o contratar un vuelo es necesario tomar una serie de precauciones y adoptar unas mínimas pautas de conducta que eviten las estafas y los fraudes, para que lo que prometía felicidad, no se convierta en una pesadilla. Se deben tener en cuenta una serie de consejos generales:

- Si se gestiona un determinado viaje o vuelo a través de una agencia de viajes:

  • Comprobar que la agencia es legal, es decir que está registrada en el Registro de Turismo de Andalucía, y tiene todas las licencias para poder operar.

  • Comparar los precios del viaje o de los vuelos con diferentes agencias, desconfiando de los precios excesivamente bajos.

  • Hay que exigir contrato por escrito y pedir que faciliten una copia y leerlo con tranquilidad antes de firmar nada (para ver si se adecua lo previamente informado por la agencia y para no llevarse sorpresas después). No dejarse llevar por las prisas a la hora de firmar.

  • Guardar toda la documentación (contrato, facturas, tickets, folletos publicitarios en lugar seguro, ya que pueden serle de utilidad para la gestión de posibles reclamaciones). Recuerde que la información publicitaria marcada en folletos y anuncios, tiene carácter contractual.

  • Elegir una agencia que merezca confianza y, si es posible, que esté adherida al Sistema Arbitral de Consumo.

- Si se tramita un viaje o un vuelo por Internet:

  • Durante la contratación y el pago, habrá que comprobar que se está gestionando a través de un servidor seguro (la dirección empieza por 'https', aparece un candado en la barra de dirección, fondo verde del navegador).

  • Asegúrese de gestionarlo siempre en páginas oficiales de las agencias de viaje o de las compañías aéreas (tecleando directamente la dirección en el navegador y no accediendo a través de vínculos que lleguen por ejemplo a través de correo electrónico).

  • En los vuelos exige un billete con la plaza ya reservada, no un simple localizador. Confirma el billete con la aerolínea.

Asimismo, se podrían ofrecer una serie de recomendaciones particulares, a modo de pautas de conducta:

  • Tomar taxis que sean oficiales, desconfiando del resto, asegurándose de que el taxímetro funciona y de que hay un precio previamente establecido. En caso contrario conviene desechar esta opción del supuesto taxi.
  • En el caso de que el país tenga moneda propia, se debe tener información sobre el tipo de cambio actualizado, conociendo la forma y aspecto de los distintos billetes. Se debe desconfiar de la gente que cambia dinero por las calles y acudir a establecimientos de confianza u oficiales, donde habrá que estar muy atentos a las comisiones cobradas.
  • Tener especial cautela con las pertenencias personales (bolsos, carteras, maletas, material informático, teléfonos móviles), tanto en aeropuertos, estaciones de tren, como en los propios alojamientos, evitando, por ejemplo, guardar la cartera en bolsillo trasero de los pantalones. Se debe tener especial cuidado en las aglomeraciones (metro, tren, autobús, calles especialmente transitadas), así como tener las pertenencias siempre bajo control en bares o restaurantes (evitando, por ejemplo, dejar los bolsos en el respaldo de la silla).
  • Evitar llevar en los viajes mucho dinero en metálico. Hoy día los establecimientos están cada vez mejor preparados para tramitar compras por medio de tarjeta bancaria de débito o crédito. Asimismo, existen tarjetas prepago y recargables. En muchos hoteles y alojamientos existen cajas fuertes donde poder guardar las pertenencias de más valor.
  • Tener especial cuidado con los documentos identificativos y los billetes o pasajes. En el alojamiento es mejor que permanezca en la caja fuerte (si existe). Durante los traslados deben permanecer en lugar seguro y oculto. Podría ser una opción, contar además con copias virtuales de la documentación del viaje, enviándolas por ejemplo al correo electrónico.
  • Siempre es bueno tener identificado el equipaje, con datos de nombre y apellidos de la persona propietaria, número de teléfono de contacto, ciudad y país de residencia, por si se sufriera algún extravío. También se debe comprobar durante la facturación que se imprimió correctamente el destino final. Añadir algún detalle diferenciador a las maletas puede ser una buena idea al objeto de evitar posibles confusiones ante maletas iguales. Además, se debe cerrar la maleta con un candado resistente, y transportar los objetos de valor en el equipaje de mano.
Valora el artículo: 
5