Inicio » Artículos

Contratación de un nuevo punto de suministro de electricidad

Aparte de contratar el suministro de energía eléctrica puede darse el caso de que lo que desees contratar sea el punto de suministro, existente o de nueva creación. Aquí te explicamos el proceso.

Etiquetas:

En aquellos casos en los que el punto de suministro ya existe y está siendo suministrado (existen facturas a disposición del consumidor), o existe pero lleva tiempo sin ser suministrado, deberás subrogarte en el contrato del anterior usuario, teniendo en cuenta que:

- Si no incrementas la potencia no deberás pagar derechos de acceso a la red, puesto que ya está conectado.

- No deberás pagar derechos de extensión puesto que ya está conectado.

No debes olvidar anotar la medición que marca el contador en el momento de entrada al inmueble y comunicarla a la empresa distribuidora.

Entre la documentación que debes aportar figuran el DNI y el título de propiedad o contrato de alquiler de la vivienda o local, el número de cuenta corriente o libreta de ahorro, y la referencia catastral del inmueble. 

Además, te requerirán el Boletín de la delegación de Industria extendido por un electricista instalador autorizado, y si la potencia que deseas contratar es superior a la máxima admisible que figura en el Boletín del propietario anterior, será necesario que requieras la visita de un instalador autorizado para que adecue la instalación y extienda un nuevo Boletín.

Por último, dependiendo de cuánto tiempo lleve sin suministro el punto, pueden haber caducado los derechos de extensión, que en suministros domésticos es de tres años.

Si en cambio deseas dar de alta un nuevo punto de suministro de energía eléctrica, debes pagar los derechos de acometida, que son una contraprestación económica que incluye varios conceptos:

- El acceso a la red.

- Los derechos de acceso y extensión.

Entre la documentación que debes aportar figuran el DNI y el título de propiedad o contrato de alquiler de la vivienda o local, el número de cuenta corriente de alquiler bancaria o libreta de ahorro, y la referencia catastral del inmueble. Además, te requerirán el Boletín de la delegación de Industria extendido por un electricista instalador autorizado.

Asimismo, deberás llamar o acudir a la oficina comercial con la documentación necesaria.

La empresa, por su parte, tendrá las siguientes obligaciones:

- Informar a los consumidores en el momento de la contratación, sobre las potencias disponibles según las distintas tensiones en la zona.

- Facilitar información sobre los derechos vigentes en el punto de suministro.

- Informar de un presupuesto para la conexión de un nuevo suministro, en un plazo determinado.

- Ejecutar las instalaciones necesarias para atender el nuevo suministro, también en un plazo determinado.

- Enganchar e instalar el equipo de medida en el plazo máximo de cinco días hábiles desde que el consumidor suscriba el correspondiente contrato de suministro.

- Informar y asesorar los consumidores en el momento de la contratación sobre la tarifa y potencia a contratar más conveniente a sus necesidades, a partir de los datos aportados por los consumidores.

- Atender, en condiciones de igualdad, las demandas de nuevos suministros eléctricos en las zonas en que operen, y formalizar los contratos de suministro de acuerdo con lo establecido por la Administración.

Al dar de alta un nuevo suministro debes pagar los derechos de acometida, que son una contraprestación económica que debe ser abonada a la empresa distribuidora por la realización del conjunto de actuaciones necesarias para atender un nuevo suministro o para la ampliación de uno ya existente.

Los derechos de acometida incluirán:

a. Derechos de extensión: son la contraprestación económica a pagar por cada solicitante (normalmente el promotor) de un nuevo suministro o de la ampliación de potencia de uno ya existente a la empresa distribuidora por las infraestructuras eléctricas necesarias entre la red de distribución existente y el primer elemento propiedad del solicitante.

b. Derechos de acceso: la contraprestación económica a pagar por cada contratante (normalmente el consumidor) de un nuevo suministro o de la ampliación de potencia de uno ya existente, cuyo abono procederá, en todo caso, por su incorporación a la red.

Los derechos de acometida serán únicos para todo el territorio nacional y se determinarán atendiendo a las características del suministro correspondiente.

Fuente: 
Comisión Nacional de la Energía
Valora el artículo: 
1