Inicio » Actualidad

Noticias

Aviso. Desde el 1 de enero de 2022, el plazo de garantía de los productos de consumo se amplía a 3 años (2 años cuando se trate de contenidos o servicios digitales)

Con la modificación del texto refundido de la Ley General de defensa de las personas consumidoras se recogen, además, y entre otras cuestiones, aspectos relativos a los contratos de suministro de contenidos o servicios digitales, así como, la garantía de existencia de un adecuado servicio técnico y de repuestos necesarios durante un mínimo de 10 años a partir de la fecha en que el producto deje de fabricarse.

Etiquetas:

El pasado 28 de abril de 2021 fue publicado en Boletín Oficial del Estado el Real Decreto-ley 7/2021, de 27 de abril, de transposición de determinadas Directivas de la Unión Europea en materias dispares, entre las que se incluyen las relacionadas con defensa de las personas consumidoras.

En concreto, se transponen, en lo tocante a la defensa de las personas consumidoras, la Directiva (UE) 2019/770, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de mayo de 2019, relativa a determinados aspectos de los contratos de suministro de contenidos y servicios digitales, así como la Directiva (UE) 2019/771, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de mayo de 2019, relativa a determinados aspectos de los contratos de compraventa de bienes.

Como novedades más significativas incorporadas en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, y teniendo en cuenta los aspectos relativos a los contratos de suministro de contenidos y servicios digitales:

  • Dentro del concepto de contrato realizado con las personas consumidoras, se incluye como tal el referente al contrato a través del cual una determinada empresa suministra o se compromete a suministrar contenidos o servicios digitales a la persona consumidora, y esta facilita o se compromete a facilitar datos personales.
  • En cuanto a los servicios y contenidos digitales, se incluyen los contratos en los que una empresa determinada suministra o se compromete a suministrar contenidos o servicios digitales a la persona consumidora a cambio de que esta facilite o se comprometa a facilitar sus datos personales (la protección de estos datos personales es un derecho fundamental y su tratamiento debe cumplir con las obligaciones aplicables en la materia). Asimismo, cabe destacar que los servicios y contenidos digitales también se suministran cuando la persona consumidora no abona un precio como tal, sino que facilita datos personales a la empresa.
  • Se amplían los conceptos y definiciones relativas a los contratos, incorporando elementos relacionados con los contenidos y los servicios digitales. Por ejemplo, se entiende por contenido digital los datos producidos y suministrados en formato digital, y por servicio digital aquel que permite a la persona consumidora crear, tratar, almacenar o consultar datos en formato digital, o un servicio que permite compartir datos en formato digital cargados o creados por la persona consumidora u otras personas usuarias del servicio, o interactuar de otra forma con tales datos. Se adoptan, igualmente, determinados conceptos relacionados con los mencionados contenidos y servicios digitales, tales como: compatibilidad, funcionalidad, integración, interoperabilidad y entornos digitales.
  • Si una persona usuaria incumple un determinado compromiso de permanencia que adquirió en su día con una empresa, la penalización por baja o cese anticipado del contrato será proporcional al número de días no efectivos del compromiso de permanencia acordado. Es decir, la penalización debe ser por los días que resten para la finalización del periodo de permanencia en cuestión.
  • Se establece que, salvo que las partes acuerden otra cosa, la empresa entregará los bienes adquiridos, sin demora indebida, en un plazo máximo de 30 días naturales a partir de la celebración del contrato y suministrará los contenidos o servicios digitales sin demora indebida tras celebrarse el contrato:
  1. Si la empresa no cumple la entrega, la persona consumidora la podrá emplazar para que cumpla en plazo adicional adecuado.
  2. Si la empresa incumple la obligación de suministro, la persona consumidora podrá solicitar que le sean suministrados los contenidos o servicios digitales sin demora indebida o en periodo de tiempo adicional acordado por las partes de modo expreso.
  3. Si la empresa continúa sin cumplir con la entrega o suministro, la persona consumidora tendrá derecho a resolver el contrato.

Como novedades más significativas incorporadas en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, y teniendo en cuenta los aspectos relativos a los contratos de compraventa de bienes:

  • Dentro del régimen de garantías de consumo se incluyen, además de los contratos de compraventa de bienes existentes o de bienes que hayan de producirse o fabricarse, todos aquellos contratos de suministro de contenidos o servicios digitales.
  • Se recoge un listado pormenorizado de productos o servicios a los cuales no les es aplicable el régimen de garantías de bienes de consumo, por ejemplo: animales vivos; bienes de segunda mano adquiridos en subasta administrativa a la que la persona consumidora pueda asistir personalmente; prestación de servicios diferentes de los servicios digitales; servicios de comunicaciones electrónicas prestados a cambio de remuneración a través de redes; servicios financieros; servicios de juego; contenidos o servicios digitales relacionados con la salud; entre otros:
  • Para la comprobación de la conformidad con el contrato de los bienes y de los contenidos o servicios digitales, es decir, que no tiene defectos de origen, se tendrá en cuenta el cumplimiento de una serie de requisitos objetivos y subjetivos de conformidad. Aquí se incluye la falta de conformidad derivada de una incorrecta instalación del bien o integración incorrecta de los contenidos o servicios digitales en el entorno digital de la persona consumidora.
  • Ante la falta de conformidad, la persona consumidora podrá exigir la oportuna subsanación mediante, en su caso, la reparación o sustitución de los bienes, y si estas no fueran efectivas, mediante la reducción del precio o la resolución del contrato, pudiéndose exigir, además, por la persona consumidora, y si procediera, la indemnización de daños y perjuicios.
  • La persona consumidora, en los casos de falta de conformidad con el oportuno contrato, tendrá derecho a elegir entre la reparación o la sustitución (salvo que una de estas opciones resultara imposible o desproporcionada).
  • Con respecto a los plazos de garantía:
  1. En los casos de contratos de compraventa de bienes o suministro de contenidos o servicios digitales suministrados en acto único o en una serie de actos individuales, la persona empresaria será responsable de las faltas de conformidad existentes en el momento de la entrega o del suministro y que se manifiesten en plazo de 3 años desde la entrega (para el caso de bienes) o de 2 años (para el caso de contenidos y servicios digitales).
  2. En bienes de segunda mano, la empresa y la persona consumidora podrán pactar un plazo menor al indicado anteriormente, que no podrá ser inferior a 1 año desde la entrega.
  • Salvo prueba en contrario, se presume que las faltas de conformidad manifestadas:
  1. En los 2 años siguientes a la entrega del bien, ya existían cuando dicho bien fue entregado (salvo cuando para los bienes esta presunción sea incompatible con su naturaleza o la índole de la falta de conformidad).
  2. En el año siguiente al suministro del contenido o servicio digital suministrado en acto único o en una serie de actos individuales, ya existían cuando dicho contenido o servicio digital se suministró.
  • En los bienes de segunda mano, la empresa y la persona consumidora podrán pactar un plazo de presunción menor al indicado anteriormente, que no podrá ser inferior al periodo de responsabilidad pactado por falta de conformidad.
  • Cuando se ejerza el derecho de, en su caso, reparación o sustitución, los plazos de garantía permanecerán en suspenso. El periodo de suspensión:
  1. Comenzará en el momento en que la persona consumidora ponga el bien o el contenido o servicio digital a disposición de la empresa para su reparación o sustitución.
  2. Finalizará en el momento en que se produzca la entrega del bien o el suministro del contenido o servicio digital, ya conformes, a la persona consumidora.
  • Cuando se haga entrega del bien o se suministre el contenido o servicio digital, tras haberlos sometido, en su caso, a la reparación o sustitución, durante el año posterior la empresa responderá de las faltas de conformidad que motivaron su envío a sustitución o reparación (se presumirá en este caso, que se trata de la misma falta de conformidad si se reproducen los defectos del mismo origen que los inicialmente manifestados).
  • Las acciones para reclamar el cumplimiento de las garantías de un producto de consumo prescriben a los 5 años desde que se manifestara la falta de conformidad.
  • Para garantizar una mayor durabilidad de los bienes puestos en el mercado, conseguir un consumo más sostenible y lograr los objetivos de la economía circular, la entidad productora de los bienes deberá garantizar, en todo caso, la existencia de una adecuado servicio técnico, así como la existencia de repuestos durante el plazo mínimo de 10 años a partir de la fecha en que el bien deje de fabricarse. Se contribuye al derecho de reparación reclamado por el Parlamento Europeo en su Resolución de 25 de noviembre de 2020, sobre el tema “Hacia un mercado único más sostenible para las empresas y los consumidores”.

 

Si necesita información en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora la noticia: