La Dirección General de Consumo, ante el cierre del centro de depilación láser y medicina estética ÚNICO de Córdoba, comunica a las personas usuarias afectadas:

    • El centro de depilación y medicina estética ÚNICO ubicado en el centro comercial El Arcángel de Córdoba ha cerrado, dejando a clientes sin completar o sin iniciar los tratamientos financiados o pagados.
Etiquetas


    • La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía recuerda a las personas usuarias afectadas por el cierre de estos centros que tienen derecho a reclamar el reembolso del importe de los tratamientos ya pagados, y también a reclamar la cancelación de los tratamientos financiados ya hayan sido o no iniciados.
    • Desde Consumo, se recuerda que en la reclamación contra la empresa, la persona afectada debe detallar el caso particular y las cantidades que se deban devolver. Se debe presentar la reclamación por un medio que permitiera acreditar la realización de la misma (por ejemplo, carta certificada con acuse de recibo), dirigida al domicilio social de la empresa en cuestión cuyos datos aparecen en el contrato firmado en su día por la persona interesada.
    • En la web de Centros ÚNICO, se detalla en la sección ‘Aviso Legal’ que para cualquier reclamación o solicitud de información, se puede dirigir las dudas o reclamaciones a LA GAVIA AESORES, S.L.U., sita en C/ Altamirano 33, Bajo. 28008 Madrid(Madrid), teléfono: 914315027, y dirección electrónica: dpo@centrosunico.com.
    • Si el tratamiento se ha financiado, la persona afectada debe dirigir la reclamación a la entidad financiera que hubiera concedido el crédito vinculado (tras reclamar ante la empresa), a fin de que se suspendan los pagos periódicos, fundamentada en la suspensión del tratamiento o el cierre del establecimiento. En la reclamación se debe indicar una descripción detallada de lo sucedido y de lo que demanda la persona usuaria (anulación del contrato firmado por incumplimiento, así como la devolución del importe abonado o, en su caso, del importe de la parte no satisfecha).
    • El cliente puede instar a que se ejecuten los servicios previamente contratados, se finalicen los tratamientos ya iniciados, o se devuelvan las cantidades abonadas si el tratamiento no hubiera sido finalizado.
    • Para poder reclamar, es fundamental aportar toda la documentación recopilada en torno al contrato: folletos; publicidad; presupuestos; contratos; acreditación de los pagos efectuados; facturas; historia clínica, en su caso (solicitado a la empresa en cuestión a su sede social si el establecimiento estuviera cerrado); etc. Para obtener la historia clínica u otra documentación en poder del establecimiento o la empresa, tras ejercer su derecho de acceso a sus datos personales, la empresa no accede a la petición, se debe interponer reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD).
    • Si la financiera no atendiera las peticiones de la persona afectada, se podría presentar la oportuna reclamación ante la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) de la localidad de residencia de la persona afectada o, en su defecto, ante el Servicio de Consumo Provincial de la Junta de Andalucía de la provincia de residencia de la persona reclamante. Esta reclamación podrá acompañarse, entre otros documentos, de la reclamación previa interpuesta a la clínica, el contrato de financiación, la posible publicidad, así como las comunicaciones mantenidas con la clínica y con la financiera.
    • Con respecto al derecho de reembolso o devolución, el Ministerio de Consumo recoge, en un caso similar, que si no se continúa o no se ha iniciado la prestación del servicio, la persona afectada tiene derecho a devolución de las cantidades abonadas correspondientes a los servicios no prestados o de la parte del tratamiento no realizado. De acuerdo con la forma de financiación de los servicios contratados y no prestados, hay varios casos
    1) Las personas que hayan pagado por adelantado un tratamiento gozan del derecho a solicitar a la entidad implicada (la que aparece en el contrato que se firmó en su momento) la devolución de los servicios no prestados. Si la entidad no atendiera esta petición, se debe acudir a la vía judicial.
    2)     Las personas que hayan suscrito un contrato de crédito vinculado (crédito contratado exclusivamente para financiar la prestación de un servicio específico de manera que ambos contratos constituyen una unidad comercial desde un punto de vista objetivo) con una entidad financiera para la financiación de un servicio, podrán ejercer los mismos derechos que ante la clínica con respecto a la entidad financiera con la que se hubiera suscrito el contrato de crédito vinculado, siempre que: se haya dejado de prestar de forma efectiva el servicio y se haya reclamado de manera previa, bien judicial, bien extrajudicialmente, ante la empresa prestadora del servicio.

    En este caso, la persona usuaria deberá dirigirse al Servicio de Atención a la Clientela de la entidad financiera con la que se hubiera suscrito el contrato de crédito vinculado, a la que debe trasladar la falta de prestación del servicio y solicitar el cumplimiento del contrato, y no siendo así, la paralización del abono de nuevas cuotas y la devolución de los importes ya abonados por los servicios no prestados.
    3) Las personas que hayan financiado el tratamiento a través de un préstamo personal (no vinculado expresamente a la prestación del servicio) deben poner esta circunstancia en conocimiento de la entidad financiera para intentar negociar la consecución de la devolución de los importes o la paralización del contrato.
    • Finalmente, se puede acudir a la vía judicial para demandar sus derechos, tanto sin necesidad de plantear reclamación previa, como si el asunto no hubiera sido resuelto previamente en vía administrativa. Si el importe reclamado supera los 2.000 euros es necesaria la ayuda de un abogado.

Consumo Responde

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder a través del número de teléfono gratuito 900 21 50 80, y del correo consumoresponde@juntadeandalucia.es, ambos en horario de atención de 8 a 20 horas de lunes a viernes y de 8 a 15 horas los sábados (salvo festivos); así como a través de la página web https://www.consumoresponde.es, y de los perfiles de X (@consumoresponde), Facebook (www.facebook.com/consumoresponde) e Instagram (@consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Consumo presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

Valora el contenido:
0