Inicio » Actualidad » Noticias

Noticias

Consumo recomienda contratar una agencia de viajes con buenas referencias y que esté inscrita en el Sistema Arbitral de Consumo

La persona usuaria podrá solicitar el reembolso de las cantidades abonadas si la empresa procediera a la cancelación del viaje combinado
Personas consumidoras en una agencia de viajes

Una de las opciones más frecuentemente utilizadas por las personas viajeras en la planificación de sus viajes son las agencias de viajes, empresas de intermediación turística que se encargan de organizar o comercializar viajes combinados o de otros servicios en este ámbito.

Se trata de negocios que, si están radicados o ejercen su actividad en el ámbito territorial de la comunidad autónoma andaluza, deben estar inscritos en el Registro de Turismo de Andalucía. Consumo Responde, dependiente de la Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía, recuerda la importancia de que la persona usuaria acuda a un establecimiento adherido al Sistema Arbitral de Consumo, lo que supone un distintivo de calidad de la empresa, pues proporciona una garantía adicional para una posible reclamación al poder dirigirse al mismo para solucionar los problemas suscitados.

Asimismo, Consumo resalta que ante cualquier incidencia relacionada con un viaje combinado, la reclamación deberá presentarse ante la misma agencia de viajes que gestionó el viaje combinado (y no, por ejemplo, a la compañía aérea implicada). Los viajes combinados consisten en la suma de diferentes tipos (dos como mínimo) de servicios de viajes, tales como el transporte o desplazamiento de las personas viajeras, el alojamiento, comidas, o un posible alquiler de vehículo.

Se recomienda exigir siempre un contrato formalizado por escrito, que debe ser leído con detenimiento antes de firmarlo. Si la agencia procediera a la cancelación del viaje combinado, la persona usuaria puede solicitar el reembolso de las cantidades abonadas, o bien que se le ofrezca otro viaje equivalente al cancelado (o superior).

En el caso de que se ofreciera un viaje de calidad inferior, será devuelta la correspondiente diferencia de precios. Además, la rescisión del contrato por parte de la empresa organizadora o detallista conllevará una indemnización por su parte. De igual modo, si es la persona usuaria quien cancela el viaje, tendrá que abonar los gastos de gestión, de anulación, si los hay, así como una penalización.

La persona viajera dispondrá del plazo de 14 días para ejercer su derecho a desistir del contrato de viaje combinado, sin necesidad de justificación, si la contratación se ha celebrado fuera del establecimiento mercantil.

Consumo aconseja acudir a una agencia de viajes, con buenas referencias, que cuente con la oportuna licencia e inscripción en el Registro de Turismo de Andalucía. Se recomienda conservar toda la documentación acreditativa del contrato firmado (facturas, tiques, recibos de cantidades entregadas a cuenta, además del propio contrato), y además la información precontractual (folletos, programas, guías publicitarias, etc.).

La persona usuaria tendrá la posibilidad de presentar la Hoja de Quejas y Reclamaciones si surgiera alguna incidencia o problema con el servicio ofrecido.

Consumo Responde

Ante cualquier duda o consulta en materia de consumo, la ciudadanía puede contactar con Consumo Responde, un servicio gratuito de información y asesoramiento a las personas consumidoras y usuarias, impulsado por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía. Se trata de un servicio multicanal, al que se puede acceder de forma continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, de la página www.consumoresponde.es, del correo consumoresponde@juntadeandalucia.es; y de los perfiles de Twitter (@consumoresponde), Facebook (www.facebook.com/consumoresponde) e Instagram (@consumoresponde).

También se puede recibir asesoramiento en los Servicios Provinciales de Consumo de las delegaciones territoriales de Salud y Familias presentes en todas las capitales de provincia, así como en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMIC), y en las organizaciones de personas consumidoras y usuarias.

Valora la noticia: