Inicio » Actualidad » Noticias

Noticias

El consumidor tiene derecho a comprobar que las balanzas estén verificadas y saber el precio de compra-venta de oro antes de firmar el contrato

La Dirección General de Consumo plantea una serie de recomendaciones tras la proliferación de este tipo de establecimientos con la crisis

El consumidor tiene derecho a comprobar que las balanzas estén verificadas y saber el precio de compra-venta de oro antes de firmar el contrato. Son dos de las consideraciones que deben tener los andaluces en las tiendas de compra-venta de oro. Éste es un producto de los denominados como ‘valor refugio’, ya que no pierde su valía en época de crisis. Por eso, la Dirección General de Consumo quiere hacer una serie de recomendaciones a las personas consumidoras andaluzas.

Una de las consideraciones que el consumidor tiene que tener en cuenta cuando acuda a un comercio de compra-venta de oro es que los precios de venta de estos artículos son libremente determinados y ofertados por el comerciante, así como los precios de compra. El precio del oro cotiza diariamente en el mercado de materias primas de la bolsa y debería ser esta marca la que determine su precio. En el caso de los establecimientos de compra-venta de oro, este precio es ajeno a esta cotización, aunque el consumidor debería estar al tanto de este hecho y comparar entre comercios.

Además, antes de contratar el empresario deberá poner a disposición del consumidor la información necesaria de forma clara, comprensible y adaptada a las circunstancias, como, por ejemplo, el precio de compra completo, incluidos los impuestos, así como el de venta, en su caso.

El comerciante, asimismo, tendrá que informar de la unidad de medida utilizada por su empresa, y el consumidor podrá exigir la comprobación de que las balanzas disponibles para la compra o venta de oro que sean necesarias para dicha contratación se encuentren verificadas por VEIASA (Empresa Pública de la Junta de Andalucía, Verificaciones Industriales de Andalucía, S.A.), las cuales tendrán que tener la correspondiente etiqueta de verificación, que atestigua que ha pasado la revisión periódica pertinente.

Consumo recuerda a la persona que en la factura, contrato y documentos necesarios en la compra-venta deben aparecer todos los datos obligatorios, como el nombre, razón social y domicilio completo del responsable de la oferta contractual.

En cualquier caso, si tiene cualquier incidencia, también se puede presentar una hoja de quejas y reclamaciones en los servicios de Consumo de la Junta de Andalucía, en las Oficinas Municipales de Información al Consumidor o a las Asociaciones de Consumidores. La ciudadanía andaluza dispone además del Teléfono del Consumidor (900 21 50 80) para obtener más información.

Valora la noticia: