Inicio » Actualidad » Noticias

Noticias

Junta recomienda comprobar los precios de las comidas y bebidas que ofertan las casetas de la Feria de Abril

Consumo recuerda que los importes son libres pero deben indicarse de forma expresa y con todos los impuestos incluidos

La Secretaría General de Consumo de la Junta de Andalucía aconseja a las personas consumidoras comprobar bien los precios de las comidas y bebidas que ofrecen las casetas de la Feria de Abril de Sevilla, para evitar posibles abusos. Con esta finalidad, realiza una serie de recomendaciones y recuerda las obligaciones de las casetas en cuanto a precios y servicios de comidas y bebidas que presten, ya sea en el interior o en el exterior de los establecimientos.

En este sentido, se advierte en primer lugar que los precios son libres y pueden variar incluso de un día para otro, aunque deben estar expuestos al público en lugar visible en las cartas de comidas o bebidas, murales, pizarras o cualquier otro soporte que se emplee. Además, deben indicarse los totales con todos los impuestos incluidos sin tachaduras u otros síntomas de manipulación, siendo denunciable en caso contrario.

Asimismo y para evitar su deterioro o alteración, las cartas o listas de precios deben estar protegidas y a disposición del público para que las pueda consultar de manera directa y libre. Su contenido debe ser visible y legible.

Cuando se trate de servicios prestados en mesa, las personas consumidoras tienen también derecho a que les entreguen, antes de realizar cualquier pedido, una carta o lista con todos los productos ofertados y sus precios. Si los importes en barra son distintos de los de mesa, debe advertirse de forma clara en la carta o lista de precios y en cualquier otro medio de publicidad utilizado.

Por su parte, los menús y platos combinados se deben anunciar desglosando su contenido e indicando si en el precio se incluye el pan, la bebida y el postre. Si no puede servirse alguno de los componentes, deberá indicarse de forma expresa a la clientela para que manifieste su conformidad con el producto sustituido que le ofrecen y que, en ningún caso, puede suponer un aumento del precio ni una rebaja de la calidad.

Si los alimentos son de charcutería, quesos u otros susceptibles de ser cortados de una pieza principal se ofrecerán al público por unidades de peso, mostrando el precio de cada una de ellas. En el supuesto de moluscos o crustáceos deben ofertarse por peso o por unidades, indicándose en este último caso su número.

Asimismo, de acuerdo con la normativa vigente, está expresamente prohibido incluir en las cartas, listas de precios o cualquier otro medio de publicidad la expresión 'precio según mercado' o similares.

Todos los establecimientos, ya sean fijos o itinerantes, están obligados a tener a disposición de la clientela, las hojas de quejas y reclamaciones oficiales de la Junta de Andalucía reguladas en el Anexo I del Decreto 72/2008, de 4 de marzo (actualizado por orden de 26 de julio de 2013). Además deben informar de su existencia mediante un cartel situado en un lugar visible.

La empresa o comercio dispone de un plazo de 10 días hábiles para dar una respuesta a la persona consumidora o usuaria. Si no se produce tal respuesta o la misma no satisface al reclamante, éste puede presentar una copia en su OMIC o Administración de Consumo de la Junta de Andalucía. Ello permitirá iniciar un procedimiento de mediación así como detectar posibles infracciones que puedan originar, en su caso, un procedimiento inspector o sancionador.

 

 

 

 

 

Valora la noticia: