Inicio » Artículos

Altas y bajas en los servicios de internet

Si deseas contratar un servicio de internet debes saber que el plazo máximo para que el operador designado para la prestación del servicio universal, es decir, Telefónica, atienda tu solicitud de alta es de sesenta días naturales, contados a partir de su recepción.

En caso de que para la realización del suministro sea necesario obtener permisos, derechos de ocupación o de paso específicos, el operador podrá descontar los retrasos debidos a estas causas, previa comunicación por correo certificado con acuse de recibo, donde se te informará de la posibilidad de presentar reclamaciones de acuerdo con la normativa.

Si no se puede realizar el mencionado suministro en dicho plazo, una vez descontados los retrasos anteriores, sin mediar causas de fuerza mayor u otras imputables a ti, el operador deberá compensarte eximiéndote del pago de un número de cuotas mensuales de abono equivalentes al número de meses o fracción de ellos en que se haya superado dicho plazo.

La normativa no establece un plazo máximo para el resto de operadores, si bien dicho plazo debe figurar obligatoriamente en el contrato.

Normalmente, cuando contratas el servicio de acceso a Internet se te informa sobre el plazo aproximado para que se inicie servicio. Ese plazo suele ser una expectativa del operador, y con frecuencia es distinto del que figura en el contrato.

Por lo tanto, cuando contrates el servicio, recuerda preguntar por ese plazo, exige que conste en el contrato y consérvalo, ya que es el único al que se encuentra obligado el operador. Si no dispones de él puedes consultarlo en la web del operador o solicitarlo por escrito en el teléfono de atención al cliente. Si tras revisar el contrato compruebas que se ha incumplido este periodo puedes reclamar.

Es importante también que antes de hacer el contrato te asegures de la calidad del servicio que te ofrecen.

La baja del contrato puede darse por las causas generales de extinción pero también a tu voluntad, comunicándolo siempre al operador con una antelación mínima de dos días hábiles. Debes saber que el operador no podrá facturar y cobrar cualquier cantidad que se haya podido devengar, por causa no imputable a ti, con posterioridad al plazo de dos días en que debió surtir efectos la baja.

Recuerda por tanto cuando pidas la baja que te faciliten el número de referencia de tu solicitud y un documento donde quede acreditado que has hecho la petición, ya que es el medio de prueba de que has solicitado la baja y la forma para que el operador no pueda facturarte con posterioridad al plazo de los dos días de la fecha de solicitud.

Valora el artículo: