Inicio » Artículos

Alusiones normativas con relación a la práctica del spam telefónico, tanto de llamadas, como de mensajes

Si desea conocer la fundamentación normativa de lo que se puede considerar spam telefónico, tanto de llamadas, como de mensajes, se ofrece información sobre la misma.

- De acuerdo con la Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones en su artículo 38 (derechos de los consumidores y usuarios), las personas abonadas tendrán, entre otros, el derecho a no recibir llamadas y comunicaciones automáticas sin intervención humana, o mensajes de fax con fines de venta directa sin haber prestado su consentimiento previo e informado para ello.

- En virtud del artículo 31 del Real Decreto 899/2009, de 22 de mayo, por el que se aprueba la carta de derechos del usuario de los servicios de comunicaciones, en relación con los datos personales, las personas usuarias finales serán titulares de, entre otros derechos, el de la protección frente a llamadas no solicitadas con fines comerciales.

- Si se atiende al artículo 21 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de Servicios de la Sociedad de la Información y del comercio Electrónico:

  1. Queda prohibido el envío de comunicaciones publicitarias o promocionales por correo electrónico u otro medio de comunicación electrónica equivalente (a través de Internet u otros medios electrónicos equivalentes como el servicio de mensajería de telefonía móvil) que previamente no hubieran sido solicitadas o expresamente autorizadas por las personas destinatarias de las mismas (no aplicable cuando exista una relación contractual previa, siempre que el prestador hubiera obtenido de forma lícita los datos de contacto del destinatario y los empleara para el envío de comunicaciones comerciales referentes a productos o servicios de su propia empresa que sean similares a los que inicialmente fueron objeto de contratación con la persona cliente).
  2. En todo caso, el prestador deberá ofrecer a la persona destinataria la posibilidad de oponerse al tratamiento de sus datos con fines promocionales mediante un procedimiento sencillo y gratuito, tanto en el momento de recogida de los datos como en cada una de las comunicaciones comerciales que le dirija.

- En el artículo 3 de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, se establece, entre otros aspectos, la consideración de ilícita de la publicidad engañosa, desleal y agresiva, que tendrán el carácter de actos de competencia desleal.

- Acudiendo al artículo 19 de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal, tendrán la consideración de prácticas comerciales desleales con las personas consumidoras y usuarias las previstas, entre otros artículos, en el artículo 8 de esta Ley. El artículo 8 de esta Ley regula las prácticas agresivas y considera desleal todo comportamiento que teniendo en cuenta sus características y circunstancias, sea susceptible de mermar de manera significativa, mediante acoso, coacción, incluido el uso de la fuerza, o influencia indebida, la libertad de elección o conducta del destinatario en relación con el bien o servicio y, por consiguiente, afecte o pueda afectar a su comportamiento económico.

- El artículo 29 de la Ley de Competencia Desleal, regula las prácticas agresivas por acoso. Con respecto a éstas, se establece en su apartado segundo:

  1. Se reputa desleal realizar propuestas no deseadas y reiteradas por teléfono, fax, correo electrónico u otros medios de comunicación a distancia, salvo en las circunstancias y en la medida en que esté justificado legalmente para hacer cumplir una obligación contractual.   
  2. El empresario o profesional deberá utilizar en estas comunicaciones sistemas que le permitan a la persona consumidora dejar constancia de su oposición a seguir recibiendo propuestas comerciales de dicho empresario o profesional.
  3. Para que la persona consumidora o usuaria pueda ejercer su derecho a manifestar su oposición a recibir propuestas comerciales no deseadas, cuando éstas se realicen por vía telefónica, las llamadas deberán realizarse desde un número de teléfono identificable.
Valora el artículo: