Inicio » Artículos

Aspectos Generales de los créditos al consumo

A continuación, se ofrece información básica sobre los créditos al consumo, así como las características básicas de la campaña específica en la materia de la Comisión Europea

¿Qué se entiende por contrato de crédito al consumo?

En virtud de la Ley16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo, a través de un contrato de crédito al consumo un prestamista concede o se compromete a conceder a una persona consumidora un crédito bajo la forma de pago aplazado, préstamo, apertura de crédito o cualquier medio equivalente de financiación. No se considerarán contratos de crédito los que consistan en el suministro de bienes de un mismo tipo o en la prestación continuada de servicios, siempre que en el marco de aquéllos asista a la persona consumidora el derecho a pagar por tales bienes o servicios a plazos durante el período de su duración.

Son partes en el contrato de crédito:

- La persona consumidora o persona física que, en las relaciones contractuales de la Ley de Crédito al Consumo, actúa con fines que están al margen de su actividad comercial o profesional.

- Prestamista o persona física o jurídica que concede o se compromete a conceder un crédito en el ejercicio de su actividad comercial o profesional.

- Intermediario de crédito o persona física o jurídica que no actúa como prestamista y que en el transcurso de su actividad comercial o profesional, contra una remuneración que puede ser de índole pecuniaria o revestir cualquier otra forma de beneficio económico acordado: presenta u ofrece contratos de crédito, asiste a las personas consumidoras en los trámites previos de los contratos de crédito o celebra contratos de crédito con personas consumidoras en nombre del prestamista.

¿Qué tipos de contratos no están incluidos dentro del concepto de crédito al consumo?

a) Los contratos de crédito garantizados con hipoteca inmobiliaria.

b) Los contratos de crédito cuya finalidad sea adquirir o conservar derechos de propiedad sobre terrenos o edificios construidos o por construir.

c) Los contratos de crédito cuyo importe total sea inferior a 200 euros.

d) Los contratos de arrendamiento o de arrendamiento financiero en los que no se establezca una obligación de compra del objeto del contrato por el arrendatario ni en el propio contrato ni en otro contrato aparte. Se considerará que existe obligación si el prestamista así lo ha decidido unilateralmente.

e) Los contratos de crédito concedidos en forma de facilidad de descubierto y que tengan que reembolsarse en el plazo máximo de un mes.

f) Los contratos de crédito concedidos libres de intereses y sin ningún otro tipo de gastos, y los contratos de crédito en virtud de los cuales el crédito deba ser reembolsado en el plazo máximo de tres meses y por los que sólo se deban pagar unos gastos mínimos.

g) Los contratos de crédito concedidos por un empresario a sus empleados a título subsidiario y sin intereses o cuyas tasas anuales equivalentes sean inferiores a las del mercado, y que no se ofrezcan al público en general (se entenderá por tasas anuales equivalentes inferiores a las del mercado las que sean inferiores al tipo de interés legal del dinero).

h) Los contratos de crédito celebrados con empresas de servicios de inversión.

i) Los contratos de crédito que son el resultado de un acuerdo alcanzado en los tribunales.

j) Los contratos de crédito relativos al pago aplazado, sin intereses, comisiones ni otros gastos, de una deuda existente.

k) Los contratos de crédito para cuya celebración se pide al consumidor que entregue un bien al prestamista como garantía de seguridad y en los que la responsabilidad del consumidor está estrictamente limitada a dicho bien.

¿En qué consiste la Campaña de créditos al consumo de la Unión Europea?

- Se trata de una campaña informativa y de sensibilización sobre los derechos de créditos al consumo, especialmente dirigido para personas de edades comprendidas entre 18 y 35 años, inicialmente lanzada para cuatro países: Chipre, Irlanda, Malta y España, y que está basada en la Directiva2008/48/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de abril de 2008, relativa a los contratos de crédito al consumo. Esta campaña tiene como objetivo aumentar la conciencia de las personas consumidoras sobre los derechos que la Directiva de créditos al consumo les garantiza.

- La Campaña se lanza justo ahora por: la falta de información relativa a las ofertas de crédito (las personas consumidoras siguen sin estar concienciadas de los beneficios de comparar tarifas u ofertas), el desarrollo cada vez mayor de productos de crédito y por la profunda fragmentación del mercado de crédito.

- La Campaña Visual de la Comisión Europea se basa en 3 palabras:

PARA– Revisa y compara las ofertas de créditos incluida la tasa anual equivalente.

PIENSA– Dispones de 14 días para cambiar de idea. Estás en tu derecho de reembolsar el crédito de forma anticipada a cambio de una compensación equitativa.

ACTÚA– Comprueba todos tus derechos en http://ec.europa.eu/credito-al-consumo. #creditoalconsumo.

- El marco legislativo de esta Campaña es el siguiente:

Directiva 2008/48/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de abril de 2008, relativa a los contratos de crédito al consumo.

Ley 16/2011, de 24 de junio, de contratos de crédito al consumo (incorpora la Directiva a la legislación de España).

Valora el artículo: