Inicio » Artículos

Aspectos generales de los establecimientos hoteleros

A continuación se ofrecen los aspectos generales de los establecimientos hoteleros, así como la clasificación de los mismos establecida por la normativa.

Etiquetas:

Se entiende por servicio de alojamiento hotelero, el servicio turístico cuyo objeto es facilitar, mediante precio, hospedaje, estancia y servicios complementarios en los establecimientos hoteleros, mientras que los servicios complementarios son servicios diferentes al hospedaje prestado en un establecimiento.

La clasificación de un establecimiento hotelero es la inclusión del mismo en un grupo, categoría, modalidad y, en su caso, especialidad.

Los establecimientos hoteleros serán considerados, a todos los efectos, como establecimientos de uso público, siendo libre el acceso a los mismos. La admisión o permanencia en estos establecimientos hoteleros, sólo podrá denegarse:

  • Por falta de capacidad de alojamiento o de sus instalaciones.
  • Por incumplir los requisitos de admisión establecidos en su reglamento de régimen interior.
  • Por adoptar conductas que puedan inducir peligro o molestias a otras personas, usuarias o no, o que dificulten el normal desarrollo de la actividad.

En ningún caso el acceso a los establecimientos hoteleros podrá ser restringido por razones de discapacidad, raza, lugar de procedencia, sexo, religión, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social.

Clasificación de los establecimientos hoteleros.

Se clasifican en: grupos, categorías, modalidades y, en su caso, especialidades (la clasificación en grupo, categoría y modalidad será obligatoria). Las especialidades suponen un criterio complementario y voluntario, de interés para la información de la persona usuaria.

Los establecimientos hoteleros se clasifican en 4 grupos:

  • Hoteles: destinados a la prestación del servicio de alojamiento turístico que ocupan la totalidad o parte independiente de un edificio o conjunto de edificios, constituyendo sus dependencias una explotación homogénea con entradas propias y, en su caso, ascensores y escaleras de uso exclusivo. Se clasifican en: 5, 4, 3, 2 y 1 estrella.
  • Hoteles – apartamentos: reúnen los requisitos de los hoteles y cuentan, además, con instalaciones adecuadas para la conservación, elaboración y consumo de alimentos y bebidas dentro de cada unidad de alojamiento. Se clasifican en: 5, 4, 3, 2 y 1 estrella.
  • Hostales: por su dimensión, estructura o tipología o por las características de los servicios que ofrecen, no alcanzan los niveles exigidos a los hoteles. Pueden ocupar sólo una parte de un edificio y deberán estar dotados de aseos en todas las unidades de alojamiento. Se clasifican en: 1 y 2 estrellas.
  • Pensiones: por su dimensión, estructura o tipología o por las características de los servicios que ofrecen, no alcanzan los niveles exigidos a los hostales. Pueden ocupar sólo parte de un edificio y tener lo aseos o baños fuera de la unidad de alojamiento. Se clasifican en categoría única.

Sólo los hostales y las pensiones podrán ocupar partes no independientes de un edificio.

Los establecimientos hoteleros, atendiendo a su ubicación, se clasifican en las modalidades de: playa, ciudad, rural y carretera.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través de número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Asimismo, podrá obtener información específica en materia de establecimientos hoteleros a través de la página Web de la Consejería de Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía.

 

Valora el artículo: 
4