Inicio » Artículos

Aviso sobre los números de teléfono que empiezan por “118”

Los números de teléfono que empiezan por “118” ofrecen servicios de consulta telefónica sobre números de abonado o abonada, que se utilizan, por ejemplo, para conocer el teléfono de otra persona, de una tienda, negocio o restaurante. A continuación, se ofrece la información que se debe tener en cuenta a la hora de utilizar este tipo de números.

¿Qué se entiende por servicios de consulta telefónica sobre números de abonado o abonada?

Este servicio de consulta telefónica consiste en:

  • La transmisión y conducción de las llamadas que efectúan las personas usuarias a este tipo de números desde los accesos a las redes públicas hasta los correspondientes centros de atención de llamadas.
  • El suministro de información por voz y, opcionalmente de datos, relativo a los números de la entidad o persona abonada de este servicio.

Se atribuye el código “118” al servicio de consulta telefónica sobre números de abonado o abonada. Este código irá seguido de 2 cifras (del tipo 118AB, donde AB tendrá los valores del 10 al 99 incluidos).

Este tipo de servicios queda regulado por la Orden CTE/711/2002, de 26 de marzo, que establece las condiciones de prestación del servicio de consulta telefónica sobre números de abonado o abonadas (y sucesivas modificaciones, la última de las cuales fue producida en virtud de Orden ETU/114/2018, de 8 de febrero). De acuerdo con esta última modificación, se otorga un plazo hasta el 14 de mayo de 2018 para que las entidades prestadoras de estos servicios se adapten a dicha modificación.

¿Qué datos se podrán obtener cuando se utilicen estos servicios?

La información facilitada a quien utilice estos servicios se limitará a los datos que sean estrictamente necesarios para la identificación. Las entidades proveedoras de estos servicios sólo podrán utilizar, en sus bases de datos, relativo a cada persona o entidad abonada: nombre y apellidos o razón social; número de persona abonada; dirección postal del domicilio (exceptuando piso, letra y escalera); y, en su caso, el terminal específico que deseen declarar.

Ha de tenerse en cuenta que las personas cuyos datos estén disponibles al público, podrán exigir a las operadoras y entidades proveedoras de los servicios que se les excluya de estos servicios de consulta telefónica. Para ello:

  • Las entidades operadoras especificarán en sus contratos de abono la forma en que este derecho se podrá ejercer.
  • Estas posibilidades de exclusión serán gratuitas para la persona consumidora.

Características generales que han de cumplirse cuando se utilizan estos servicios de consulta telefónica.

- La información solicitada por las personas consumidoras al utilizar estos servicios, deben darse de forma eficaz y sin dilaciones ni tiempos de espera injustificados.

- El acceso a estos servicios sólo podrá hacerse mediante marcación directa de la persona usuaria, a través de su propio terminal de telefonía, del código numérico correspondiente que empieza por “118”, de manera manual y activa (en un solo acto o mediante la introducción de cada dígito que componen el código).

- No será válida la marcación automática del número sin intervención de la persona usuaria.

- Las entidades que provean este tipo de servicios fijarán, de manera libre, los precios a cobrar a las personas usuarias a través de las facturas telefónicas.

- El precio del servicio se facturará siempre por tiempo. No se podrá aplicar cuota de establecimiento de llamada o similar.

- La duración máxima de una llamada al número que empieza por “118” será de 10 minutos, incluido el caso de que se ofrezca el denominado servicio de terminación de la llamada.

- La duración máxima de la llamada será informada a la persona usuaria en una locución telefónica (la entidad que provea este tipo de servicio será la que deba cortar la comunicación de forma automática al transcurrir tal periodo).

- Los números cuyas llamadas tengan un precio minorista superior a 2,5 euros el minuto (impuestos incluidos) sólo serán accesibles previa petición formal y expresa de la persona usuaria.

- En las facturas que genere la operadora telefónica se indicará el nombre y el número de teléfono de la entidad prestadora del servicio del “118” y el precio del mismo.

- Para cada llamada que efectúe una persona consumidora a este tipo de números de teléfono, se proporcionará la oportuna locución telefónica informativa, clara e inteligible, que informe exclusivamente sobre:

  • El precio máximo por minuto de la llamada (impuestos incluidos).
  • Su duración máxima.
  • Su nombre completo o denominación social.

- La locución contendrá el siguiente texto: “El precio máximo por minuto de esta llamada es de X euros, impuestos incluidos. Duración máxima de la llamada 10 minutos. Servicio de consulta telefónica prestado por [XXXXXXXXXXXXX]”.

- Con respecto a la aplicación de los precios específicos por utilización de estos servicios:

  • No podrán aplicarse a la persona usuaria que llama hasta que sea suministrada la locución informativa (la duración exacta de la locución será de 15 segundos), y pasados 5 segundos desde que dicha locución finalice (es decir, hasta que pasen esos 20 segundos no se podrá cobrar por la tarifa específica del servicio).
  • La locución de 15 segundos, y el periodo posterior de 5 segundos tras su finalización, no podrán ser facturados por precio superior al de una llamada ordinaria con destino a un número de teléfono geográfico.

- El tiempo de duración de la locución informativa se excluye del cómputo de la duración máxima de 10 minutos por llamada.

El servicio de terminación de llamada.

Es una facilidad que pueden ofrecer estos servicios prestados a través de los teléfonos que empiecen por“118”. Consiste en que la entidad prestadora del servicio, además de ofrecer la información sobre los números de personas o entidades abonadas consultados, también conectan directamente a la persona solicitante de la información con el número demandado. En este caso:

  • Con carácter previo a la terminación de la llamada, la entidad prestadora deberá informar, bien verbalmente por la persona que atiende la llamada, bien mediante nueva locución, del precio máximo por minuto de la llamada (impuestos incluidos).
  • Queda prohibido el servicio de terminación de llamadas a números que hayan sido atribuidos a la prestación de servicios de tarificación adicional (es decir, a teléfonos que empiecen por 803, 806, 807 y 905, así como a servicios de tarificación sobre sistemas de datos o 907).

¿Y si se ha tenido algún problema o incidencia en la utilización de este tipo de servicio?

Se recomienda que presente la oportuna reclamación en materia de telecomunicaciones.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Asimismo, podrá obtener información en materia de telecomunicaciones en la Oficina de Atención al Usuario de las Telecomunicaciones, dependiente del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

 

Valora el artículo: