Inicio » Artículos

Calificación de las infracciones en materia de consumo

Con carácter general, las infracciones contempladas en la ley son de carácter leve y se sancionan con multas de entre 200 y 5.000 euros. Sin embargo, otras tienen la consideración de graves, por lo que sus multas van de los 5.001 y 60.000 euros, o muy graves, a las que corresponden multas desde 60.001 hasta 1.000.000 de euros.

Etiquetas:

Entre las infracciones de carácter grave podemos encontrar las siguientes:

- Elaborar, distribuir, suministrar u ofertar bienes o servicios sin cumplir correctamente los deberes de información que impongan o regulen las leyes y los reglamentos en relación con cualquiera de los datos o menciones obligatorios o voluntarios y por cualquiera de los medios previstos para tal información, cuando afecte a la contratación de préstamos hipotecarios y productos financieros.

- Desviar para consumo humano y poner a disposición de los consumidores bienes no aptos para ello o destinados específicamente para otros usos.

- Realizar otras acciones u omisiones que, incluso sin infracción de normas de obligado cumplimiento, produzcan riesgo o daño efectivo para la salud o seguridad de los consumidores, si se realizan por falta de las precauciones exigibles en la actividad de que se trate.

- Defraudar en el peso, medida, cantidad o calidad de los bienes ofertados o destinados a ello; así como en las condiciones ofrecidas de prestación de servicios respecto a la calidad, cantidad, intensidad, continuidad u otros elementos relevantes según su naturaleza o categoría.

- Manipular los aparatos o sistemas de medición de los bienes o servicios suministrados a los consumidores.

- No formalizar los seguros, avales u otras garantías similares impuestas legalmente en beneficio de los consumidores.

- Incluir en los contratos con consumidores reenvíos a condiciones generales o características contenidas en textos o documentos que no se faciliten previa o simultáneamente a la conclusión del contrato o sin permitir al adherente una posibilidad efectiva de conocer su existencia, alcance y contenido en el momento de la celebración de aquél.

- Introducir en los contratos, en los contratos-tipo establecidos de forma unilateral o en las condiciones generales de contratación cláusulas abusivas de las previstas en los artículos 85 a 90 del Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la defensa de los consumidores y usuarios y otras leyes complementarias, así como las declaradas como tales por sentencia judicial

- Realizar cualquier conducta que suponga un incumplimiento de los deberes, prohibiciones y requisitos establecidos legal o reglamentariamente en beneficio de los consumidores si, tras el requerimiento de la Administración y el transcurso del tiempo concedido para ello, no se realizan las correcciones oportunas.

- Resistirse u obstruir las actuaciones de la inspección, tanto por el inspeccionado como por terceros.

- No atender en tiempo y/o forma los requerimientos formulados por la Administración, si no fuese atendido un segundo o posteriores requerimientos.

- Manipular, trasladar o disponer sin autorización de las muestras depositadas reglamentariamente.

- La negativa o resistencia a suministrar datos o a facilitar la información requerida por la Administración para el cumplimiento de las funciones de información, vigilancia, investigación, inspección, tramitación y ejecución en las materias a las que hace referencia esta ley, así como suministrar información inexacta o documentación falsa.

Las infracciones calificadas inicialmente como leves pasarán a ser graves cuando:

- Se comentan voluntariamente o faltando a los más elementales deberes de diligencia exigibles.

- Se trate de una infracción continuada o práctica habitual.

- Tengan una alta repercusión en el mercado, afectando a un gran número de consumidores.

Asimismo, las infracciones calificadas como graves tendrán la calificación de muy graves cuando:

a. Se produzca una alteración social grave, originando alarma o desconfianza en los consumidores o afectando desfavorablemente a un sector económico.

b. Se realicen explotando la especial situación de inferioridad o indefensión de determinados consumidores o grupos de ellos, como inmigrantes, menores, personas mayores o discapacitadas.

c. Se realicen aprovechando situaciones de necesidad de determinadas personas, así como originar tal situación, o bien recaer sobre bienes o servicios de uso o consumo ordinario y generalizado.

d. Se realicen valiéndose el infractor de su situación de predominio en un sector del mercado.

Cuantías de las multas

Las infracciones serán sancionadas con multas comprendidas entre los siguientes importes máximos y mínimos:

  • Infracciones muy graves: Entre 60.001 y 1.000.000 de euros.
  • Infracciones graves: entre 5.001 y 60.000 euros.
  • Infracciones leves: Entre 200 y 5.000 euros.

Para las infracciones graves y muy graves, estas cantidades pueden sobrepasarse hasta alcanzar el décuplo del valor de los beneficios ilícitos obtenidos o de los perjuicios causados por la infracción y, en su defecto, del valor de los bienes o servicios objeto de la infracción, así como, en su caso, del coste de la campaña publicitaria o comunicaciones comerciales siempre que la infracción se cometa a través de estos medios.

Para determinar concretamente, dentro de estos mínimos y máximos establecidos, las sanciones que procedan imponer y su extensión, se tendrán en cuenta las siguientes circunstancias atenuantes y agravantes:

Circunstancias agravantes:

1. La reincidencia.

2. La reiteración.

3. Originar un grave perjuicio a los consumidores y usuarios.

4. La posición relevante en el mercado del infractor.

5. Incumplir las advertencias o requerimientos previos formulados por la Administración para la subsanación de las irregularidades detectadas.

6. Haber obtenido un importante beneficio económico como consecuencia directa o indirecta de la comisión de la infracción.

7. Afectar a un producto o servicio que esté dirigido al público infantil o a otros destinatarios particularmente indefensos.

Circunstancias atenuantes:

  • Corregir diligentemente las irregularidades en que consista la infracción.
  • Colaborar activamente para evitar o disminuir los efectos de la infracción.
  • Observar espontáneamente cualquier otro comportamiento de significado análogo, como la compensación, satisfacción o reparación efectiva de los daños y perjuicios causados, siempre y cuando no concurra intoxicación, lesión o muerte, ni existan indicios racionales de delito, con anterioridad a cualquier requerimiento o advertencia realizado por la Administración o, en su caso, en cualquier momento previo a la propuesta de resolución sancionadora.

Tipos de sanciones:

Según la ley, las sanciones que se pueden imponer son:

  • De multa.
  • De amonestación.

En su caso, además de la multa, se impondrán las sanciones complementarias de cierre o no utilización del establecimiento, suspensión del servicio o comiso.

Así, con carácter excepcional, en los casos de infracciones muy graves y en los de infracciones graves en que concurran agravantes que lo justifiquen, podrá imponerse la sanción de cierre total o parcial, o la no utilización por el responsable del establecimiento, instalación o local, o la de suspensión del servicio o de la actividad en la que se cometiera la infracción. Esta sanción comportará la prohibición de continuar la actividad de oferta o comercialización en los servicios de la sociedad de la información cuando la infracción se haya cometido por este medio.

Además, se podrá imponer el comiso total o parcial, según lo que resulte proporcionado, de los efectos e instrumentos que, siendo propiedad del responsable, hubieran sido utilizados en la comisión de las infracciones muy graves, o de las graves en que concurran agravantes que lo justifiquen. Y se impondrá también, junto con las sanciones que procedan de conformidad con los artículos anteriores, el comiso del beneficio obtenido con la infracción.

 

Valora el artículo: