Inicio » Artículos

Cápsulas de detergente: un peligro para las personas menores de edad

Según la OCDE, cada año 16.000 personas se exponen a los efectos nocivos de las sustancias químicas que contienen, siendo las principales víctimas los niños y las niñas de 1 o 2 años.

Etiquetas:

La Dirección General de Consumo de la Junta de Andalucía quiere alertar de los peligros que conlleva el uso de las cápsulas de detergente líquido. Según datos de la OCDE, más de 16.000 personas en el mundo cada año se ven expuestas a estas sustancias químicas presentes en las cápsulas, principalmente menores de entre 1 y 2 años, dadas sus características: son pequeñas, de colores llamativos y manipulables y, por tanto, atractivas para jugar con ellas o comerlas. Y no son ni un juguete ni una chuchería. Por eso, a tenor de estas cifras, este organismo internacional, en colaboración con la Comisión Europea, la Aecosan y Red de Alertas, puso en marcha en marzo de 2015 una campaña informativa mundial, y a la que se sumó la institución andaluza.

El detergente líquido concentrado que contienen las cápsulas se libera cuando entra en contacto con el agua y, dado que la membrana que las recubre es hidrosoluble, puede disolverse en la mano o en la boca en menos de 10 segundos. Las consecuencias pueden ser graves, desde lesiones como conjuntivitis e irritación de los ojos a vómitos severos, tos y problemas para respirar, naúseas, somnolencia y erupciones en la piel e incluso quemaduras.

Para evitar accidentes, se recomienda que se guarden estos productos en un lugar alto, fuera del alcance y de la vista de los niños y las niñas, y en caso de almacenarse en estantes inferiores accesibles, deben permanecer cerrados con candados o pestillos. También se aconseja que las cápsulas han de mantenerse en su envase original y completamente cerrado.

En caso de que se haya ingerido, se aconseja lavar la boca y la cara en profundidad y no inducir al vómito, y si el detergente está cerca de los ojos o en las manos, hay que lavarlos con abundante agua y cuidadosamente. También es conveniente acudir a un centro médico o llamar a un centro de control de intoxicaciones.

Sobre la peligrosidad de estos productos también ha alertado el Comité de Seguridad y Prevención de Lesiones no intencionadas en la Infancia de la Asociación Española de Pediatría. En un informe, esta entidad resalta que una de las lesiones accidentales frecuentes en niños son las intoxicaciones o envenenamientos, en especial, por medicamentos y productos de limpieza, y dentro de este segundo grupo, admite que les "preocupa seriamente" las cápsulas de detergente líquido: "los problemas médicos pueden ser muy variados, desde irritación de mucosas hasta edema pulmonar y coma, habiéndose informado casos de fallecimiento", recoge dicho documento.

Valora el artículo: