Inicio » Artículos

¿Cómo entender la factura del agua?

Para la gran mayoría de las personas consumidoras supone una tarea ardua y difícil descifrar los diferentes conceptos de que consta una factura del agua. A continuación se ofrece información sobre la misma.

Etiquetas:

El Decreto 120/1991, de 11 de junio (modificado por Decreto 327/2012, de 10 de julio) establece el Reglamento del suministro domiciliario de agua. Este Decreto, entre otros aspectos, regula las lecturas, determinación de los consumos y la facturación, así como, los conceptos tarifarios aplicables.

LECTURAS

- Las entidades suministradoras están obligadas a establecer un sistema permanente y periódico de toma de lecturas. A los efectos de facturación de los consumos, la frecuencia máxima de toma de lecturas por la entidad suministradora será trimestral.

- Será realizada en horas hábiles o de normal relación con el exterior, por personal autorizado por la entidad suministradora, provisto de la oportuna documentación identificativa.

- Si la persona abonada estuviera ausente en su domicilio y, por tanto, no fuera posible la toma de lectura, el personal encargado de la misma depositará en el buzón de correos una tarjeta en la que deberá constar:

  1. Nombre de la persona abonada y domicilio del suministro.
  2. Fecha de personación para efectuar la lectura.
  3. Fecha en que la persona abonada efectuó la lectura.
  4. Plazo máximo para facilitar la lectura (no inferior a 5 días).
  5. Datos identificativos del contador o aparato de medida.
  6. Representación gráfica de la esfera o sistema del contador que marque la lectura.
  7. Diferentes formas de hacer llegar la lectura de su contador a la entidad suministradora.
  8. Advertencia de que si la entidad suministradora no dispone de la lectura en el plazo fijado, ésta procederá a realizar una estimación de los consumos.

DETERMINACIÓN DE LOS CONSUMOS

- Se concretará por la diferencia entre las lecturas de 2 periodos de facturación consecutivos.

- Si por avería del contador, ausencia de la persona abonada o por causas imputables a la entidad suministradora, fuera imposible conocer los consumos reales:

  1. La facturación del consumo se hará de acuerdo al consumo durante el mismo periodo de tiempo y en la misma época del año anterior, o de acuerdo con la media de los últimos 3 años, si aquél no existiera o no pudiera tomarse en cuenta por avería del contador o consumo excesivo por avería en la instalación interior.
  2. De no poderse efectuar de la manera anterior, se liquidarán las facturaciones de acuerdo a la media aritmética de los 12 meses anteriores (no teniéndose en cuenta los periodos en que haya habido un consumo excesivo por avería).
  3. Si no hay consumos históricos para poder obtener los promedios anteriores, los consumos se determinarán de acuerdo al promedio obtenido en función de los consumos conocidos de periodos anteriores.
  4. Si tampoco se conoce lo anterior, se facturará el consumo equivalente a la capacidad nominal del contador por 15 horas de uso mensual.

FACTURACIÓN

- Serán objeto de facturación los siguientes conceptos: cuota fija o de servicio, cuota variable o de consumo, recargos especiales, derechos de acometida, cuota de contratación, cánones, fianzas y servicios específicos. Todo esto supone el sistema tarifario.

- Los consumo se facturarán por periodos de suministros vencidos y su duración no podrá ser superior a 3 meses.

- En las facturas o recibos emitidos por las entidades suministradoras deberán constar, como mínimo:

  1. Domicilio objeto del suministro.
  2. Domicilio de notificación (si es distinto y figura como tal en el contrato).
  3. Tarifa aplicada.
  4. Calibre del contador o equipo de medida y su número de identificación.
  5. Lecturas del contador que determinan el consumo facturado y fecha de las mismas que definan el plazo de facturación.
  6. Indicación de si los consumos facturados son reales o estimados.
  7. Indicación del Boletín Oficial que establezca la tarifa aplicada.
  8. Indicación diferenciada de los conceptos que se facturen.
  9. Importe de los tributos que se repercutan.
  10. Importe total de los servicios que se presten.
  11. Teléfono y domicilio social de la empresa suministradora a donde pueden dirigirse para solicitar información o efectuar reclamaciones.
  12. Domicilio o domicilios de pago y plazo para efectuarlo.

- En los recibos o facturas la entidad suministradora desglosará su sistema tarifario fijando claramente todos y cada uno de los conceptos de facturación.

- En los periodos en los que tengan vigencia varios precios, la liquidación se hará por prorrateo.

- La entidad suministradora deberá comunicar a sus personas abonadas el plazo que éstos disponen para hacer efectivo el importe de los recibos (este plazo no podrá ser inferior a 15 días naturales).

- El abono de la factura se podrá hacer:

  1. En metálico en la oficina de la entidad suministradora.
  2. En Cajas o Bancos designados por la entidad suministradora.
  3. De forma esporádica y excepcional (para facilitar el pago de deudas pendientes) la entidad suministradora podrá intentar el cobro en el propio domicilio.
  4. Por domiciliación bancaria (la entidad bancaria deberá contar con oficina abierta en la ciudad y no debe suponer gasto alguno para la entidad suministradora).

SISTEMA TARIFARIO

- Se entiende por sistema tarifario el conjunto de conceptos que conforman el precio total que la persona abonada debe pagar a la entidad suministradora.

- Está formado por los siguientes conceptos: cuota fija o de servicio, cuota variable o de consumo, recargos especiales, derechos de acometida, cuota de contratación, cánones, fianzas y servicios específicos:

Cuota fija o de servicio: cantidad fija que periódicamente deben abonar las personas usuarias por la disponibilidad del servicio (con independencia de que hagan uso o no de dicho servicio).

Cuota variable o de consumo: cantidad que abona la persona usuaria de forma periódica y en función del consumo realizado. Para la cuantificación de esta cuota, se tienen tres tipos de tarifa (constante, de bloques crecientes y de bloques decrecientes).

Recargos especiales: aplicables a una población, un sector de la misma o a ciertas personas abonadas, por motivos de explotación de instalaciones diferentes a las del normal abastecimiento, y que generen un coste adicional al general de la explotación.

Derecho de acometida: compensaciones económicas a satisfacer a la entidad suministradora por las personas solicitantes de una acometida para sufragar gastos en la ejecución de la acometida y para compensar el valor proporcional de las inversiones que las entidades suministradoras deban realizar en las ampliaciones, modificaciones o reformas y mejoras en sus redes de distribución.

Cuota de contratación: compensaciones económicas a satisfacer por las personas solicitantes de un suministro de agua a la entidad suministradora, para sufragar costes de carácter técnico y administrativo derivados de la formalización del contrato.

Cánones: cargos independientes de la tarifa que se establecen para hacer frente a las inversiones en infraestructura. Serán aprobados por la Junta de Andalucía.

Fianza: depositada por la persona abonada en la caja de la entidad suministradora para atender al pago de cualquier descubierto.

En el caso de que se precisara presentar una reclamación al respecto, siempre se podrá dirigir a la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Andalucía (a través de sus Delegaciones Territoriales), a la Dirección General de Consumo (a través de los oportunos Servicios de Consumo Provinciales de las Delegaciones del Gobierno), o a la entidad suministradora.

Valora el artículo: 
1