Inicio » Artículos

Cómo gestionar tu economía

No hace falta ser experto en Economía para tener una buena gestión de nuestras finanzas. Siguiendo unos sencillos consejos puedes elaborar un presupuesto que te ayude a tener mejor controlado lo que ingresas y lo que gastas.

Llegar a final de mes resulta muy difícil para algunas personas pues la administración de sus ingresos no se ajusta a las necesidades de gastos. Por eso es muy importante contar con un presupuesto, que será la herramienta indispensable para gestionar nuestra economía, y gracias a la cual lograremos sacar todo el partido posible a nuestro dinero.

Elaborar un presupuesto es muy sencillo: basta con coger un lápiz y un papel, hacer dos columnas, y contabilizar los ingresos y los gastos (obligatorios, necesarios y ocasionales). Aunque en la actualidad, también contamos con programas informáticos que nos facilitan estas tareas, como los que puedes encontrar en esta web.

Gracias al presupuesto conseguiremos una serie de objetivos:

  • Saber en qué se va el dinero.
  • Priorizar los gastos.
  • Reducir o eliminar las deudas.
  • Apartar alguna cantidad todos los meses para ahorrar,
  • teniendo en cuenta los objetivos a largo plazo.
  • Evitar discusiones familiares.
  • Acumular un fondo para emergencias.
  • Vivir dentro de nuestras posibilidades, con la tranquilidad que esto supone.
  • Hacer previsiones de futuro.
  • Llevar un seguimiento y control para no desviarnos.

Cuanto más veraz sea la información que introduzcamos, más válido será el presupuesto, por este motivo merece la pena dedicar unos minutos antes para recopilar los documentos necesarios.

Trucos para reducir gastos

Si tras elaborar el presupuesto compruebas que los gastos son demasiado elevados con respecto a los ingresos y deseas reducirlos, aquí te damos unos pequeños consejos que te pueden ayudar:

1. Elimina lo innecesario, recorta gastos superfluos y disminuye, en lo posible, los gastos necesarios.

2. Presta atención a los gastos que realizas con tarjetas de crédito, pues pueden distorsionar tu visión de los gastos.

3. Deudas peligrosas: intenta quitarte de encima, lo antes posible, esas deudas por las que pagas intereses muy altos.

4. Conoce tus posibilidades: intenta adecuarte a la cantidad de dinero que tienes y no gastes por encima de tus posibilidades.

El peligro de endeudarse

Endeudarse es utilizar dinero prestado para comprar ahora y pagar más tarde. El inconveniente de ello es que, normalmente, se cobran intereses, lo que significa que acabamos pagando más de lo que nos han prestado.

Aunque es prácticamente imposible pasar toda la vida sin endeudamiento, un exceso del mismo puede causar estragos en cualquier presupuesto, ya que puede aumentar nuestros gastos fijos mensuales hasta niveles insostenibles. Esta situación hace que llegar a fin de mes sea todavía más angustioso y que resulte imposible ahorrar lo suficiente para lograr nuestros objetivos financieros a medio y largo plazo.

Una buena gestión del endeudamiento permite:

  • Aumentar nuestro poder de adquisición inmediato
  • Mejorar nuestro nivel de vida
  • Solucionar emergencias financieras.
  • Mantener los costes del crédito a niveles razonables.

Por desgracia, muchas personas tienen un concepto equivocado de lo que significa crédito y, en vez de emplearlo en su beneficio, acaban saliendo perjudicados.

Por este motivo te recomendamos que pongas especial atención para que el endeudamiento no se convierta en un problema, cosa que puede ocurrir cuando, por ejemplo, no sabemos cuánto dinero debemos; no podemos ahorrar ni el 10% de los ingresos mensuales por el pago de las deudas; pagamos sólo la cuota mínima mensual de la tarjeta de crédito; hemos tenido que pedir un aval para poder obtener el crédito; no tenemos un fondo de emergencia para imprevistos, o recibimos notificaciones del banco por atrasos en los pagos.

Cómo llegar a fin de mes

Si tienes problemas para llegar a fin de mes te aconsejamos lo siguiente:

1. Asume el control de tu economía y no te limites a dejarte llevar por las circunstancias.

2. Gasta menos de lo que ingresas.

3. Destina una parte de los ingresos al ahorro.

4. Ajusta tu presupuesto recortando gastos.

5. Planifica, establece objetivos concretos y haz un plan de ahorro para lograrlos.

6. Revisa tu plan cada cierto tiempo para adaptarlo a los cambios.

7. Mantén una cantidad de dinero disponible por si surge algún imprevisto (fondo de emergencia).

8. Controla tus deudas: los préstamos tienen costes, así que piensa bien las cosas antes de pedirlos, por muy baja que te parezca la cuota mensual.

Si a pesar de todo esto sigues teniendo dudas sobre cómo controlar tus finanzas, accede a esta web del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores en la que encontrarás más información al respecto.

Fuente: 
Banco de España
Valora el artículo: 

Contenidos relacionados