Inicio » Artículos

¿Cómo se introduce un producto en la Red de Alerta de Productos de Consumo?

Existen diversas formas de introducir un producto en la Red de Alerta de Productos de Consumo para evitar que pueda producir daños a los consumidores o usuarios. A continuación os explicamos la forma de hacerlo.

La detección de productos que puedan presentar un riesgo para la seguridad de las personas consumidoras se produce, normalmente, a través de las campañas de control de mercado que se realizan periódicamente por las autoridades responsables de consumo.

Sin embargo, también se puede producir la inclusión de productos en Red de Alerta mediante denuncias de los propios consumidores tras sufrir accidentes con productos inseguros. Si crees que un producto que has comprado puede tener algún tipo de riesgo puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestra Oficina Virtual), o bien dirigirte al Servicio de Consumo de tu provincia o a la Oficina Municipal de Información al Consumidor.

Aquí tienes un modelo de denuncia. Es importante que en el escrito identifiques el producto (denominación, marca, lote, referencia...), así como la empresa responsable y el establecimiento en el que se adquirió (mediante una factura de compra).

Además, es muy útil que realices una breve descripción de los hechos que motivan tu escrito y que aportes todas las pruebas que puedan ser útiles para la decisión que finalmente adopten las autoridades de consumo.

Por favor, ten en cuenta que en la Red de Alerta de Productos de Consumo no se incluyen medicamentos, alimentos, productos sanitarios, ni otros que cuentan con regulación y mecanismos de protección específicos.

Si quieres poner una denuncia de forma electrónica puedes usar el formulario de presentación electrónica general de la plataforma de relación con la ciudadanía Clara. Necesitarás firma electrónica:

https://www.juntadeandalucia.es/ciudadania/

Otra forma de incluir un producto en la Red de Alerta es a través de la comunicación de los propios productores y distribuidores, los cuales, mediante controles de calidad de sus productos, pueden llegar a detectar alguna incidencia que afecte a la salud y seguridad.

Una forma de incluir productos es mediante las denuncias de los propios consumidores

En este sentido la normativa vigente obliga a los productores y distribuidores a notificar a las autoridades de las Comunidades Autónomas las medidas que hayan adoptado cuando tengan conocimiento de que un producto que ya ha sido puesto a disposición del mercado o suministrado a los consumidores presenta un riesgo.

 

Para agilizar este proceso la Comisión de la Unión Europea ha creado una aplicación informática denominada "Business Alert Gateway", a través de la cual los productores y distribuidores deben notificar las medidas adoptadas. En ella puedes consultar también su manual de usuario.

La normativa vigente reconoce el derecho de acceso de los ciudadanos, en general, a la información de que dispongan los órganos administrativos competentes con relación a los riesgos que los productos entrañen para la salud y la seguridad de los consumidores, de conformidad con las exigencias de transparencia y sin perjuicio de las restricciones necesarias para las actividades de control en investigación. En particular, los ciudadanos tendrán acceso a la información sobre la identificación del producto, la naturaleza del riesgo y las medidas adoptadas.

En cumplimiento de este derecho, tanto la Comisión Europea, como el órgano competente en materia de Consumo a nivel estatal y la Dirección General de Consumo, tienen publicada esta información, a la que puede acceder picando en los siguientes enlaces:

Productos notificados por la Unión Europea.

Productos notificados en España.

Productos notificados en Andalucía.

Documentos adjuntos: 
Valora el artículo: 
3