Inicio » Artículos

Compras seguras por internet: precauciones para evitar fraudes y estafas

A continuación se ofrecen una serie de aspectos, así como consejos a tener en cuenta si va a realizar una compra de algún producto, o va a solicitar la prestación de algún servicio utilizando para ello medios electrónicos.

De acuerdo con la Guía Práctica de Compra Segura en Internet publicada de manera conjunta por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE), la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y la Policía Nacional, antes de proceder a realizar una compra a través de internet es muy importante seguir una serie de pautas, relacionadas sobre todo con la seguridad, la compra en tiendas online de confianza y la detección de posibles fraudes.

En lo referente a la seguridad, ésta engloba, tanto a la utilización de conexiones seguras, como al mantenimiento totalmente actualizado de los dispositivos, así como de los programas y aplicaciones de los mismos. Para ello, es fundamental:

  • Que a la hora de realizar alguna transacción a través de internet, se utilice una conexión que sea de confianza, evitando usar redes wifi públicas, en las que se puedan interceptar las comunicaciones. Es recomendable que el router wifi de la vivienda esté protegido con una contraseña fuerte para evitar de este modo que puedan producirse intrusiones.
  • Tener instalado en los dispositivos (tanto ordenadores, como tabletas y móviles), un programa antivirus actualizado. Es recomendable que, antes de realizar la compra por internet, se realice un análisis pormenorizado del dispositivo con el antivirus.
  • Mantener totalmente actualizados los sistemas operativos de los dispositivos, así como de los distintos programas y aplicaciones de los mismos.
  • Que cuando se vaya a realizar alguna compra por internet, no se utilicen ordenadores, tabletas o móviles que sean de uso compartido, ya que podrían alojar virus o códigos maliciosos.

A la hora de realizar una compra por internet, se deben escoger tiendas de confianza. Para ello es recomendable revisar la información de la página en cuestión referida a avisos legales, política de privacidad o términos de uso (normalmente esta información se encuentra en la base de la página a modo de enlaces). Otros aspectos a tener en cuenta son:

  • La empresa que ofrece sus servicios en línea deberá proporcionar: el nombre completo de la misma; su NIF, NIE o CIF; datos de inscripción en el Registro Mercantil.; la dirección postal y su dirección de correo electrónico.
  • No es aconsejable realizar transacciones online si la empresa que vende o utiliza sus servicios a través de internet no se identifica convenientemente.
  • A la hora de realizar la transacción a través de la página web de la empresa, se solicitarán a la parte compradora los oportunos datos personales. Dichos datos personales sólo podrán ser utilizados para fines relacionados con la gestión de la contratación que se realice, y el comercio ha debido informar en consecuencia de ello. Si los datos personales van a ser utilizados para fines diferentes a los anteriores, deberán ofrecer la posibilidad de oposición a la gestión de los referidos datos para tales fines. Asimismo, la tienda online debe informar sobre la posibilidad de ejercer los derechos reconocidos por la normativa vigente en materia de protección de datos personales (derechos de: acceso, rectificación, cancelación u oposición, los conocidos como derechos ARCO). Se ha de tener en cuenta que las personas menores de 14 años no podrán ofrecer su consentimiento para que sus datos personales sean tratados por la tienda online (debiéndolo hacer en su nombre sus representantes legales: padre, madre o personas tutoras).
  • Las páginas que ofrezcan comercio electrónico, deberán informar sobre la utilización de las denominadas “cookies” (pequeños archivos que recogen y almacenan las preferencias de navegación de la persona usuaria o que permiten mostrar publicidad teniendo en cuenta las páginas visitadas) y permitir su aceptación o no.
  • Las tiendas que operan a través de internet deben poseer un certificado de seguridad (el navegador mostrará un icono con la forma de un candado) y la url empezará por “https” en lugar de por “http”. Además, el certificado digital de la empresa (que se obtiene pulsando en el candado anterior) debe ser válido. Se desaconseja seguir con la operación si la página carece de certificado o bien éste no es válido.
  • Siempre es buena señal que la página web cuente con alguna distinción en forma de sellos de confianza, por ejemplo Confianza Online.

Finalmente, hay que tener precauciones ante posibles fraudes que pudieran cometerse. En este sentido, se debe tener especial cuidado con: el phishing (método fraudulento consistente en suplantar la identidad de páginas web conocidas u oficiales), el “carding” (utilización en fraude de las numeraciones de tarjetas de crédito o débito válidas para realizar transacciones comerciales en tiendas online), las páginas web de venta online que sean fraudulentas (que aparentan ser páginas de comercio a través de internet, cuando en realidad son falsas), los productos falsificados o que pudieran haber sido sustraídos (sospechando cuando se venden productos supuestamente de lujo o de alta gama a precios demasiado bajos), la descarga de aplicaciones (poniendo especial énfasis en las aplicaciones que descargamos para realizar compras a través de internet) y los servicios que participan como intermediarios entre una persona que compra un producto de segunda mano y la persona que lo vende. Para la detección de posibles fraudes, se recomienda seguir, en general, una serie de pautas:

  • Para evitar phishing, sea persona precavida ante mensajes de correo electrónico de personas  desconocidas (o aunque sean de personas conocidas), no pulsando en los enlaces que pudiera contener. Asimismo, no responda a correos electrónicos que soliciten datos personales o bancarios (ninguna entidad oficial le va a solicitar datos personales a través de correo electrónico).
  • Realice una revisión regular de los movimientos de las cuentas y tarjetas y si se observa algún cargo sospechoso reclame a la entidad bancaria y anule la tarjeta afectada (tanto si ha sido robada, como si la ha perdido, así como si sospecha que ha sido utilizada de modo fraudulento).
  • Realice las compras online en páginas oficiales y consolidadas. Descarte páginas donde no vengan datos de contacto de la empresa, avisos legales, políticas de privacidad, etc. Desconfíe, asimismo, de páginas web que contengan errores, textos mal traducidos, escasa calidad, etc.
  • Desconfíe de páginas que ofrecen, a precios anormalmente reducidos, productos de lujo o de alta gama: podría tratarse de productos falsificados o robados.
  • Ponga especial cautela en sitios que le ofrecen el disfrute (en descarga o en streaming) de medios audiovisuales (películas, música) o libros, de modo gratuito y con un simple registro: podemos estar ante un posible incumplimiento de los derechos de propiedad intelectual.
  • Si va a descargar en su dispositivo móvil una determinada aplicación para compras por internet, realice la descarga de la aplicación oficial. A tales efectos, investigue la entidad desarrolladora de dicha aplicación, así como comentarios y puntuación otorgada por personas usuarias de la misma. De nuevo se insiste en leer los términos legales y la política de privacidad de las mencionadas aplicaciones.

Si va a hacer uso de una página web de compraventa o venta de artículos de segunda mano, es recomendable tener presente lo siguiente:

  • Infórmese bien sobre la persona compradora o vendedora (puede hacer búsquedas por sus datos o ver valoraciones o comentarios de otras personas usuarias).
  • Si la persona que vende dice estar en el extranjero y lo ofrece como excusa para llevar a cabo la gestión de una forma determinada, descarte la operación.
  • No acepte nunca como método de pago servicios como Western Union o Money Gram.
  • Si tiene la más mínima duda al respecto no siga con la transacción.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Fuente: 
Guía Práctica de Compra Segura en Internet publicada por: la Agencia Española de Protección de Datos, el Instituto Nacional de Ciberseguridad, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición y la Policía Nacional.
Valora el artículo: