Inicio » Artículos

Consejos y recomendaciones para contratar una empresa de mudanzas

Si está planificando la realización de una mudanza, es importante contar con suficiente información para poderla llevar a cabo de manera satisfactoria, siendo conveniente seguir las recomendaciones que se exponen a continuación.

 

Cuando las personas consumidoras y usuarias deciden cambiar de vivienda, una de las acciones que más suele preocupar es la referida al traslado de los enseres, el mobiliario u otros objetos desde la vivienda antigua a la nueva, de tal forma que éstos lleguen en perfecto estado a su destino.

La mudanza puede ser realizada directamente por la persona interesada utilizando sus propios medios, aunque lo habitual es que se recurra a los servicios de una empresa profesional para realizar el traslado. En esté último caso, es muy importante conocer los derechos de los que disponen las personas consumidoras, así como seguir una serie de recomendaciones para que todo vaya bien antes, durante y después de la mudanza.

Ejemplos de incidencias que, en su caso, se pueden dar durante la prestación de un servicio de mudanza son: daños en el mobiliario transportado, retraso en la mudanza, roturas de objetos, relacionadas con las personas operarias, daños en la propia vivienda, etc.

  • Lo primero a tener en cuenta si va a contratar un servicio de mudanza, es planificar con tiempo la misma, así como comparar varias ofertas solicitando presupuesto a diferentes empresas.
  • En cuanto al presupuesto, exija su elaboración por parte de la empresa de mudanza. Tenga en cuenta que la empresa puede cobrar por su elaboración si finalmente rechaza contratar el servicio con ellos, por lo que es conveniente informarse previamente de si la elaboración del presupuesto conlleva o no algún coste..
  • No acepte presupuestos realizados a distancia (por ejemplo, por teléfono). Exija siempre el presupuesto por escrito.
  • La elección de una empresa de mudanza no debe basarse exclusivamente en el precio, ya que un precio excesivamente bajo puede esconder falta manifiesta de calidad en el servicio ofrecido.
  • Escoger siempre una empresa de mudanza que esté legalmente constituida, esté autorizada para prestar sus servicios y disponga del correspondiente seguro. Asimismo, escoja, en la medida de lo posible, una empresa adherida al Sistema Arbitral de Consumo, ya que esto supone una garantía adicional para una óptima resolución de las reclamaciones que se pudieran derivar de un servicio incorrectamente prestado por la empresa.
  • Cuando se decida por una determinada empresa de mudanza, exija siempre un contrato por escrito y revíselo con atención antes de firmarlo preguntando sobre todo lo que le genere alguna duda.
  • Realice, de común acuerdo con la empresa de mudanza, un inventario de bienes o enseres a transportar.
  • Compruebe si su seguro de hogar cubre la mudanza. En su caso, puede plantearse la contratación de un seguro de daños.
  • Es siempre aconsejable realizar una supervisión de los trabajos de la mudanza, tanto de las tareas de carga en la vivienda de partida, como de las de descarga en la vivienda de destino, así como de las labores de embalaje, desembalaje y de la subida de los mismos al vehículo de transporte.
  • Valore la opción de trasladar personalmente aquellos objetos muy frágiles o de gran valor, así como los de carácter más personal o sentimental.
  • Una vez finalice la mudanza, compruebe el estado de los bienes transportados y exija la factura del servicio recibido. No pague por adelantado, sino cuando la mudanza haya finalizado. De todas formas, es posible que la empresa le exija el pago de una señal, en cuyo caso asegúrese de que esta circunstancia queda reflejada en el contrato.
  • Recuerde que, ante cualquier incidencia o servicio mal prestado por la empresa de mudanza, podrá solicitar la oportuna hoja de quejas y reclamaciones.
  • En el caso de que tenga que presentar una reclamación, es muy importante haber conservado todo tipo de documentación relacionada con el servicio prestado por la empresa de mudanza, por ejemplo: presupuesto, publicidad, contrato, factura,…

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través de número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: