Inicio » Artículos

¿Cuáles son mis derechos al contratar un suministro de agua?

Tanto la entidad suministradora de agua potable como el cliente que contrata un suministro tienen que cumplir una serie de obligaciones a la hora de firmar un contrato. Os las detallamos empezando por los derechos de los que disfrutan los clientes.

Etiquetas:

Los clientes que contraten un nuevo suministro de agua cuentan con una serie de derechos entre los que figuran recibir agua potable, disponer de forma permanente del suministro contratado, que se le facturen los servicios de acuerdo a las cuantías vigentes y con una periodicidad máxima de tres meses, que se le haga una lectura periódica del contador, que se formalice por escrito su contrato y la libertad de elección del instalador autorizado.

El cliente también tiene derecho a formular reclamaciones, a consultar todas las cuestiones referidas a la prestación y funcionamiento del servicio, a recibir contestación por escrito de las consultas y a visitar las instalaciones de tratamiento de agua.

Además, deberá cumplir una serie de obligaciones, como pagar los recibos y las fianzas, utilizar correctamente las instalaciones, y dar toda clase de facilidades para las instalaciones e inspecciones, y nunca ceder agua a terceros.

También tendrá que informar a la entidad sobre cualquier avería; utilizar el agua para los usos contratados; informar por escrito cuando quiera darse de baja; instalar equipos de reciclaje si tiene piscinas, equipos de refrigeración o instalaciones frigoríficas que utilicen el agua como medio portador de energía térmica; y establecer redes interiores por donde circulen independientemente las aguas, en el caso de que en una misma finca exista agua de otra procedencia junto al agua pública.

El cliente deberá cumplir una serie de requisitos, como pagar los recibos y las fianzas, o utilizar correctamente las instalaciones

Por su parte, entre las obligaciones de la empresa suministradora figuran informar sobre el área en la que da cobertura y situar en los puntos de toma de los clientes el agua potable; conceder el suministro de agua a todo solicitante; garantizar la potabilidad del agua; y conservar las redes e instalaciones necesarias para el abastecimiento, así como las acometidas hasta la llave de registro.

También deberá mantener la regularidad en el suministro de agua, las condiciones de presión y caudal establecidas en el contrato, y un servicio permanente de recepción de avisos al que los abonados puedan dirigirse a cualquier hora para comunicar averías y recibir información en caso de emergencia.

Por último, la entidad deberá facilitar que los usuarios puedan conocer su funcionamiento; tendrán la obligación de contestar las reclamaciones que se hagan por escrito en menos de diez días hábiles; y deberán aplicar las tarifas vigentes.

Valora el artículo: