Inicio » Artículos

El etiquetado de productos ecológicos

Los productos ecológicos son aquellos en cuya elaboración no se han utilizado pesticidas ni abonos químicos de síntesis. Por todo ello, deben llevar un etiquetado especial que los diferencia del resto de productos.

Debido a que su sistema de producción implica una utilización menos intensiva de la tierra, además de otras razones derivadas de los sistemas de comercialización, los productos ecológicos se ponen habitualmente a la venta a precios más elevados (entre un 30% y 50% más caros) que los obtenidos mediante sistemas de producción convencionales.

La distribución de este producto se centra además en canales de venta especializados, cuya cuota de mercado es muy inferior a la del canal de venta convencional. En este contexto, el conocimiento del producto ecológico por parte del consumidor y distribuidor convencional es limitado, y la presencia de estos productos en mercados, tiendas, supermercados e hipermercados, aunque está aumentando progresivamente, todavía es escasa e irregular.

A pesar de ello, la conciencia de consumo ecológico en España crece y va ganando terreno en los supermercados, en las neveras de los hogares y en el número de empresas dedicadas a esta actividad.

En Andalucía en concreto, la certificación de productos ecológicos es realizada por organismos de control, que son empresas privadas autorizadas por la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía.

Así, para que un operador (agricultor, ganadero o industria) pueda incluir los términos protegidos para la producción ecológica ("ecológico", "biológico", "eco", "bio" o "en conversión a la agricultura ecológica") en el etiquetado de sus productos, su explotación debe estar bajo el control de alguno de estos organismos, los cuales han de asegurar que los productos están siendo producidos y elaborados de acuerdo con las normas de producción ecológicas. De otra forma, no podrá afirmar que un producto es ecológico.

Aquellos productos que usen estas menciones sin estar certificados serán fraudulentos, esto es, que generan error, engaño y confusión en el consumidor, por lo que se conocerán como "falsos Bio".

Los productos ecológicos se pueden clasificar:

  • Según su presentación:

- Producto agrario (agrícola, ganadero o de recolección silvestre) vivo.

- Producto transformado destinado a la alimentación humana.

  • Según la mención que puedan utilizar:

- Ecológico.

- Producto en conversión a la agricultura ecológica.

  • Según el porcentaje de ingredientes de origen agrario ecológico de los que se
  • compone el producto (sólo transformados):

- Al menos del 95%.

- Menos del 95%.

  • Según el lugar en el que las menciones deben aparecer en el etiquetado (sólo
  • transformados):

- Campo visual de la denominación de venta.

- Lista de ingredientes.

Los términos "ecológico", "biológico" y sus derivados o abreviaturas, tales como "bio" y "eco", utilizados aisladamente o combinados con otros términos, son menciones específicas en lengua española que podrán ser utilizadas en el etiquetado, material publicitario o documentos comerciales, por un operador controlado por un organismo de control de la producción ecológica que esté autorizado, y en el que el resultado de los controles efectuados por este organismo de control al operador sea favorable.

Valora el artículo: