Inicio » Artículos

El papel de los municipios en el sistema arbitral

Una competencia de todos los municipios es la defensa de los consumidores y la capacidad de promover actividades y servicios públicos que contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad, como el arbitraje de consumo.

Etiquetas:

La ley establece que los municipios andaluces tienen como competencia propia la ordenación, planificación y gestión de la defensa y protección de los consumidores, lo que incluye el análisis, tramitación, mediación o arbitraje, en su caso, de las quejas, reclamaciones y denuncias que presentan los consumidores.

En este sentido, la creación de Juntas Arbitrales de Consumo de ámbito municipal o provincial, además de ser el ejercicio de una competencia propia, contribuye sin ninguna duda a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de un municipio porque, por una parte, el consumidor que ve un establecimiento que ostenta el distintivo oficial tiene la garantía de que sus conflictos con dicho empresario podrán ser resueltos de manera eficaz y gratuita a través de un Arbitraje de Consumo.

Y por otro lado, cuando un empresario se adhiere a este sistema y exhibe el distintivo oficial, debidamente registrado por la Administración, está indicando a sus clientes que les ofrece una garantía añadida a los servicios que les presta habitualmente, dando una imagen de seriedad, credibilidad y profesionalidad.

Por este motivo, constituir una Junta Arbitral de Consumo supone apostar decididamente por los ciudadanos de un municipio y por la mejora del sector empresarial local que, de esta manera, logra una ventaja competitiva con respecto a otras empresas.

Valora el artículo: