Inicio » Artículos

El Tribunal Supremo fija la doctrina sobre determinados aspectos relativos a cláusulas abusivas en los préstamos hipotecarios

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha dictado varias sentencias aclarando y fijando doctrina sobre determinados aspectos relacionados con los gastos e impuestos de los préstamos hipotecarios.

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha dictado varias sentencias (Sentencias 44, 46, 47, 48 y 49/2019, de 23 de enero) a través de las cuales fija doctrina sobre ciertas cuestiones relativas a cláusulas abusivas en contratos con personas consumidoras:

1) Analiza la posible abusividad de la cláusula que, en un préstamo hipotecario, establece una comisión de apertura:

  • Esta cláusula, en virtud de pronunciamiento del Tribunal Supremo, no es susceptible de control de contenido.
  • Solo es controlable la transparencia de la misma, que se considera cumplida ya que es de general conocimiento por parte de las personas consumidoras su aplicación además del interés remuneratorio.

2) La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo se pronuncia sobre los efectos de la declaración de nulidad que atribuye a la persona prestataria (a la que se concede el préstamo hipotecario) la totalidad de los gastos e impuestos (ya declarada nula por Sentencia 705/2015, de 23 de diciembre).

Se trata de pagos que han de realizarse a entidades terceras y, por lo tanto, han de ser pagadas a, en su caso, personas gestoras, registradoras y notarias. Estos pagos deben correr a cargo de la parte a la que correspondiera según normativa vigente en el momento de la firma del contrato:

  • En cuanto al arancel notarial:
  1. La intervención notarial interesa a ambas partes (persona consumidora y entidad prestamista).
  2. Los costes de la matriz de la escritura de préstamo hipotecario deben distribuirse por mitad, así como respecto de la escritura de modificación del préstamo hipotecario (ambas partes están interesadas en la modificación o novación).
  3. Con respecto a la escritura de cancelación de la hipoteca, la persona interesada en la liberación del gravamen es la persona prestataria (a la que se concede el préstamo), por lo que es esta la que debe pagarla.
  4. Las copias de las distintas escrituras notariales relacionadas con el préstamo hipotecario deberá abonarlas quien las solicite.
  • Con respecto al arancel registral:
  1. La inscripción de la hipoteca en el registro se hace a favor de la entidad prestamista, por lo que es esta quien deberá abonarla.
  2. La inscripción de le escritura de cancelación interesa a la persona prestataria (quien recibe el préstamo), por lo que es esta quien deberá abonarla.
  • Los gastos de gestoría:
  1. Se deberán pagar por mitad entre las partes prestataria y prestamista.
  • El pago del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (IAJD):
  1. La Sala de lo Civil establece que el sujeto pasivo (quien debe pagar el IAJD) es la persona prestataria (quien recibe el préstamo).
  2. No obstante, en virtud del Real Decreto-ley 17/2018, de 8 de noviembre, por el que se modifica el Texto Refundido de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, se establece que el pago del impuesto corresponde a la entidad prestamista, para los contratos de préstamo hipotecario celebrados con posterioridad a su vigencia (contratos firmados a partir del 10 de noviembre de 2018) y sin efectos retroactivos.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: