Inicio » Artículos

Establecimientos comercializadores de objetos de metales preciosos

En los comercios que vendan objetos de metales preciosos se expondrán y almacenarán debidamente identificados y etiquetados, al menos en castellano, los objetos que se exponen a continuación.

Etiquetas:

Tales objetos serán:

  • Los objetos de metales preciosos.
  • Los objetos que, aun conteniendo metales preciosos, no cumplan, bien por la ley de su aleación o por su forma de fabricación, los preceptos normativos. Estos objetos se venderán identificados como “platino de baja aleación”, “oro de baja aleación” o “plata de baja aleación”.
  • Los objetos recubiertos con un baño de metal precioso, cualquier que se a la ley de recubrimiento, los cuales serán identificados como “metal platinado”, “metal dorado” o “metal plateado”.
  • Los objetos chapados con metales preciosos, cualquier que se a la ley de la chapa y que se identificarán y etiquetarán como “metal chapado con platino”, “metal chapado con oro” o “metal chapado con plata”.

Las personas comerciantes de objetos de metales preciosos deberán cumplir la obligación de facilitar a las personas compradoras cuanta información soliciten acerca de aquellos, especialmente:

  • La ley oficial de la aleación.
  • La identidad de la entidad fabricante.
  • En su caso, el laboratorio oficial responsable de la marca del contraste de garantía.

Las personas físicas o jurídicas dedicadas a la actividad mercantil de compraventa y comercio de objetos usados de metales preciosos:

  • Podrán adquirir estos no contrastados para su desguace o fundición.
  • Si se destinaran de nuevo para su venta al público, deberán someterlos al contraste de garantía en un laboratorio de contrastación.

Los objetos de metales preciosos procedentes de particulares podrán contrastarse con la marca de garantía en un laboratorio de contrastación, con la acreditación de la identidad de la persona transmitente y de la persona adquirente.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora el artículo: