Inicio » Artículos

Facturación de los servicios de telefonía móvil

El mercado de las telecomunicaciones se rige por la libre competencia, por lo que las tarifas, por regla general, no están reguladas. Esto significa que la fijación de todos los precios, incluidas cuota de alta y de abono, es libre y el operador debe comunicarlos con un mes de antelación al usuario.

Las facturas de los servicios de telefonía móvil deben contener de forma obligatoria y debidamente diferenciados los conceptos de precios que se tarifican por los servicios que se prestan. Es decir, deben diferenciar los cargos que correspondan al servicio telefónico de los de cualquier otro servicio (por ejemplo, servicios de tarificación adicional, adquisición de aparatos, etc...).

Asimismo, los usuarios tienen derecho, previa solicitud, a que les presenten facturas independientes para los servicios de tarificación adicional y otros servicios de tarifas superiores.

Dentro del servicio telefónico, el nivel básico de detalle debe incluir la identificación separada de los siguientes elementos:

a) El período de facturación.

b) La cuota mensual fija.

c) Otros cargos mensuales fijos.

d) Cualquier cuota fija no recurrente.

e) Datos agregados por grupos tarifarios diferenciados, tales como: metropolitanas, nacionales, internacionales, a móviles y tarificación adicional, que incluyan el número de llamadas efectuadas, el número total de minutos y el coste total de cada grupo.

f) Base imponible.

g) Total IVA o impuesto equivalente que le sea de aplicación.

h) Importe total de la factura, impuestos incluidos.

i) Detalle de todas las comunicaciones facturadas, excluidas las comunicaciones encuadradas en grupos tarifarios de bajo precio.

Las llamadas que tengan carácter gratuito para el abonado que efectúa la llamada no figurarán en la factura detallada de dicho abonado.

Los abonados a modalidades prepago tendrán derecho a tener acceso a una información equivalente, a través de los medios que se especifiquen en las correspondientes condiciones generales.

Cuando los operadores no ofrezcan con carácter gratuito dicho nivel básico de detalle, y también en relación con la información sobre los consumos realizados para los abonados de prepago, o para desgloses más detallados que los indicados anteriormente, los operadores deberán especificar su precio dentro de las condiciones de prestación del servicio.

No obstante, cuando una factura o una cuenta prepago sea objeto de reclamación, de acuerdo con el procedimiento establecido en la normativa, el operador deberá facilitar gratuitamente, previa solicitud del abonado, el nivel básico de detalle de la factura o cuenta reclamada. Igualmente, los abonados podrán ejercer su derecho a no recibir facturas desglosadas.

Información en la factura

 

 

  • En cada factura periódica que los operadores remitan a sus abonados, deberá indicarse:

- El número telefónico de atención al cliente del operador, el precio de las llamadas telefónicas a dicho número y el nombre de su página de Internet.

- El número telefónico de atención al usuario de la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, el precio de las llamadas telefónicas a dicho número y el nombre de su página de Internet.

- Los operadores adheridos al Sistema Arbitral del Consumo deberán indicar, además, el nombre de la página Web de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) en la que se puede acceder a las direcciones de las distintas Juntas Arbitrales de Consumo y el número de teléfono de la Oficina de información y atención al ciudadano del Ministerio de Sanidad y Consumo, así como el precio de las llamadas al mismo.

 

 

  • Y, al menos semestralmente, los operadores deberán informar a sus usuarios sobre sus
  • derechos a:

- La existencia de un departamento de Atención al Cliente.

- Disponer de un contrato en el que figuren las condiciones que se aplican si se ha producido el alta de forma telefónica.

- Darse de baja en cualquier momento de los servicios contratados, a través de la vía telefónica, fax, correo o en la página web.

- Que se comunique con un mes de antelación cualquier modificación del contrato que tenga su causa en algunos de los motivos válidos que constan en él, como los precios, pudiendo resolver el mismo si no se está de acuerdo con las nuevas condiciones sin penalización.

- Solicitar la restricción de las llamadas internacionales y a servicios de tarificación adicional.

- En relación con los servicios de tarificación adicional, saber que si no está de acuerdo con su facturación, si no paga la parte de la factura correspondiente a estos servicios no se le cortará el servicio telefónico, aunque sí el acceso a esos prefijos.

- En caso de interrupción temporal del servicio, ser indemnizado por el operador al menos con una cantidad que se determina en función tanto del tiempo en que la línea estuvo interrumpida como de la media de consumo de los últimos tres meses. Si la cantidad resultante es superior a un euro, la compensación se realizará automáticamente en la siguiente factura.

Valora el artículo: 
5

Contenidos relacionados