Inicio » Artículos

Fases de la ejecución forzosa del laudo arbitral

La ejecución forzosa de un laudo arbitral se realiza a instancias de quien ha obtenido un pronunciamiento a su favor en dicho laudo. Este procedimiento tiene una serie de fases que se especifican a continuación.

Etiquetas:

La ejecución forzosa pasa por una serie de fases:

1. La incoación de la ejecución del laudo, a instancias de quien ha obtenido a su favor un pronunciamiento de condena y, mediante demanda, corresponde exclusivamente, por competencia objetiva y territorial, al Juzgado de Primera Instancia del lugar donde el laudo se haya dictado. Son parte en el proceso de ejecución la persona o personas que solicitan y obtienen el despacho de la ejecución y la persona o personas frente a las que se despacha.

Hay que tener en cuenta que, no se despachará ejecución de resoluciones procesales o arbitrales o de acuerdos de mediación, dentro de los 20 días posteriores a aquel en que la resolución de condena sea firme, o la resolución de aprobación del convenio o de firma del acuerdo haya sido notificada al ejecutado.

2. Con la demanda ejecutiva se inicia el acto procesal por la que se despachará ejecución a petición de parte, en la que se expresará:

  • El título en que se funda el ejecutante (el laudo arbitral)
  • Convenio arbitral (convenio de adhesión de la empresa o entidad con la Junta Arbitral)
  • Documentos acreditativos de la notificación del laudo a las partes.
  • En caso de que el laudo hubiera sido objeto de corrección, aclaración o complemento a través de un laudo parcial, también deberá acompañarse éste como parte integradora del título ejecutivo.

3. El juez debe realizar una serie de comprobaciones sobre la regularidad formal del título de ejecución, una vez interpuesta la demanda ejecutiva.

Ante el incumplimiento del laudo con pronunciamiento condenatorio, una vez que se presenta la demanda ejecutiva, el Juez viene obligado a despachar ejecución sin que le esté permitido cuestionar la legalidad de la condena de fondo que se contiene en el laudo, y que está cubierta por los efectos de la cosa juzgada; es decir, la decisión del laudo queda reservada única y exclusivamente a la instancia arbitral. Además, si se quería por alguna de las partes la concreción, o revitalización del laudo, ello se debió hacer con la acción de anulación.

4. Auto despachando ejecución: Siempre que los requisitos procesales, el título ejecutivo y los actos de ejecución que se solicitan no adolezcan de ninguna irregularidad formal y sean conformes con la naturaleza y contenido del título, se dicta Auto despachando ejecución, que contendrá:

  • La persona o personas a cuyo favor se despacha la ejecución y la persona o personas contra quien se despacha ésta.
  • Si la ejecución se despacha de forma mancomunada o solidaria.
  • La cantidad, en su caso, por la que se despacha la ejecución, por todos los conceptos.
  • Las precisiones que resulte necesario realizar respecto de las partes o del contenido de la ejecución, según lo dispuesto en el título ejecutivo.

Dictado el auto por el Juez o magistrado, el Secretario Judicial responsable de la ejecución, en el mismo día o en el siguiente día hábil a aquél en que hubiera sido dictado el auto despachando ejecución, dictará decreto en el que se contendrán:

  • Las medidas ejecutivas concretas que resultaren procedentes, incluido si fuera posible el embargo de bienes.
  • Las medidas de localización y averiguación de los bienes de la parte ejecutada que procedan, conforme a lo previsto en los artículos 589 y 590 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
  • El contenido del requerimiento de pago que deba hacerse a la parte deudora, en los casos en que la ley establezca este requerimiento.

Contra el auto autorizando y despachando la ejecución no se dará recurso alguno, sin perjuicio de la oposición que pueda formular la parte ejecutada.

Contra el decreto dictado por el Secretario Judicial cabrá interponer recurso directo de revisión, sin efecto suspensivo, ante el Tribunal que hubiere dictado la orden general de ejecución.

5. Notificación del Auto despachando ejecución a la parte ejecutada: El Auto despachando la ejecución y la copia de la demanda ejecutiva se notifican a la parte deudora, otorgándole 10 días para que pueda oponerse a la ejecución.

6. Denegación del despacho de ejecución: Puede ocurrir que el Tribunal entienda que no concurren los presupuestos y requisitos legalmente exigidos para el despacho de la ejecución. En tal caso, dictará auto denegándolo. Contra dicho auto cabe el recurso de apelación y, si la parte acreedora lo cree oportuno, el recurso de reposición previo al de apelación, ambos en el plazo de 5  días (artículos 451 al 456 de la LEC).

7. Abstención del despacho de ejecución: puede darse el caso de abstención del despacho de ejecución, por motivos de incompetencia territorial, debiéndose indicar en tal caso a la parte demandante el tribunal ante el que ha de presentar la demanda.

8. Oposición de la parte deudora: dentro de los 10 días siguientes a la notificación del auto en que se despacha la ejecución, la parte ejecutada o deudora, puede oponerse a ella. Las causas para la oposición, aparecen reguladas en la Ley de Enjuiciamiento Civil (art. 556), entre las que se encuentran: el pago o cumplimiento de lo ordenado en el laudo, lo que tendrá que justificar documentalmente; la caducidad de la acción ejecutiva; y los pactos y transacciones que se hubiesen convenido para evitar la ejecución, siempre que dichos pactos y transacciones consten en documento público.

La oposición que se formule en estos casos, no suspenderá, por lo general, el curso de la ejecución.

9. La ejecución sólo finaliza con la completa satisfacción de la parte acreedora ejecutante, es decir, cuando se ejecuta el laudo.

Documentos adjuntos: 
Valora el artículo: 
5