Inicio » Artículos

Gas natural: condiciones generales del suministro

Se define el suministro de gas natural o gases manufacturados para su consumo final como su entrega, mediante contraprestación económica, en las condiciones de regularidad y calidad que sean exigibles.

Etiquetas:

Este suministro sólo podrá ser realizado por empresas distribuidoras o por empresas comercializadoras debidamente autorizadas.

Las empresas distribuidoras:

- Estarán obligadas a efectuar el suministro a tarifa y ampliarlo a toda persona abonada que lo solicite.

- No efectuarán el suministro a tarifa cuando las instalaciones de la persona consumidora no cumplan las condiciones técnicas y de seguridad reglamentarias.

- Podrán negar el suministro a aquellas personas consumidoras que hayan sido declaradas deudoras por sentencia judicial firme de cualquier empresa distribuidora, siempre que no justificara el pago de dicha deuda.

Con respecto a las instalaciones receptoras:

- Las empresas instaladoras serán las responsables de que la ejecución o reparación de dichas instalaciones receptoras, se realicen de acuerdo con el proyecto de las mismas, si lo hubiera, así como de que la instalación cumpla con toda la reglamentación vigente, y de realizar satisfactoriamente las pruebas y verificaciones normativas.

- Las empresas distribuidoras y comercializadoras deberán informar periódicamente a las personas usuarias en régimen a tarifa y a las personas consumidoras cualificadas, respectivamente, las recomendaciones y medidas de seguridad en el uso del gas y los aparatos de utilización.

- Las empresas distribuidoras y comercializadoras deberán efectuar inspecciones periódicas de las instalaciones receptoras de su clientela.

Puesta en servicio de las instalaciones de gas.

La empresa distribuidora, a través de personal propio o autorizado, realizará:

  • La conexión de la instalación receptora con la red de distribución o de transporte.
  • La colocación del precinto en los equipos de medida.
  • La puesta en servicio de una instalación receptora.

Dicho personal procederá a:

  • Comprobar que la documentación se encuentra completa.
  • Precintar los equipos de medida.
  • Verificar la estanqueidad de la instalación.
  • Dejar la instalación en disposición de servicio (si obtiene resultados favorables en las comprobaciones).

Los costes de estas operaciones serán a cargo de la clientela que contrate el suministro, los cuales estarán incluidos en los llamados derechos de alta.

Control y atención de urgencias.

- Las empresas distribuidoras y las comercializadoras deberán asegurar la existencia de un servicio de asistencia telefónica en funcionamiento las 24 horas del día, todos los días del año, para atender posibles incidencias en las instalaciones de su clientela o en su propia red de distribución, en su caso.

- Asimismo, difundirán los números de teléfonos de estos servicios.

- La empresa suministradora deberá disponer, y mantener actualizada, independientemente de otras pólizas, una póliza propia de seguro de responsabilidad civil por cuantía suficiente que le permita cubrir los riesgos que se pudieran derivar de las actividades ejercidas (tanto para personas, como para bienes).

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: