Inicio » Artículos

Gas natural: contrato de suministro

Para que se pueda suministrar el gas natural debe existir un contrato formalizado por escrito entre la persona consumidora y la empresa distribuidora o, en su caso, comercializadora.

Etiquetas:

La persona consumidora de gas natural en España puede optar entre:

  • Contratar el gas pagando un precio regulado por el Gobierno en el Boletín Oficial del Estado. En este caso, el contrato de suministro en el mercado regulado será realizado entre la persona consumidora y la empresa distribuidora. Es el contrato de suministro a tarifa.
  • Contratar el gas a través de un precio pactado con la empresa comercializadora. En este caso, el contrato de suministro en el mercado liberalizado será realizado entre las personas consumidoras cualificadas y la empresa comercializadora. Es el contrato en el mercado libre.

El contrato de suministro es personal, y su titular deberá ser la persona usuaria efectiva del combustible, que no podrá utilizarlo en lugar distinto para el que fue contratado, ni cederlo, ni venderlo a terceras personas.

El contrato de suministro a tarifa.

- No se podrá exigir cantidad alguna por la formalización del mismo.

- La duración del contrato será anual y se prorrogará tácitamente por plazos iguales. La persona consumidora podrá darse de baja en el suministro antes de dicho plazo, siempre que lo comunique fehacientemente a la empresa distribuidora con anticipación mínima de 6 días hábiles a la fecha en que desee la baja del suministro.

- La persona consumidora tiene derecho a que la empresa distribuidora le informe y asesore en el momento de la contratación, con los datos que le facilite, sobre la tarifa y caudal máximo diario contratado más conveniente, y demás condiciones del contrato pudiendo elegir la tarifa que estime conveniente, entre las oficialmente aprobadas.

- Las empresas distribuidoras estarán obligadas a atender las peticiones de modificación de tarifa y caudal máximo contratado (a la persona consumidora que haya cambiado voluntariamente de tarifa o de caudal diario máximo contratado, podrá negársele pasar a otra mientras no hayan transcurrido, como mínimo, 12 meses, excepto si se produce algún cambio en la estructura tarifaria que le afecte).

El contrato en el mercado liberalizado.

- Requerirá contrato por escrito entre una empresa comercializadora debidamente autorizada y la persona consumidora cualificada.

- En este contrato se recogerán: todas las condiciones del suministro, seguridad, continuidad del servicio, calidad, repercusiones económicas por incumplimiento de la calidad del suministro, medición y facturación del mismo, causas de rescisión, mecanismos de subrogación y mecanismos de arbitraje, en su caso.

Traspaso y subrogación de los contratos de suministro a tarifa.

- Para un punto de suministro, la persona usuaria que esté al corriente del pago podrá traspasar su contrato a otra persona consumidora que vaya a hacer uso del mismo en idénticas condiciones (la persona titular lo comunicará a la empresa distribuidora, a efectos de expedición del nuevo contrato).

- Para la subrogación en derechos y obligaciones de un contrato de suministro a tarifa, bastará la comunicación a la empresa distribuidora a efectos del cambio de titularidad del contrato.

- En los casos en que la persona usuaria efectiva del combustible, con justo título, sea persona distinta a la persona titular que figura en el contrato, podrá exigir, siempre que se encuentre al corriente del pago, el cambio a su nombre del contrato existente, sin más trámites.

- En estos casos, la empresa distribuidora no percibirá cantidad alguna por la expedición de los nuevos contratos que se deriven de cambios de titularidad anteriores, siempre que no se requieran actuaciones en las instalaciones.

- Para las modificaciones de contratos con conexiones a gasoductos de presión inferior a 4 bar, con antigüedad superior a 20 años, las empresas distribuidoras deberán proceder a la verificación de las instalaciones, autorizándose a cobrar, en este caso, los derechos de verificación vigentes. Si, tras la realización de la verificación, las instalaciones no cumplen las condiciones técnicas y de seguridad reglamentarias vigentes en la fecha del traspaso, la empresa distribuidora deberá exigir la adaptación de las instalaciones y la presentación del oportuno boletín de instalación.

Resolución de los contratos de suministro a tarifa.

Serán causas de resolución:

  • La solicitud de baja por parte de la persona usuaria, o el cambio de esta a mercado libre.
  • Para un mismo punto de suministro, si una persona consumidora, con título justo, solicita la formalización de un nuevo contrato, la resolución del anterior contrato será automática siempre y cuando no exista deuda contraída.
  • La interrupción del suministro durante más de 2 meses desde la fecha de suspensión.
  • La suspensión del suministro en casos de fraude, que dará lugar a la resolución automática del contrato.

Condiciones generales del contrato de suministro de gas a tarifa.

Las condiciones generales del contrato de suministro de gas a tarifa se encuentran reguladas en el Real Decreto 1434/2002, de 27 de diciembre, sobre actividades de transporte, distribución, comercialización, suministro y procedimientos de autorización de instalaciones de gas natural. En concreto, se encuentran recogidas en el Anexo II de dicho Real Decreto (se adjunta, como archivo relacionado, el mencionado anexo).

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Documentos adjuntos: 
Valora el artículo: