Inicio » Artículos

La ejecución del viaje combinado

Cuando los servicios de viaje incluidos en un viaje combinado no se ejecuten o se ejecuten de modo incorrecto, se establece la posibilidad de que la persona viajera pueda resolver el contrato sin penalización, y solicitar, si procede, una reducción del precio del viaje combinado o, en su caso, una indemnización.

¿Quién será responsable de que el viaje combinado se ejecute de manera correcta?

Con respecto a la responsabilidad de las empresas organizadoras y las entidades minoristas de viajes combinados, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Ambas entidades deberán responder de manera solidaria frente a la persona viajera del cumplimiento correcto de los servicios de viaje incluidos en el contrato, con independencia de que dichos servicios se hayan de ejecutar por tales entidades u otras entidades prestadoras.
  • La persona viajera deberá informar a la empresa organizadora o, en su caso, minorista sin demora indebida, de cualquier falta de conformidad que observe durante la ejecución de un servicio de viaje incluido en el contrato.
  • Si cualquiera de los servicios incluidos en el viaje no se ejecuta de manera conforme al contrato, se deberá subsanar la falta de conformidad (salvo imposibilidad o que tenga coste desproporcionado), teniéndose en cuenta la gravedad de la falta de conformidad y el valor de los servicios de viaje afectados.
  • Si la organizadora o la entidad minorista no subsanaran la falta de conformidad en plazo razonable, la propia persona viajera podrá hacerlo y solicitar el reembolso de los gastos necesarios.
  • Si no se pudieran prestar una proporción significativa de los servicios de viaje de acuerdo con lo contratado, se ofrecerán, sin coste adicional, fórmulas alternativas adecuadas (a ser posible de calidad equivalente o superior a las especificadas en el contrato) para la continuación del viaje combinado, también cuando el regreso de la persona viajera al lugar de salida no se efectúe según lo acordado.
  • Si las fórmulas alternativas propuestas fueran de calidad inferior a las especificadas en el contrato, se aplicará a la persona viajera una reducción adecuada del precio (la persona viajera sólo podrá rechazarlas si no son comparables a lo acordado en el contrato o si la reducción de precio acordada fuera inadecuada).
  • Ante una falta de conformidad que afecte sustancialmente a la ejecución del viaje combinado, que no se hubiera procedido a subsanar en plazo razonable, la persona viajera podrá:
  1. Poner fin al contrato sin penalización alguna.
  2. Y solicitar, en su caso, tanto una reducción del precio, como una indemnización por daños y perjuicios, sin poner fin al contrato de viaje combinado.
  • Si no fuera posible encontrar fórmulas de viaje alternativas o la persona viajera rechaza las propuestas, tendrá derecho, en su caso, a:
  1. Una reducción de precio.
  2. Y una indemnización por daños y perjuicios, sin que se ponga fin al contrato de viaje combinado.
  • Si en el viaje combinado se incluyera el transporte de personas, la entidad organizadora y, en su caso, la entidad minorista repatriarán además a la persona viajera en transporte equivalente sin dilaciones indebidas y sin coste adicional.
  • Si no fuera posible garantizar el retorno de la persona viajera según lo estipulado en el contrato debido a circunstancias inevitables y extraordinarias, la empresa organizadora o, en su caso, minorista asumirán el coste del alojamiento que sea necesario (de ser posible en categoría equivalente), por periodo no superior a 3 noches por persona viajera. Esta limitación, siempre que las necesidades particulares hayan sido comunicadas a la organizadora y, en su caso, minorista al menos 48 horas antes del inicio del viaje, no se aplicará a:
  1. Personas con discapacidad o movilidad reducida en el transporte aéreo, ni a las personas que las acompañen.
  2. Mujeres embarazadas.
  3. Personas menores no acompañadas.
  4. Personas con necesidad médica específica.

¿Cuándo corresponderán la reducción del precio y las indemnizaciones por daños y perjuicios?

En el caso de que haya habido alguna falta de conformidad durante la ejecución del contrato de viaje combinado, la persona viajera tendrá derecho a:

  • Una reducción adecuada del precio, a menos que la organizadora o la entidad minorista demuestren que dicha falta de conformidad es imputable a la persona viajera.
  • Recibir una indemnización adecuada por cualquier daño o perjuicio que sufra, que será abonada sin demora indebida.

No habrá lugar a indemnización por daños y perjuicios si la empresa organizadora o, en su caso, minorista demuestran que la falta de conformidad es:

  • Imputable a la persona viajera,
  • Imputable a terceras personas ajenas a la prestación de los servicios contratados e imprevisible o inevitable,
  • O debida a circunstancias inevitables y extraordinarias.

La persona viajera podrá contactar con la empresa organizadora a través de la entidad minorista (agencia de viajes).

La persona viajera podrá enviar mensajes, peticiones o quejas con relación a la ejecución del viaje combinado directamente a la entidad minorista o agencia de viajes a través de la que fue adquirido el viaje combinado. En estos casos:

  • La entidad minorista transmitirá los mismos a la empresa organizadora sin demora indebida.
  • A efectos del cumplimiento de los plazos de prescripción, el acuse de recibo por la entidad minorista será considerado como acuse de recibo por la empresa organizadora.
  • La empresa organizadora y la entidad minorista proporcionarán a estos efectos la asistencia adecuada y sin demora indebida a la persona viajera en dificultades (especialmente en caso de circunstancias inevitables y extraordinarias), en particular mediante:
  1. El suministro de información adecuada sobre los servicios sanitarios, las autoridades locales y la asistencia consular.
  2. La asistencia a la persona viajera para establecer comunicaciones a distancia y la ayuda para encontrar fórmulas de viaje alternativas.

La empresa organizadora y, en su caso, minorista:

  • Podrán facturar un recargo razonable por la asistencia prestada si la dificultad se ha originado de manera intencionada o negligente por parte de la persona viajera.
  • No podrán facturar por tal recargo importes superiores a los costes reales de la mencionada asistencia.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: