Inicio » Artículos

La información nutricional en el etiquetado de los alimentos

La denominada información nutricional, salvo excepciones, es una de las menciones o indicaciones que debe formar parte de la información alimentaria obligatoria. Dicha obligatoriedad se aplica desde el 13 de diciembre de 2016.

A. Contenido de la información nutricional.

1) La información nutricional obligatoria incluirá lo siguiente:

  • El valor energético.
  • Las cantidades de grasas, ácidos grasos saturados, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal (cuando proceda, se podrá incluir una indicación, al lado de la información nutricional, señalando que el contenido de sal obedece exclusivamente al sodio presente en forma natural en el alimento).

2) El contenido de la información nutricional obligatoria anterior podrá completarse con la indicación de la cantidad de una o varias de las siguientes sustancias:

  • Ácidos grasos monoinsaturados.
  • Ácidos grasos poliinsaturados.
  • Polialcoholes.
  • Almidón.
  • Fibra alimentaria.
  • Cualquier vitamina o mineral que figure en el Reglamento de Información Alimentaria, y que se encuentre en cantidades significativas (Vitaminas: A, D, E, K, C, B6, B12, Tiamina, Riboflavina, Niacina, Ácido Fólico, Biotina, Ácido Pantoténico, Potasio, Cloruro, Calcio, Fósforo, Magnesio, Hierro, Zinc, Cobre, Manganeso, Fluoruro, Selenio, Cromo, Molibdeno y Yodo).

3) Cuando en el etiquetado del alimento envasado figure la información nutricional obligatoria, podrá repetirse en el mismo la siguiente información: el valor energético, o el valor energético junto al contenido de grasas, ácidos grasos saturados, azúcares y sal.

4) Cuando en el etiquetado de los productos alimentarios que se presenten sin envasar para la venta a la persona consumidora final y a las colectividades, o en el caso de alimentos envasados en los lugares de venta a petición de la persona compradora o envasados para su venta inmediata, figure una información nutricional, el contenido de la misma podrá limitarse a: el valor energético, o el valor energético junto al contenido de grasas, ácidos grasos saturados, azúcares y sal.

B. Ingestas diarias de referencia para las vitaminas, minerales, valor energético y nutrientes diferentes a vitaminas y minerales en personas adultas.

1) Las ingestas diarias de referencia para las vitaminas y minerales que puedan declararse serán:

  • Vitamina A (800 microgramos), vitamina D (5 microgramos), vitamina E (12 miligramos), vitamina K (75 microgramos), vitamina C (80 miligramos), tiamina (1,1 miligramos), riboflavina (1,4 miligramos), niacina (16 miligramos), vitamina B6 (1,4 miligramos), ácido fólico (200 microgramos), vitamina B12 (2,5 microgramos), biotina (50 microgramos), ácido pantoténico (6 miligramos), potasio (2.000 miligramos), cloruro (800 miligramos), calcio (800 miligramos), fósforo (700 miligramos), magnesio (375 miligramos), hierro (14 miligramos), zinc (10 miligramos), cobre (1 miligramo), manganeso (2 miligramos), fluoruro (3,5 miligramos), selenio (55 microgramos), cromo (40 microgramos), molibdeno (50 microgramos) y yodo (150 microgramos).

2)  Las ingestas diarias de referencia para el valor energético y para nutrientes diferentes a vitaminas y minerales serán:

  • Valor energético (8.400 kilojulios / 2.000 kcal), grasa total (70 gramos), ácidos grasos saturados (20 gramos), hidratos de carbono (260 gramos), azúcares (90 gramos), proteínas (50 gramos) y sal (6 gramos).

C. Formas de expresión.

- El valor energético y la cantidad de nutrientes expresados en los epígrafes 1) a 5) del primer apartado, se expresarán mediante las unidades de medición siguientes: kilojulios (kJ) y kilocalorías (kcal) y el peso del nutriente en gramos (g). Las vitaminas y minerales se expresarán en miligramos (mg) o microgramos (µg).

- El valor energético y la cantidad de nutrientes se expresarán por 100 gramos o 100 mililitros. Además, el valor energético y la cantidad de nutrientes podrán expresarse, según proceda, como porcentajes de ingestas de referencia (en este caso, deberá incluirse la siguiente declaración adicional al lado de la misma: “Ingesta de referencia de un adulto medio (8.400 kJ/2.000 kcal).

- Cuando se facilite la información sobre vitaminas y minerales, se expresarán además como porcentajes de las ingestas de referencia por 100 gramos o 100 mililitros.

- El valor energético y las cantidades de nutrientes podrán, además, expresarse por porción o por unidad de consumo de forma fácilmente reconocible por la persona consumidora, a condición de que la porción o unidad utilizada se exprese cuantitativamente en la etiqueta y se indique el número de porciones o unidades que contiene el envase. Asimismo:

  • Cuando en el etiquetado del alimento envasado figure la información nutricional obligatoria, las cantidades de nutrientes o los porcentajes de las ingestas de referencia podrán expresarse sólo por porciones o por unidades de consumo.
  • Cuando en el etiquetado de los productos alimentarios que se presenten sin envasar para la venta a la persona consumidora final y a las colectividades, o en el caso de alimentos envasados en los lugares de venta a petición de la persona compradora o envasados para su venta inmediata figure una información nutricional, el valor energético y las cantidades de nutrientes o los porcentajes de ingestas de referencia podrán expresarse sólo por porciones o por unidades de consumo.

D. Presentación de la información nutricional.

  • Figurará en el mismo campo visual (todas las superficies de un envase legibles desde un único punto de visión).
  • Se presentará junta en un formato claro y, cuando proceda, en el orden de presentación establecido, que será el siguiente: valor energético; grasas, de las cuales: saturadas, monoinsaturadas, poliinsaturadas; hidratos de carbono, de los cuales: azúcares, polialcoholes, almidón; fibra alimentaria; proteínas; sal; vitaminas y minerales.
  • Las menciones de la información nutricional se presentarán, si el espacio lo permite, en formato de tabla con las cifras en columna. Si el espacio no lo permite, la información figurará en formato lineal.
  • Cuando en el etiquetado del alimento envasado figure la información nutricional obligatoria, la información nutricional se presentará en el campo visual principal (campo visual de un envase que con toda probabilidad es más visible a primera vista por la persona consumidora en el momento de realizar la compra y que le permite identificar inmediatamente un producto por su carácter, naturaleza y, si procede, por su marca comercial) y con el tamaño de letra establecido.
  • En los casos en que el valor energético o la cantidad de nutrientes en un producto sea insignificante, la información sobre dichos elementos podrá sustituirse por una declaración del tipo: “Contiene cantidades insignificantes de…”, que aparecerá indicada al lado de la información nutricional, cuando ésta exista.

E. Alimentos exentos del requisito de información nutricional obligatoria.

- La información nutricional no será obligatoria en el caso de los siguientes alimentos:

  • Productos sin transformar que incluyen un solo ingrediente o una sola categoría de ingredientes.
  • Productos transformados cuya única transformación ha consistido en ser curados y que incluyen un solo ingrediente o una sola categoría de ingredientes.
  • Agua destinada a consumo humano, incluida aquélla cuyos únicos ingredientes añadidos son el anhídrido carbónico o los aromas.
  • Una planta aromática, una especia o mezcla de ellas.
  • Sal y sucedáneos de la sal.
  • Edulcorantes de mesa.
  • Productos de los tipos: extractos de café, de achicoria, granos de café enteros o molidos y granos de café descafeinado enteros o molidos.
  • Infusiones de hierbas y frutas, té, té descafeinado, té instantáneo o soluble, o extracto de té; té instantáneo o soluble, o extracto de té descafeinados, que no contengan más ingredientes añadidos que aromas que no modifiquen el valor nutricional del té.
  • Vinagres fermentados y sus sucedáneos, incluidos aquéllos cuyos únicos ingredientes añadidos son aromas.
  • Aromas.
  • Aditivos alimentarios.
  • Coadyuvantes tecnológicos.
  • Enzimas alimentarias.
  • Gelatina.
  • Compuestos para espesar mermeladas.
  • Levadura.
  • Gomas de mascar.
  • Alimentos en envases o recipientes cuya superficie mayor es inferior a 25 centímetros cuadrados.
  • Alimentos, incluidos los elaborados artesanalmente, directamente suministrados por el fabricante en pequeñas cantidades a la persona consumidora final o a establecimientos minoristas locales que abastecen directamente a la persona consumidora final.

- La mención de la información nutricional obligatoria tampoco será obligatoria en el caso de bebidas con un grado alcohólico volumétrico superior a 1,2%.

- En el caso de productos alimentarios que se presenten sin envasar para la venta a la persona consumidora final y a las colectividades, o en el caso de alimentos envasados en los lugares de venta a petición de la persona compradora o envasados para su venta inmediata:

  • No será obligatoria, entre otras, la mención a la información nutricional.
  • Si figurara, de manera voluntaria, la información nutricional, el contenido de la misma podrá limitarse a: el valor energético, o el valor energético junto al contenido de grasas, ácidos grasos saturados, azúcares y sal, y expresarse sólo por porciones o por unidades de consumo.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través de número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: