Inicio » Artículos

Lo que hay que saber antes de contratar un curso en una academia

Actualmente los Centros Privados de Enseñanza están siendo cada vez más demandados, y ello en una época en la que se exige una mayor especialización profesional. A continuación le informamos sobre algunos aspectos de interés a tener en cuenta a la hora de contratar con una academia.

Etiquetas:

En los últimos años muchas academias han sido noticia por temas no muy agradables para las personas usuarias: cierres inesperados, incumplimiento de plazos, retrasos en los envíos de material, información errónea sobre los cursos…

En primer lugar debe saber que existen Centros Privados de Enseñanza que imparten enseñanzas que no conducen a la obtención de títulos con validez académica.

Con el fin de que en Andalucía no surjan conflictos con las academias de formación no oficial, existen una normativa reguladora que establece una serie de obligaciones que éstas deben cumplir, tanto a la hora de dar a conocer sus servicios como a la de informar a sus usuarios y usuarias.

Así, en la publicidad que se realice, no podrán utilizarse anuncios sobre titulaciones o términos que puedan inducir a confusión a las personas usuarias sobre la validez académica de las enseñanzas que se impartan, como tampoco el que el carácter oficial de las mismas esté reconocido o autorizado por la Administración.

Antes de contratar un curso, como persona consumidora, debe informarse sobre sus características, precio final, material del curso, forma de pago, plazos de entrega de material, datos de la empresa y clase de diploma que se obtendrá.

Asimismo, el centro debe disponer de folletos donde se informe con claridad acerca de la denominación del curso, duración, horarios, contenidos, precio…, e informar de la existencia de hojas de quejas y reclamaciones.

Se ha de saber que las prácticas comerciales (en particular las relacionadas con este tipo de centros de formación) que incluyan información sobre las características del bien o servicio y su precio, posibilitando que la persona consumidora o usuaria tome una decisión sobre la contratación, deberán contener, si no se desprende ya claramente del contexto, al menos la siguiente información:

a) Nombre, razón social y domicilio completo de la persona empresario responsable de la oferta comercial y, en su caso, nombre, razón social y dirección completa de la parte empresaria por cuya cuenta actúa.

b) Las características esenciales del bien o servicio de una forma adecuada a su naturaleza y al medio de comunicación utilizado.

c) El precio final completo, incluidos los impuestos, desglosando, en su caso, el importe de los incrementos o descuentos que sean de aplicación a la oferta y los gastos adicionales que se repercutan a la persona consumidora o usuaria.

  • En el resto de los casos en que, debido a la naturaleza del bien o servicio, no pueda fijarse con exactitud el precio en la oferta comercial, deberá informarse sobre la base de cálculo que permita a la persona consumidora o usuaria comprobar el precio. Igualmente, cuando los gastos adicionales que se repercutan a la persona consumidora o usuaria no puedan ser calculados de antemano por razones objetivas, debe informarse del hecho de que existen dichos gastos adicionales y, si se conoce, su importe estimado.

d) Los procedimientos de pago, plazos de entrega y ejecución del contrato y el sistema de tratamiento de las reclamaciones.

e) En su caso, existencia del derecho de desistimiento.

Valora el artículo: