Inicio » Artículos

Marcado, etiquetado, presentación y publicidad de objetos de metales preciosos

Para la comercialización de objetos de metales preciosos dentro de España, estos deberán cumplir lo establecido en la normativa aplicable, así como alcanzar las leyes oficiales establecidas y llevar los contrastes a que estén obligados.

Etiquetas:

Requisitos de marcado, etiquetado, presentación y publicidad de los objetos de metales preciosos.

Los objetos de metales preciosos podrán llevar grabados signos o marcas de carácter comercial, con independencia de los contrastes obligatorios (ENLACE A ARTÍCULO DE CONTRATES), siempre que los mismos no puedan inducir a confusión con los punzones obligatorios ni hagan referencia a la composición o ley de la aleación de dichos objetos.

Los objetos de tamaño reducido o que, por las peculiaridades de su diseño, no se pudieran punzonar con los contrastes obligatorios, se comercializarán, cuando sea técnicamente posible, soldando a estos una placa del mismo metal y de la misma ley previamente punzonada con los contrastes de origen y garantía. Cuando esto no resulte técnicamente posible se comercializarán con una etiqueta en la que figuren:

  • La ley del metal.
  • La identificación de la entidad fabricante o importadora.

En los objetos de oro y de plata que se expongan al público para su comercialización se hará constar de forma explícita:

  • La ley de la aleación bajo las expresiones “oro de primera ley”, “oro de segunda ley”, “plata de primera ley” y “plata de segunda ley”.
  • Los objetos de platino se definirán como “platino de ley”.

Los objetos que contengan metales preciosos en cantidades inferiores a las leyes legales establecidas solo podrán comercializarse si van provistos de etiquetas en las que se haga constar:

  • Su denominación.
  • El contenido de metal precioso expresado en milésimas.

Los objetos recubiertos con metales preciosos, tales como los denominados “chapados” y los “galvanizados”, solo podrán comercializarse con etiquetas que indiquen:

  • Su denominación seguida de la del metal y su ley,
  • El espesor del recubrimiento en micras, haciéndose constar si este es chapado o electrolítico.

Para los objetos damasquinados, como los del tipo Toledo, Eibar o similares, fabricados con incrustaciones de metales preciosos, podrán utilizarse las denominaciones de “damasquinado de oro” o “damasquinado de plata”. En el caso de imitaciones de esta clase de objetos deberá hacerse constar la denominación de los metales utilizados, con la inclusión del término “imitación de damasquinado de oro o plata”.

En ningún caso podrán utilizarse denominaciones que puedan inducir a error como “oro alemán”, “plata inglesa”, “similor” o similares, así como utilizar marcas comerciales que puedan inducir a confusión con los contrastes oficiales. No obstante, cuando se trate de marcas ya registradas que amparen objetos que no sean de metales preciosos, para su comercialización será preciso indicar que se trata de “objetos que no son de platino, oro o plata”.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora el artículo: