Inicio » Artículos

Normas de higiene y protección de las personas aplicadoras de las técnicas de tatuaje, micropigmentación o perforación cutánea (piercing)

Las personas aplicadoras de estas técnicas deberán observar en todo momento unas óptimas condiciones de higiene, y adoptarán medidas de protección frente a enfermedades transmitidas por la sangre.

Etiquetas:

tatuaje

Además, las personas que apliquen estas técnicas deberán estar vacunadas de hepatitis B y de tétanos (la cartilla acreditativa de dicha vacunación se encontrará en el establecimiento o instalación). En particular, se cumplirán las siguientes normas de higiene:

  • Lavarse las manos con agua y jabón antiséptico antes de iniciar cualquier práctica y al finalizar la misma, así como cada vez que dicha práctica se reemprenda en caso de haber sido interrumpida.
  • Mantener protegida e impermeabilizada las zonas de su piel afectadas por cualquier herida o pérdida de revestimiento cutáneo que hayan sufrido por cualquier causa y, cuando ello no sea posible, abstenerse de realizar cualquier actividad que pueda suponer contacto directo con personas usuarias o con el instrumental y el material, hasta su curación.
  • Esterilizar, desinfectar o sustituir, según proceda, el instrumental del que se sospeche que haya podido contaminarse por cualquier eventualidad durante la aplicación de estas técnicas.
  • No comer, ni fumar en el establecimiento o instalación. No consumir ninguna bebida, mientras se permanezca en el área de trabajo.

Todas las manipulaciones deberán respetar las normas básicas de protección y prevención de la transmisión de enfermedades y obedecer a unas buenas prácticas de higiene. En cuanto a las manipulaciones, se tendrá en cuenta lo siguiente:

  • Antes de cualquier manipulación se procederá a la desinfección de la piel con povidona yodada u otro desinfectante de análoga eficacia.
  • Las tintas que vayan a utilizarse para cada persona usuaria y sesión deberán proceder de envases unidosis. En caso de que esto no sea posible, el envase establecerá la garantía de esterilidad del contenido y su diseño asegurará que su contenido no se contaminará durante el periodo de uso.
  • Se aplicarán barreras de protección frente a salpicaduras de sangre.
  • Los objetos cortantes o punzantes que puedan estar contaminados con sangre se manejarán y desecharán de manera adecuada para prevenir accidentes,
  • En el caso de que el material caiga al suelo deberá esterilizarse o desinfectarse antes de usarlo nuevamente.
  • En el supuesto de que haya que trasvasar geles y cremas para su aplicación individualizada, se utilizarán hisopos de un solo uso.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través de número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: