Inicio » Artículos

Precauciones adicionales al comprar juguetes eléctricos y magnéticos

Existen una serie de productos que, por sus características especiales, deben comprarse con más cuidado que el resto. Nos referimos, por ejemplo, a los juguetes eléctricos y magnéticos.

Etiquetas:

A la hora de adquirir un juguete eléctrico debes saber que:

- La tensión eléctrica de los mismos no podrá exceder de 24 voltios, y ninguna pieza del juguete llevará más de 24 voltios.

- Las partes del juguete en contacto o que puedan entrar en contacto con una fuente de electricidad capaz de provocar una descarga eléctrica, así como los cables u otros conductores por los que se lleve la electricidad a tales partes, deberán estar suficientemente aislados y protegidos mecánicamente para evitar el riesgo de descarga.

- Los juguetes eléctricos deberán diseñarse y construirse de forma que se garantice que las temperaturas máximas que alcancen todas las superficies directamente accesibles no provocarán quemaduras al tocarlas.

Se denomina "juguete magnético" a aquel que contiene o está formado por imanes sueltos o desmontables, o componentes magnéticos que, por su forma y tamaño, puedan ser ingeridos y sean accesibles a los niños.

La normativa de seguridad actual distingue dos tipos de juguetes magnéticos:

a) Los juegos de experimentos eléctricos/magnéticos, entendiendo por tales los que contienen uno o más imanes destinados a llevar a cabo experimentos educativos relacionados con el magnetismo y la electricidad.

b) Otros juguetes distintos a los juegos de experimentos eléctricos/magnéticos.

Por ley, los juguetes comercializados que contengan imanes deben cumplir los siguientes requisitos:

1. Los imanes deben tener un índice de flujo magnético inferior a 50 kG2 mm2.

2. Los imanes no deben entrar totalmente en el cilindro de prueba para partes pequeñas, una prueba mediante la cual se constata que el imán no es susceptible de ser ingerido por su reducido tamaño.

Actualmente, en el etiquetado de los juguetes magnéticos no hay que incluir ninguna advertencia o mención especial que haga referencia a la existencia de imanes, ya que está prohibida la comercialización de los mismos si no cumplen los dos requisitos anteriormente indicados.

Sólo existe la obligación de insertar una advertencia en el etiquetado de los juguetes catalogados como "juegos de experimentos eléctricos/magnéticos", destinados a los niños mayores de 8 años en que los que los imanes tienen un índice de flujo magnético igual o superior a 50 kG2mm2 o entran completamente en el cilindro para partes pequeñas previsto en la norma:

 

"¡ADVERTENCIA! No conveniente para niños menores de 8 años. Este producto contiene (un) imán(es) pequeño(s). Los imanes ingeridos pueden unirse entre sí a través del intestino provocando lesiones graves. Si se han tragado los imanes busque atención médica inmediata".

Valora el artículo: