Inicio » Artículos

Prohibición de la venta y suministro de productos del tabaco y de fumar

A continuación de indican los lugares donde no se permite la venta y suministro de productos del tabaco, así como los lugares donde está prohibido fumar.

Etiquetas:

Prohibición de venta y suministro de productos del tabaco en ciertos lugares.

Queda prohibida la venta y el suministro de productos del tabaco en:

  • Centros y dependencias de las Administraciones públicas y entidades de Derecho público.
  • Centros sanitarios o de servicios sociales y sus dependencias.
  • Centros docentes, independientemente de la edad del alumnado y del tipo de enseñanza.
  • Centros culturales.
  • Centros e instalaciones deportivas.
  • Centros de atención y de ocio y de esparcimiento de las personas menores de edad.

Prohibición de fumar.

El consumo de productos del tabaco deberá hacerse exclusivamente en aquellos lugares o espacios en los que no esté prohibido.

Queda prohibido fumar en:

  • Centros de trabajo público y privados, salvo en los espacios al aire libre.
  • Centros y dependencias de las Administraciones públicas y entidades de Derecho público.
  • Centros, servicios o establecimientos sanitarios, así como en los espacios al aire libre o cubiertos, comprendidos en sus recintos.
  • Centros docentes y formativos, salvo en los espacios al aire libre de los centros universitarios y de los exclusivamente dedicados a la formación de adultos, siempre que no sean accesos inmediatos a los edificios o aceras circundantes.
  • Instalaciones deportivas y lugares donde se desarrollen espectáculos públicos, siempre que no sean al aire libre.
  • Zonas destinadas a la atención directa al público.
  • Centros comerciales, incluyendo grandes superficies y galerías, salvo en los espacios al aire libre.
  • Centros de atención social.
  • Centros de ocio o esparcimiento, salvo en los espacios al aire libre.
  • Centros culturales, salas de lectura, exposición, biblioteca, conferencias y museos.
  • Salas de fiesta, establecimientos de juegos o de uso público en general, salvo en los espacios al aire libre.
  • Áreas o establecimientos donde se elaboren, transformen, preparen, degusten o vendan alimentos.
  • Ascensores y elevadores.
  • Cabinas telefónicas, recintos de los cajeros automáticos y otros espacios cerrados de uso público de reducido tamaño (aquel que no ocupe una extensión superior a 5 metros cuadrados).
  • Estaciones de autobuses, salvo en los espacios que se encuentren al aire libre, vehículos o medios de transporte colectivo urbano e interurbano, vehículos de transporte de empresa, taxis, ambulancias, funiculares y teleféricos.
  • Todos los espacios del transporte suburbano (vagones, andenes, pasillos, escaleras, estaciones, etc.), salvo en los espacios que se encuentren por completo al aire libre.
  • Estaciones, puertos y medios de transporte ferroviario y marítimo, salvo en los espacios al aire libre.
  • Aeropuertos, salvo los espacios que se encuentren al aire libre, aeronaves con origen y destino en territorio nacional y en todos los vuelos de compañías aéreas españolas, incluidos aquellos compartidos con vuelos de compañías extranjeras.
  • Estaciones de servicio y similares.
  • Hoteles, hostales y establecimientos análogos, salvo en los espacios al aire libre. No obstante, podrán habilitarse habitaciones fijas para personas fumadoras.
  • Bares, restaurantes y demás establecimientos de restauración cerrados.
  • Salas de teatro, cine y otros espectáculos públicos que se realicen en espacios cerrados.
  • Recintos de parques infantiles y áreas o zonas de juego para la infancia (espacios al aire libre acotados que contengan equipamiento o acondicionamientos destinados específicamente para el juego y esparcimiento de menores).
  • En todos los demás espacios cerrados de uso público o colectivo.

Habilitación de zonas para fumar.

En hoteles, hostales y establecimientos análogos (salvo en los espacios al aire libre), se podrán reservar hasta un 30% de habitaciones fijas para personas huéspedes fumadoras, siempre que cumplan con los siguientes requisitos:

  • Que estén en áreas separadas del resto de habitaciones y con ventilación independiente o con otros dispositivos para la eliminación de humos.
  • Que estén señalizadas con carteles permanentes.
  • Que la clientela sea informada, de manera previa, del tipo de habitación puesta a su disposición.
  • Que las personas trabajadoras no puedan acceder a las mismas mientras se encuentra alguna persona cliente en su interior, salvo caso de emergencia.

 

Valora el artículo: