Inicio » Artículos

¿Qué se entiende por metales preciosos?

A efectos de la normativa aplicable en esta materia, se consideran metales preciosos el platino, el oro y la plata, así como las aleaciones de estos metales entre si o con otros metales, de tal modo que el contenido del metal precioso alcance una cierta proporción legalmente establecida.

Etiquetas:

Teniendo en cuenta la Ley 17/1985, de 1 de julio, que regula la fabricación, tráfico y comercialización de objetos elaborados con metales preciosos y el Real Decreto 197/1988, de 22 de febrero, que aprueba el Reglamento de la Ley 17/1985, no se consideran metales preciosos los pertenecientes al grupo del platino, tales como el iridio, osmio, paladio, rodio y rutenio, aunque sean utilizados en aleaciones o recubrimientos de objetos de metales preciosos. El iridio será considerado como equivalente al platino hasta una proporción máxima de 5 milésimas en la aleación de platino que con ello alcance la proporción legalmente establecida.

Son objetos de metales preciosos:

  • Los fabricados con los materiales de metales preciosos de platino, oro o plata y destinados al consumo en joyería, orfebrería, platería, relojería y otros similares.
  • Los lingotes, placas, cadenas y demás artículos que sean comercializados directamente y no utilizados como materias primas o productos intermedios.
  • Las obras de arte o artesanía elaborados con metales preciosos, así como las copias de monedas o medallas.
  • Los artículos de metales preciosos que formen parte de objetos fabricados con otros materiales, tales como bases, adornos, enseñas, cantos y similares.

Los materiales utilizados solo como materia prima en la fabricación de objetos  de metales preciosos, tales como lingotes, chapas, hojas, láminas, varillas, hilos, bandas, tubos y granalla, solo podrán ser elaborados por industriales de metales preciosos y por quienes tengan la condición de fabricantes de objetos de metales preciosos. Estos materiales, al no estar destinados al consumo directo, se suministrarán, con las garantías habituales en el comercio, solo a quienes tengan la condición de fabricantes de objetos de metales preciosos.

Se consideran productos manufacturados de metales preciosos, los destinados a su posterior acabado o a su acoplamiento como componente de otro objeto de metal precioso. Estos productos al no estar destinados al consumo directo, solo podrán ser se suministrados a quienes tengan la condición de fabricantes de objetos de metales preciosos.

Se exceptúan del ámbito de la normativa en materia de objetos elaborados con metales preciosos:

  • Los utilizados en prótesis dentarias y sus acoplamientos.
  • Los destinados a radiología o cualquier otro uso médico.
  • Los utensilios de aplicación científica o técnica.
  • Los que formen parte de artículos para la Defensa.
  • Las antigüedades, considerando como tales las que tengan más de 100 años.
  • Las monedas que tienen o han tenido curso legal.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

Valora el artículo: