Inicio » Artículos

¿Qué cantidad de azúcar se toma con los alimentos?

Diariamente las personas consumen alimentos. Como persona consumidora, ¿realmente sabe la cantidad de azúcar que está consumiendo con esos alimentos? Es en la etiqueta de los mismos donde se puede conocer si éstos contienen azúcar y en qué cantidades.

¿Cuál es la mejor forma de saber la cantidad de azúcar que lleva un determinado alimento?

La persona consumidora, al realizar la compra, y para obtener la oportuna información (entre otros aspectos, sobre el contenido en azúcar) siempre ha de acudir a la denominada información alimentaria obligatoria. Para los alimentos envasados, dicha información debe venir dada directamente en el envase o en una etiqueta sujeta al mismo.

Dentro de la información alimentaria obligatoria, la persona consumidora ha de fijarse fundamentalmente en:

  • La lista de ingredientes, en la que se incluirán todos los ingredientes del alimento en cuestión en orden decreciente de peso. Hay que tener en cuenta que existen ciertos productos que no precisan lista de ingredientes (frutas, hortalizas frescas, aguas carbónicas, vinagres de fermentación, queso, mantequilla, leche y nata fermentadas).
  • La información nutricional, que ya es de obligada inclusión (a partir del 13 de diciembre del año 2016) en la información alimentaria obligatoria. Esta información nutricional, incluirá lo siguiente:

         - El valor energético.

- La cantidad de grasas, ácidos grasos saturados, hidratos de carbono, azúcares, proteínas y sal.

- Podrá ser completada con la indicación de la cantidad de una o varias de las siguientes sustancias: ácidos grasos monoinsaturados, ácidos grasos poliinsaturados, polialcoholes, almidón, fibra alimentaria, vitaminas o minerales.

 

¿Qué establece y recomienda la Organización Mundial de la Salud sobre la ingesta de azúcares?

La Directriz sobre la ingesta de azúcares para personas adultas y para niños y niñas de 2015 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en virtud de diversas pruebas científicas que se recogen en la mencionada directriz, establece las siguientes consideraciones:

- Una ingesta elevada de azúcares libres es preocupante por su relación con la mala calidad de la dieta, la obesidad y el riesgo de contraer enfermedades no transmisibles.

- Los azúcares libres contribuyen a la densidad calórica general de la dieta y pueden promover un equilibrio calórico positivo.

- Es preocupante, además, la relación entre la ingesta de azúcares libres y la caries dental

- Se consideran azúcares libres los monosacáridos y disacáridos añadidos a los alimentos por fabricante, personal de cocina o la persona consumidora, así como los azúcares presentes de modo natural en la miel, los jarabes, los jugos de frutas y los concentrados de jugos de frutas.

- Se consideran azúcares intrínsecos los que se encuentran en las frutas y verduras enteras frescas, no existiendo pruebas de que este tipo de azúcares intrínsecos tenga efectos adversos para la salud.

- La OMS realiza las siguientes recomendaciones:

  • Recomendación firme: se recomienda la ingesta reducida de azúcares libres a lo largo de toda la vida.
  • Recomendación firme: tanto en personas adultas, como en niños y niñas, la OMS recomienda la reducción de la ingesta de azúcares libre a menos del 10% de la ingesta calórica total.
  • Recomendación condicional: la OMS recomienda que se reduzca aún más la ingesta de azúcares libres a menos del 5% de la ingesta calórica total.

- Una recomendación firme significa que los efectos deseables del cumplimiento de la recomendación superan los efectos adversos. En una recomendación condicional, hay menos certeza sobre el equilibrio entre los beneficios y los perjuicios de aplicar la recomendación.

- La ingesta calórica total es la suma de todas las calorías/kilojulios consumidos diariamente a partir de los alimentos y las bebidas. La energía procede de los macronutrientes: grasas, carbohidratos (incluidos todos los azúcares: libres, intrínsecos y lácteos; y la fibra alimentaria), proteínas y el alcohol. La ingesta calórica total se calcula multiplicando esos factores calóricos por los gramos de cada tipo de alimento y bebida consumidos y a continuación sumando todos los valores. El porcentaje de la ingesta calórica total es un porcentaje de las calorías/kilojulios totales consumidos al día.

Una forma curiosa de tener una idea del azúcar que llevan los alimentos.

La Web www.sinazucar.org es un proyecto fotográfico en el que se visualizan los azúcares libres que están presentes en muchos alimentos que se consumen de manera habitual. Se tomas como referencia los alimentos con una fotografía de los mismos, se calcula la cantidad de azúcar que contiene y se refiere a la unidad de medida utilizada que, en este caso, es el terrón (cada terrón equivale a 4 gramos). Por lo tanto, se consiguen unas equivalencias en terrones entre diferentes alimentos.

A través de las fotografías de los alimentos, junto con la cantidad de azúcar y su equivalencia en terrones (cada uno de 4 gramos) se llega a la conclusión de que hay alimentos de los que nunca se esperaría que tuviesen tanto azúcar en su composición, por ejemplo: costillas a la barbacoa, judías con tomate, hamburguesa barbacoa, pizza, salsa curry, salsa césar, sushi, etc.

Por ejemplo, en virtud de www.sinazucar.org, un cierto flan de huevo de 110 gramos, que contenga 28,9 gramos de azúcares, equivaldrá a 7,2 terrones de azúcar (cada terrón son 4 gramos); unas costillas barbacoa que contengan 80 gramos de azúcar equivaldrán a 20 terrones, y así sucesivamente.

Recomendaciones.

  • Llevar una alimentación sana y equilibrada (la dieta mediterránea es un buen ejemplo de diete sana y equilibrada) en la que se reduzca el consumo de azúcar, siguiendo las recomendaciones de la OMS.
  • Hace ejercicio habitual y moderado.
  • Eliminar o reducir en la medida de lo posible el consumo de alimentos procesados, apostando por el consumo de alimentos frescos y de alimentos que sean cocinados por la persona consumidora.
  • Potenciar el consumo de proximidad: mercados y plazas de abastos; fruterías, carnicerías, pescaderías de barriada; así como el consumo de alimentos de temporada
  • Si vamos a un restaurante o bar, es recomendable dejarnos asesorar por la persona encargada de los mismos, sobre los alimentos y bebidas que se sirven en tales establecimientos y su mayor o menor contenido en azúcares.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través de número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: