Inicio » Artículos

¿Qué debe saber sobre el arbitraje de las preferentes de Bankia y resto de entidades financieras participadas por el FROB?

El FROB anunció los criterios determinados por la Comisión de Seguimiento de Instrumentos Híbridos de Capital y Deuda Subordinada para que las entidades participadas ofrezcan a su clientela la opción de resolver los conflictos sobre preferentes a través de un arbitraje.

A través de una nota de prensa de fecha 17 de abril de 2013 el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) anunciaba los criterios básicos determinados por la Comisión de Seguimiento de Instrumentos Híbridos de Capital y Deuda Subordinada para que las entidades participadas ofrezcan a su clientela la opción de resolver los conflictos en materia de participaciones preferentes a través de un arbitraje. Dicha información se completa por la publicitada por las propias entidades financieras intervenidas.

Lo primero que debemos advertir a la persona consumidora es que no estamos ante un arbitraje de consumo al uso o convencional. Efectivamente, el Sistema Arbitral de Consumo constituye un Servicio Público que las Administraciones Públicas, en colaboración con las organizaciones empresariales y de personas consumidoras y usuarias, ponen a disposición de la ciudadanía para resolver los conflictos en materia de consumo de una manera eficaz, sencilla, gratuita, rápida, voluntaria y de calidad, con efectos vinculantes y ejecutivos. El Sistema Arbitral de Consumo se encuentra regulado por el Real Decreto 231/2008, de 15 de febrero y se organiza a través de las Juntas Arbitrales de Consumo, que son los órganos administrativos de gestión del arbitraje institucional de consumo y prestan servicios de carácter técnico, administrativo y de secretaría, tanto a las partes, como a los árbitros.

En este caso, el procedimiento arbitral es diferente. Por ello, si usted adquirió participaciones preferentes, deuda subordinada o cualquier instrumento híbrido de capital a una de las entidades intervenidas, tiene la posibilidad de intentar solucionar el conflicto con su entidad a través de un “arbitraje”. Desde el FROB y desde las propias entidades se informa que procedimiento a seguir es el siguiente:

1.- Debe acudir a la oficina de su entidad financiera y solicitar el formulario de “Solicitud de admisión al proceso de arbitraje de consumo”. También puede descargarlo de la web de la entidad (para Bankia aquí).

2.- Una vez rellena entregue la solicitud en la oficina de su entidad financiera junto con toda la documentación que estime necesario. Tiene de plazo hasta las 24:00 horas del 30 de junio de 2013.

3.- La propia entidad financiera reclamada es la que se encargará de la tramitación de su solicitud y la trasladará a una empresa (en el caso de Bankia, la empresa KPMG Asesores S.L.) que la analizará y determinará lo siguiente:

  • Si la persona reclamante cumple con los requisitos fijados por la Comisión de Seguimiento para poder solicitar el arbitraje.
  • La cuantía máxima a devolver que el árbitro podrá reconocer a la persona reclamante.

4.- Si la empresa (en el caso de Bankia, la empresa KPMG Asesores S.L.) ha decidido que la solicitud no cumple con los requisitos de la Comisión de Seguimiento, no podrá celebrase el arbitraje. En otro caso, entidad financiera y cliente firmarán un convenio que recogerá las condiciones del arbitraje y la solicitud del mismo por ambas partes.

5.- Será la propia entidad financiera reclamada la que presentará ante la Junta Arbitral Nacional de Consumo el convenio firmado y la documentación probatoria aportada por el cliente.

6.- Un Árbitro Único será quien dicte un laudo estimando o desestimando la pretensión del cliente. En el primer caso, la cuantía máxima a devolver será la fijada por la empresa asesora (en el caso de Bankia, la empresa KPMG Asesores S.L.).

IMPORTANTE

  1. Las indicaciones anteriores se proporcionan a título meramente informativo sin que supongan una recomendación a la ciudadanía para que acuda al referido “arbitraje” para intentar solucionar su controversia en materia de participaciones preferentes. De hecho, la Secretaría General de Consumo mantiene y ha manifestado públicamente sus reservas y su crítica al procedimiento “arbitral” diseñado.
  2. Firmando el convenio arbitral, una vez aceptada la solicitud, el cliente está consintiendo expresamente en someterse al laudo arbitral y está renunciando a ejercitar acciones ante los Tribunales Ordinarios de Justicia, así como ante cualesquiera otras autoridades u organismos competentes por estos mismos hechos o desistir de las acciones ya iniciadas.
  3. En cuanto al canje de participaciones preferentes por acciones, este es obligatorio y es un proceso en paralelo al arbitraje. Con independencia de que se solicite o no el arbitraje, el canje se producirá sí o sí. Sobre los plazos póngase en contacto con la entidad.
  4. En el supuesto de que se dicte un laudo arbitral estimatorio, al cliente le será devuelta la cantidad que se fije en el mismo con el límite establecido por la empresa asesora (en el caso de Bankia, la empresa KPMG Asesores S.L.) de tal manera que todos los clientes de una misma emisión recibirán igual compensación económica, que se calculará sobre lo invertido menos el rendimiento obtenido. Si el interés pagado (cercano al 6%) es superior al de un depósito (alrededor del 2%) se le descontará un 4% a los intereses percibidos. En caso de laudo desestimatorio, el cliente quedará con las acciones correspondientes una vez canjeadas las participaciones preferentes
Valora el artículo: