Inicio » Artículos

¿Qué debe saber sobre la compraventa de vehículos usados?

La compraventa de vehículos de motor y ciclomotores usados constituye una actividad importante que afecta a los intereses y derechos de las personas consumidoras y usuarias

De acuerdo con la normativa vigente en Andalucía sobre vehículos usados, Se consideran vehículos usados todos los vehículos de motor y ciclomotores, definidos en la oportuna normativa (Anexo II del Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Vehículos), que por su propia naturaleza puedan destinarse a uso particular y que cuenten con una primera matriculación.

A efectos de la aplicación de dicha normativa, tiene la consideración de persona vendedora, toda persona física o jurídica que, en el ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Andalucía, se dedique, profesionalmente, con carácter exclusivo o no, a ofertar la venta de los vehículos usados a las personas consumidoras para uso particular, ya sean vehículos de su propiedad, o vehículos que posean en depósito para ese fin, por ser propiedad de cualquier persona física o jurídica ajena al establecimiento.

En este sentido, es importante que, cuando acuda a un profesional para la transacción de un vehículo, disponga de información suficiente sobre las condiciones particulares del vehículo antes de proceder a su adquisición, ya que si el vehículo en cuestión es propiedad del profesional, éste estará legalmente obligado a ofrecer una garantía mínima, que puede ser incluso ampliada con una garantía voluntaria comercial. Pero si el vehículo se encuentra en depósito, actuando el profesional como mero intermediario en la compraventa del mismo, en caso de no disponer de información sobre el vehículo, ofrecerá una apariencia ficticia a la persona consumidora de estar adquiriendo un vehículo usado con la garantía propia del profesional que se lo ofrece.

La normativa vigente sobre esta materia será de obligado cumplimiento para la persona vendedora tanto si la venta se efectúa en el establecimiento comercial como si se perfecciona fuera del mismo, siempre que se realice dentro del territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía.

Se entiende por establecimiento comercial cualquier local, construcción o instalación, permanente u ocasional, donde se expongan y ofrezcan para su venta los vehículos de referencia.

Toda persona vendedora dedicada a la compraventa de vehículos usados debe tener en su establecimiento comercial, a disposición de las personas consumidoras y usuarias que las soliciten, Hojas de Quejas y Reclamaciones conforme a lo establecido en el Decreto 72/2008, de 4 de marzo, por el que se regulan las hojas de quejas y reclamaciones de las personas consumidoras y usuarias en Andalucía y las actuaciones administrativas relacionadas con ellas.

Valora el artículo: