Inicio » Artículos

¿Qué hay que saber acerca de la garantía del vehículo usado?

Las personas profesionales que vendan vehículos usados deberán ofrecer una garantía para los vehículos usados que comercialicen que sean de su propiedad.

En aquellos casos en los que el vehículo goce de garantía, en el documento individualizado informativo del mismo a disposición de la persona consumidora, debe especificarse quién es el garante, el contenido de la garantía así como su plazo de duración.

Cuando se formalice la compraventa de un vehículo que cuente con garantía, la persona vendedora debe suministrar a quien lo adquiere la documentación necesaria para hacer efectiva dicha garantía.

A los vehículos usados les será de aplicación el régimen de garantías establecido en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, en cuanto a los productos de segunda mano, cuando establece que la persona vendedora y la persona consumidora y usuaria podrán pactar un plazo menor (al plazo preceptivo de 2 años para productos nuevos) que no podrá ser inferior a 1 año desde la entrega.

Se presumirá que las faltas de conformidad (salvo prueba en contrario) manifestadas en los 6 meses posteriores a la entrega del vehículo usado, ya existían cuando el mismo se entregó, y por lo tanto la persona consumidora no tendrá que demostrarlas. A partir de esos 6 meses, y hasta, como poco, el año, será la persona consumidora quien deba demostrar esas faltas de conformidad.

Obviamente, la sustitución (como uno de los derechos derivados de las garantías de los productos), no podrá ser alegada en el caso de los vehículos usados, por lo que sólo podrá demandarse la reparación de los mismos, la rebaja en el precio o la resolución del contrato (salvo que la falta de conformidad sea de escasa importancia). Con respecto a la reparación en periodo de garantía:

- Será gratuita para la persona consumidora y usuaria (lo cual comprende los gastos precisos para subsanar la falta de conformidad con el contrato, especialmente los gastos de envío, mano de obra y materiales).

- Deberá llevarse a cabo en plazo razonable y sin mayores inconvenientes para la persona consumidora.

- Suspenderá el cómputo de plazos. El periodo de suspensión comenzará desde que la persona consumidora y usuaria ponga el vehículo usado a disposición de la persona vendedora y concluirá con la entrega a la persona consumidora de vehículo usado ya reparado.

- Durante los 6 meses posteriores a la entrega del vehículo usado, la persona vendedora responderá de las faltas de conformidad que motivaron la reparación, presumiéndose que se trata de la misma falta de conformidad cuando se reproduzcan en el vehículo usado defectos del mismo origen que los inicialmente manifestados.

Según la normativa vigente en materia de defensa de las personas consumidoras y usuarias, además de la garantía legal anteriormente mencionada, se puede ofrecer por parte de la persona vendedora una garantía comercial, de forma voluntaria y adicional a la legal. Esta garantía debe formalizarse, al menos en castellano, y a petición de la persona consumidora, por escrito o en cualquier otro soporte duradero, directamente disponible y accesible para ella. Esta garantía expresará necesariamente:

  • El bien o servicio sobre el que recaiga la garantía.
  • El nombre y dirección del garante. 
  • Que la garantía no afecta a los derechos legales de la persona consumidora ante la falta de conformidad o defecto del producto. Derechos, adicionales a los legales, que se conceden a la persona consumidora como titular de la garantía.
  • Plazo de duración de la garantía y su alcance territorial.
  • Vías de reclamación de que dispone la persona que consume.
Valora el artículo: 
5