Inicio » Artículos

¿Qué se entiende por venta automática?

Las ventas automáticas están reguladas en el Decreto Legislativo 1/2012, de 20 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Comercio Interior de Andalucía. Son un tipo de venta celebrada fuera de establecimiento comercial.

Etiquetas:

  • ¿Qué son las ventas automáticas?

Son un tipo de venta celebrada fuera de establecimiento comercial (las no celebradas en un establecimiento comercial abierto al público de manera permanente), en la que quien compra adquiere el producto a través de una máquina a cambio de la introducción en la misma del importe requerido.

Aun estando la máquina dentro de un establecimiento comercial, esta venta seguirá siendo considerada como automática.

  • Requisitos de las máquinas expendedoras.

- Deberán contener, en todo caso, un sistema automático de recuperación de monedas para los casos de error, inexistencia de mercancías o mal funcionamiento de la máquina.

- Si se trata de venta automática de productos alimenticios sólo se permitirá cuando éstos de hallen envasados y etiquetados según la normativa vigente en esa materia.

- Estas máquinas deberán tener expuesto, claramente visible:

1) El nombre o razón social, domicilio de la persona empresaria a quien pertenecen, así como la indicación del lugar y teléfono de contacto donde serán atendidas las posibles reclamaciones.

2) El número de inscripción en el Registro de Comerciantes y Actividades Comerciales de Andalucía.

3) La descripción de las condiciones de funcionamiento y de los productos ofertados.

4) El precio de los productos, así como los tipos de monedas que admite para la obtención de los mismos.

  • Venta automática y hojas de quejas y reclamaciones

De acuerdo con el Decreto 72/2008, de 4 de marzo, por el que se regulan las hojas de quejas y reclamaciones de las personas consumidoras y usuarias en Andalucía:

1) Todas las personas titulares de actividades que comercialicen bienes o presten servicios en la Comunidad Autónoma de Andalucía deberán tener las hojas de quejas y reclamaciones a disposición de las personas consumidoras y usuarias en sus centros y establecimientos.

En el caso de que se presten servicios o se vendan bienes utilizando dispositivos automáticos, deberá indicarse en dichos dispositivos, en un lugar perfectamente visible, la sede física o dirección postal donde la persona que desee presentar una reclamación o queja pueda tener acceso o solicitar la remisión de las hojas de quejas y reclamaciones (Anexo II del Decreto 72/2008).

2) Las personas consumidoras o usuarias podrán solicitar la entrega de un juego de hojas de quejas y reclamaciones a cualquier persona empleada en el centro que comercialice el bien o preste el servicio. La entrega será obligatoria, inmediata y gratuita, aunque la parte reclamada no haya llegado a realizar entrega de bienes ni prestación de servicios alguna.

En los casos de prestación de servicios o venta de bienes utilizando dispositivos automáticos, la persona titular de la actividad deberá remitir cumplimentadas dichas hojas a las personas consumidoras o usuarias que las requieran, en un plazo máximo de 5 días hábiles desde que la solicitud de éstas tenga entrada en la empresa. Dicha remisión no podrá suponer gasto alguno para la persona consumidora o usuaria. Una vez recibida la hoja de quejas y reclamaciones, la persona reclamante procederá a cumplimentar sus campos propios y devolverá a la entidad el ejemplar correspondiente a la parte reclamada, que deberá contestar en forma (de manera que quede constancia, mediante escrito razonado) y en plazo (máximo de 10 días hábiles, contados desde el siguiente a la fecha de recepción de la misma).

 

 

Valora el artículo: