Inicio » Artículos

Reclamaciones por problemas en transporte público terrestre

Si tenemos alguna incidencia como usuarios del transporte público terrestre lo principal es notificar nuestra protesta a la compañía para intentar solventarla.

   Cuando sufras alguna incidencia en tu viaje por carretera usando un trasporte público debes saber que puedes solicitar una hoja de quejas y reclamaciones, que deben estar disponibles, así como el cartel anunciador de la existencia de las mismas en un lugar visible.   

   Puedes solicitar la entrega de un juego de hojas de quejas y reclamaciones a cualquier persona empleada de la empresa de transporte que deberá entregártela de forma obligatoria, inmediata y gratuita, bien en el mismo lugar en el que la solicites o en el lugar identificado como de información o atención a la clientela.

   Tanto la parte reclamante, tú, como la reclamada, la empresa, rellenarán los campos correspondientes a sus datos, así como harán una breve y precisa descripción de los hechos, pudiendo manifestar lo que consideren oportuno. Asimismo, ambas partes podrán optar por la resolución del conflicto mediante la realización de una mediación, de un arbitraje o de ambos, marcando las casillas correspondientes.

   También puedes formular una denuncia ante las Delegaciones Territoriales de la Consejería de Fomento y Vivienda para que se practiquen las actuaciones dirigidas al esclarecimiento de los hechos denunciados y a la imposición, en su caso, de la correspondiente sanción administrativa.

   Conviene que sepas que corresponde a las Juntas Arbitrales de Transportes resolver las controversias de carácter mercantil surgidas en relación con el cumplimiento de los contratos de transportes terrestre cuando, de común acuerdo, sean sometidas a su conocimiento por las partes intervinientes u otras personas que ostenten un interés legítimo en su cumplimiento.

   Se entenderá que existe acuerdo de sometimiento al arbitraje de las Juntas siempre que la cuantía de la controversia no exceda de 6.000 euros y ninguna de las partes haya manifestado expresamente a la otra su voluntad en contra antes del momento en que se inicie o debería haberse iniciado la realización del servicio o actividad contratado.

   El interesado podrá optar entre la Junta Arbitral correspondiente al lugar de origen del transporte, al de destino o al de la celebración del contrato, salvo que se hubiera pactado expresamente en el contrato la sumisión a una Junta concreta.

   El arbitraje es un procedimiento gratuito, sencillo y rápido que se inicia mediante la presentación de un simple escrito de solicitud de arbitraje ante la Junta elegida. En dicho escrito deberá reflejarse el nombre y domicilio del reclamante y del reclamado, la fundamentación de la pretensión y el contenido concreto de la reclamación. En el mismo documento pueden proponerse las pruebas que resulten pertinentes. Todo ello sin perjuicio de la posibilidad de que la controversia sea resuelta a través de una Junta Arbitral de Consumo cuando las partes lo acuerden.

 

 

 

Valora el artículo: