Inicio » Artículos

Recomendaciones en la inspección de las instalaciones de gas natural

A continuación, se ofrecen una serie de recomendaciones a la hora de someterse a una inspección de las instalaciones de gas natural.

La empresa distribuidora deberá realizar las inspecciones de las instalaciones receptoras de gas natural y la de los aparatos de gas si las instalaciones se alimentan desde redes de distribución. Estas inspecciones de gas natural se pueden hacer por la empresa distribuidora en dos momentos determinados:

  • En el momento de la puesta en servicio de las instalaciones.
  • De manera periódica cada 5 años.

En cuanto a las inspecciones periódicas, siempre es recomendable seguir las pautas que se enumeran a continuación:

  • Desconfíe de las personas que, de manera inesperada, se presenten en su domicilio diciendo que van a proceder a realizar la inspección de las instalaciones de gas. La empresa distribuidora debe siempre preavisar la visita de inspección.
  • La empresa distribuidora debe realizar una inspección obligatoria, cada 5 años, de las instalaciones de gas natural y aparatos de gas si las instalaciones se alimentan desde redes de distribución.
  • Esta inspección tiene un determinado coste económico que se encuentra regulado y que será a cargo de la persona titular de la instalación.
  • Desconfíe de ofertas que aparecen en anuncios en los portales de las viviendas o en otros lugares de la vía urbana.
  • Las inspecciones serán siempre realizadas por la empresa distribuidora utilizando sus propios medios o externos (empresas instaladoras de gas oportunamente autorizadas por la Administración Autonómica con competencia en materia de Industria y Energía).
  • Es siempre aconsejable comprobar los datos de la empresa que realiza la inspección, especialmente respecto de si se encuentra autorizada para este tipo de trabajos. Asimismo, se podría verificar la legalidad de la visita con la puesta en contacto con la empresa suministradora.
  • Una vez finalizada la inspección la persona que ha realizado la misma deberá facilitarle un Certificado de Inspección que será válido durante los siguientes 5 años.
  • Las empresas distribuidoras repercutirán a las personas usuarias el coste derivado de la inspección a través de la factura de suministro de gas (nunca en el momento de la inspección, no se permite, por tanto, el pago en efectivo de estas inspecciones).
  • Debe saber que sólo las empresas suministradoras de gas pueden proceder al corte de suministro en el caso de que se compruebe que la instalación no cumple con la normativa reguladora.
  • Es importante conservar adecuadamente el certificado de la inspección efectuada y saber, de esta forma, cuando tendrá que pasar la siguiente.
  • Recuerde que, si bien las inspecciones, se pagan con la factura de gas (nunca en el momento de la inspección), las revisiones de las instalaciones de gas no conectadas a la red y la de los aparatos de gas tienen precio libre y son cobradas en el acto de la revisión, por lo que se recomienda solicitar previamente varios presupuestos con varias empresas instaladoras autorizadas y habilitadas, para de esta forma poder realizar la oportuna comparación de precios.

 

Si necesita información o asesoramiento en materia de consumo no dude en contactar con nosotros. Le recordamos que estamos a su disposición de forma gratuita y continuada a través del número de teléfono 900 21 50 80, del correo electrónico consumoresponde@juntadeandalucia.es, así como en nuestros perfiles de redes sociales o a través de esta misma página Web. Y si prefiere un servicio de atención presencial, puede acercarse a alguno de los Servicios Provinciales de Consumo, presentes en todas las capitales de provincia andaluzas.

 

Valora el artículo: